Cómo hacer balance del año y prepararte para el cambio // Mi 2017 más personal.

Cómo hacer balance del año y prepararte para el cambio // Mi 2017 más personal.
30/01/2018 Eva Gías
Cómo hacer balance del año

Hoy quiero hablarte de cómo hacer balance del año y prepararte para dejar que puedan entrar nuevos objetivos a tu vida. Conseguir avanzar y crecer como persona, como multiapasionada y como emprendedora.

Para ello es primordial que dediques unos minutos cada cierto tiempo a realizar un Balance de tu momento actual, de las últimas semanas o meses y de cuáles quieres que sean tus próximos objetivos. A mí me gusta realizar al menos cuatro balances a lo largo del año. Puedes hacerlo coincidir con el fin de cada trimestre, con el fin de cada trayecto (si estás aplicando mi método de Gestión del Tiempo) o al final/principio de cada año.

En el podcast de hoy te hablo además del cambio y de cómo nos enfrentamos a él como multiapasionadas, de la experiencia de ser madre y cómo lo remueve todo, de lo importante que es escribir un diario de logros para saber apreciar (e identificar) todos aquellos éxitos que vamos consiguiendo en el día a día. De cómo conseguir un poco de foco siendo MultiApasionada y, además de todo esto, te hablo del tema del post de hoy: Cómo hacer balance del año.

Por si todavía no has hecho tu repaso del 2017 (o por si te apetece hacerlo de una manera positiva), no te pierdas el podcast de hoy (y el post dónde te muestro el resultado de mi balance más personal):

LOS HECHOS QUE ME HAN MARCADO

En este 2017 que acaba de irse hay dos sucesos que me han marcado y han cambiado por completo mi manera de entender mi vida y la vida misma.

Por un lado, en junio me convertí en mamá de familia numerosa. Mi tercera peque ha revolucionado aún más mi día a día. Todavía estaba terminando de asentar los cimientos de “mi nuevo yo” tras la llegada de los mellizos, cuando Noelia llegó a mi vida. Dicen que ser madre lo cambia todo, y estoy totalmente de acuerdo. La lucha interna de sentimientos que se genera es enorme:

  • Por un lado, tienes que conocer a ese nuevo ser (o seres) que llegan a ti (casi siempre tras poco o mucho tiempo deseando convertirte en madre). Tienes que adaptar tus rutinas a tu bebé/s y crear muchas otras que no habías imaginado antes.
  • Por otro lado, la revolución hormonal de las primeras semanas (y meses) tras el parto hace que tu cabeza gire y gire como una peonza. Es como si hubieran sacudido todo tu ser y de repente, lo que creías ser, desaparece. Hay veces que no te reconoces, otras estás deseando dejar a un lado tu “modo mamá” y volver a ser (aunque sea por un ratito), tu “modo Eva” (o Natalia, Laura, Patricia, etc). Y otras muchas veces ves como afloran temores y creencias negativas que creías que habías enterrado (o eliminado) hacía mucho tiempo y otras muchas que no sabías ni que existían.

La maternidad es un hecho maravilloso, inolvidable y que trae consigo muchos cambios. Supone volver a re-encontrarte contigo misma y ser consciente (más si cabe), de lo volátil y veloz que es el tiempo.

El otro suceso que ha tambaleado por completo mi mundo este pasado 2017 fue el casi perder a mi madre. Me ha hecho darme cuenta de lo poco que apreciamos el tiempo que vamos a estar vivas (siempre pensando que en nuestro caso es infinito) y me ha hecho darme cuenta también de lo mucho que me cuesta expresar mis sentimientos a las personas más cercanas. Precisamente por ello, porque siempre están ahí y no nos paramos a pensar que quizás mañana ya no estén (o seamos nosotras mismas las que no estemos).

Y todo este terremoto emocional es lo que ha sentado las bases de una nueva versión de mí misma que iréis viendo los próximos meses.

MIS LOGROS DE 2017

  • Me siento llena de vida y energía. ¡Tengo las pilas totalmente cargadas para afrontar cualquier reto que se me ponga por delante!
  • ¡Lancé mi nueva web! Tras miles de horas y un año entero trabajando, en septiembre de 2017 logré terminar la nueva página web, acorde a mi nueva imagen y mis nuevos objetivos empresariales.
  • He conseguido establecer unas rutinas y horarios para toda la familia. Y esto para mí no te puedes imaginar el logro que es porque me permite poder planificar mis proyectos y sacar tiempo para mí cada día.
  • He logrado centrarme, parar y poner en una balanza lo importante y lo que no lo es realmente.
  • A raíz de este proceso de cambio y de centrarme en lo importante, logré tomar la decisión a finales de año de cerrar la tienda online.
  • ¡He conseguido sacar tiempo para mí! Esto he empezado a hacerlo en diciembre y no puedo negarte que está siendo un proceso duro, pero puedo decirte con éxito que, a fecha de hoy, me obligo a sentarme cada día a no hacer otra cosa que leer, dormir la siesta o pensar simplemente en las musarañas… ¡y es algo que echaba TANTO de menos!
  • He comenzado a dejar de enfadarme conmigo misma (y con el mundo) porque las cosas no se hagan como yo creo “que deberían” hacerse. Cosa que me ha causado mucha frustración desde que fui madre por primera vez. Me he dado cuenta que todo lo que me enfadaba estaba en realidad dentro de mí.
  • Bailo y canto todos los días.
  • He vuelto a hacer ejercicio.
  • Me siento más a gusto conmigo misma y vuelvo por fin a sentirme guapa.
  • He comenzado a comer más sano (durante los meses de embarazo había “aprovechado” a comer un poco de todo jejeje).
  • He empezado un nuevo proceso de “salir de mi caparazón” y enfrentarme a mis miedos.
  • Voy siendo más consciente de todo lo que tengo que agradecer cada día. Y he expresado “gracias” de manera más directa que hasta ahora.
  • Me he lanzado con mis primeras sesiones de asesoramiento individual y las que he hecho han ayudado mucho y han sido un éxito.
  • He dejado de esconderme y sentirme más orgullosa de todo mi trabajo. Voy recogiendo los frutos de lo que llevo años sembrando y eso me hace ver el futuro con perspectiva, alegría y mucha ilusión.
  • ¡He comenzado a formarme como coach! Uno de mis sueños desde hace años.
  • He aplicado por 3ª vez el método Kon Mari a la ropa y me siento preparada por fin para dar un paso más y seguir avanzando en la aplicación del método.
  • Estoy comenzando a lograr el orden con las cosas de los peques y estoy extendiendo ese orden al resto de habitaciones.
  • He recuperado mi espacio para mí en casa, dónde puedo dar rienda suelta a mis planes y a mi creatividad.
  • Después de unos meses con un auténtico aluvión de ideas, he conseguido centrarme.
  • He logrado deshacerme de un montón de proyectos e ideas que no estaban alineados con mis sueños y el estilo de vida que quiero seguir teniendo y que me estaban robando un montón de tiempo y energía.
  • He conseguido parar y darme tiempo para pensar y avanzar.
  • He dado algún paso hacia atrás, sabiendo ahora que eso me va a ayudar a dar los pasos hacia adelante que realmente deseo.
  • Estoy en un grupo mastermind, que me recarga las pilas y me ha hecho recuperar la energía que había perdido los últimos meses.
  • Me he dado cuenta de lo mucho que quiero a mis amigas.
  • He logrado dar las gracias y decir adiós de mi vida a quiénes realmente no me hacían feliz.
  • He comenzado el podcast, otro de los proyectos a los que le tenía muchas ganas desde hacía mucho tiempo.
  • Me voy dando cuenta que más vale tarde, que nunca.

Esta es mi lista de logros del año 2017. Desde los más grandes, a los más pequeños. Me gusta mostrártelos todos los años para que te des cuenta que cualquier cosa que hayas conseguido, por pequeña que sea, es un gran paso en tu proceso de cambio a una mejor versión de ti misma y hacia una vida que te haga sentirte plena y feliz.

Cuando he comenzado a escribir esta lista no pensaba que recordaría más de tres o cuatro. He eliminado las distracciones y me he dejado llevar por los recuerdos de los últimos meses. Y al final me he dado cuenta que había conseguido mucho más de lo que había pensado inicialmente.

Aquí radica la magia de escribir las cosas. En nuestra mente minimizamos nuestros éxitos y olvidamos todos esos pequeños pasos dados que vamos dando hacia nuestros objetivos. ¿Te atreves a sentarte una horita contigo misma y poner por escrito todo lo que has conseguido los últimos meses?

Este año he decidido llevar un diario de mis logros. Y está siendo una herramienta fantástica para ir escribiendo todas aquellas cosas de mi día a día que, de otro modo, podrían quedar inadvertidas. ¿Qué necesitas? Nada más sencillo que una agenda (de 2018 o una vieja que no hayas usado) o un cuaderno en blanco. ¿Tú también tienes un diario de logros?

MIS NO-LOGROS DE 2017

Ahora toca la segunda parte del balance. Analizar los fallos no-logros de los últimos meses para poder aprender de ellos. ¿Haces esta parte del proceso en tus repasos anuales, o eres de las que cierras los ojos y miras para otro lado?

Esta parte puede hacer pupa. Créeme, ¡es la mejor parte de todas! Porque es la única manera de que tus errores se conviertan en tu mejor maestro. Te animo a probarlo si nunca lo has hecho.

  • Me he dispersado. Porque la parte de la que no te he hablado durante estos meses es de la cantidad de ideas que he empezado a poner en marcha y que me distraían de mis principales objetivos. Lo bueno es que después de agotarme por completo, me he dado cuenta que no era más que la manera que tenía mi mente de oponerse al cambio y a salir de mi zona de confort. Me quedo con la parte buena de todos estos proyectos a mitad: Que he aprendido muchísimo de un montón de temas nuevos.
  • Me he sentido vulnerable e insegura. De este tema te hablé hace unas semanas. Quiero verlo como la manera que está teniendo mi mente de seguir enfrentándose al cambio, de querer intentar convencerme que me refugie en mi caparazón porque allí estoy segura y calentita. Imagino (o quiero pensar) que nos pasará a muchas tras la maternidad, cuando sale nuestro instinto protector y nace ese nuevo miedo a que le pase algo a nuestros peques. Sea como fuere, he comenzado a trabajar en ello este final de año y, conforme vaya notando resultados, te iré contando en el blog lo que me funciona por si te sirve de ayuda.
  • Desorden. Éste ha sido el último no-logro de este pasado año. ¿La causa? Lo analicé hace unos días en el post sobre cómo eliminar el ruido y los focos de energía negativa. Pienso también que el reajuste interior que se produjo tras la llegada de mi tercera peque lo he exteriorizado estos meses a través del desorden. Por fortuna, ha sido un no-logro que estoy consiguiendo solucionar desde hace unas pocas semanas y se está transformando ya en pequeños logros.

 

MI PALABRA PARA 2018

Este año he decidido apostar de nuevo por mí. Por ello mi palabra para los próximos meses es “YO”. Engloba todo lo que quiero: crecer como persona, lograr recuperar la fuerza perdida estos meses, mantenerme centrada en mis objetivos y ser (aún más) consciente que si yo no creo en mí y me quiero, no puedo hacerle llegar ese mensaje a los demás.

MIS OBJETIVOS PARA 2018

La última fase de la revisión anual: Decidir los objetivos para el nuevo año.

  1. CENTRARME EN LO IMPORTANTE. Cómo ves, mi palabra y este primer objetivo están muy relacionados. Llevo mucho tiempo dispersa en miles de ideas que no me dejaban ver lo que de verdad importa.
  2. LESS IS MORE. El Reto personal que comencé hace unas semanas va a ser otro de mis grandes ejes de trabajo los próximos meses. Estoy muy orgullosa del camino que he empezado a recorrer.
  3. Y en cuanto a mi negocio, tengo los objetivos marcados desde hace semanas y casi todo el plan de acción creado para poder llevarlos a cabo. El más importante, repito un objetivo que me marqué el año pasado, al que le tengo muchísimas ganas porque implica conocerte y poder trabajar contigo mano a mano y que he tenido que paralizar por motivo de la llegada de la peque: PUBLICAR MI PROGRAMA DE MENTORING. Si te inscribes a la newsletter, serás la primera en enterarte cuando lo termine.

Y hasta aquí mi balance de 2017. Me gustaría terminar con algo de humor este post y enseñarte un vídeo muy personal que resume en 36 segundos el caos de mi nueva vida tras la llegada de Noelia: Nuestro primer intento de hacer una foto familiar, jejeje.

 

 


Estoy deseando que me cuentes: ¿Cuáles son tus objetivos para este año? ¿Has elegido una palabra que te guíe y te centre los próximos meses? ¿Eres consciente de la cantidad de pequeños logros que realizas cada día?

¿Qué te ha parecido este post?
[Votos: 0 Puntuación: 0]
WordPress Security