Envío Gratis a partir de 30€ (Península y Baleares).

Tu compra en 24-72 horas.

Pedidos preparados con mimo y mucho amor.

Mi día a día antes de la llegada de los bebés

Mi día a día antes de la llegada de los bebés
29/07/2015 Eva Gías
utina-diaria-embarazada-gemelos

Muchas me preguntáis cómo soy capaz de hacer tantas cosas, de dónde saco el tiempo, que a ellas se les escapa de entre las manos sin darse cuenta…

Hoy me gustaría contarte cómo tengo organizada mi rutina diaria y cómo es mi día a día antes de la llegada de los bebés por si te pudiera ser de utilidad. No sé cómo va a cambiar mi vida después de ser madre. Imagino que como todas las que ya lo sois decís: te cambia por completo, así que estoy intentando aprovechar al máximo el tiempo que me queda “para mí” antes de que mi tiempo se convierta en “tiempo para ellos”.

ESTABLECER UNA RUTINA DIARIA

Lo primero que quiero contarte es que establecer una rutina diaria no ha sido nada fácil. Las primeras semanas después de que me concedieran la baja fueron bastantes caóticas: sentía que tenía todo el tiempo del mundo y, a la vez. tantas cosas que me gustaría hacer, que iba picando de una cosa a otra, perdida, como un pollo sin cabeza.

Seguro que muchas estáis experimentando esa sensación durante vuestras vacaciones: cuando trabajas, te pegas tanto tiempo pensando en toooodas las cosas que harías si no estuvieras trabajando, que cuando llega el momento estás un poco (o bastante) abrumada sin saber por dónde comenzar. Total, que se pasan los días y para cuando empiezas a organizarte mentalmente, se te han pasado las vacaciones.

El primer paso para evitar esta situación, y conseguir establecer una rutina que te ayude a ir consiguiendo todas esas cosas que quieres hacer, es sentarte, coger papel y boli y ponerte a escribir.

Yo comencé escribiendo todas las cosas que me gustaría hacer durante el período pre-babies: ordenar la casa, terminar de decorar todas las habitaciones que tenía pendientes, diseñar la agenda 2016, escribir y dejar programados todos los post del blog (de aquí a diciembre), retomar las redes sociales, leer post de mis blogs favoritos atrasados, preparar las cosas de los bebés, su cuarto, leer un montón de libros, hacer los cursos pendientes, tener la casa limpia, ir a la piscina, …

No sólo quería preparar todo para la llegada de los bebés sino que además soñaba con terminar todos los objetivos que me había marcado para 2015 (y que llevaba arrastrando desde enero). Todo ello en 3 meses y medio.

Tenía que ser realista y reducir el listado a lo que realmente me iba a dar tiempo a hacer para luego no frustrarme. Si también te pasa, este paso es fundamental. Cómo hemos ido viendo en el Reto Zen to Done la mejor forma de que un MultiApasionado logre conseguir sus objetivos es focalizar y centrarse en un máximo de 3 simultáneos (aunque yo diría, mejor de 1 en 1).

Después de darle muchas vueltas al coco, reduje mi lista de OBJETIVOS antes de la llegada de los bebés a éstos:

  1. Preparar la llegada de los bebés (cuarto + ropa + leer sobre el tema + demás cachibaches).
  2. Diseñar la Agenda 2016.
  3. Escribir y programar los post del blog hasta diciembre.
  4. Mantener la casa limpia.

Con esos cuatro, ya me puedo sentir satisfecha (que no es poco). El tercero estoy haciendo todo lo posible por cumplirlo pero voy a ser flexible ya que mis bebés pueden venir al mundo en cualquier momento a partir del 7º mes (que precisamente cumplo hoy). Así que si me da tiempo bien y si no, pues no pasará nada.

Con esto qué quiero que aprendas: que tienes que ser muy flexible cuando te marques objetivos. Muchas veces surgen pequeños imprevistos en el camino o hay que dar más pasos de los que tenías planificados en un principio, por lo que no hay que obsesionarse con el objetivo final. Si te centras en los pasos que vas dando y, llegado un momento, no puedes avanzar más, mira hacia atrás y sé consciente de todo lo que has recorrido hasta llegar a ese punto. Esa será tu recompensa y lo que te dará fuerzas para seguir cuando toque retomar el camino.

Una vez tienes tus objetivos definidos, toca establecer una rutina diaria. Es la única manera de conseguir ser productiva cuando se tiene tanto tiempo por delante (¡y más aún cuando no se tiene nada de tiempo!). Aquí, lo mismo de antes. También hay que ser flexible: hay veces que conseguirás una rutina productiva a la primera y otras te tocará ir moviendo tareas de franja horaria hasta que se ajuste al mejor ritmo para ti.

MI RUTINA DIARIA

07:20 – 07:30h Suena el despertador y toca levantarse.

07:30 – 08:15h Si conseguido dormir por la noche, aprovecho a dar un paseo con Lúa y el resto de la “manada perruna”. Diría que es el mejor momento del día, ese paseo por el campo disfrutando de ver a Lúa jugando con otros perros y compartiendo el tiempo con los dueños del resto de la manada. Me ayuda a despertarme y a activarme y llenarme de energía para el resto del día.

 

Paseo Mañanero

 

08:15 – 09:00h Mi rato para un desayuno sano (y digamos también que es tiempo para mí). En estos minutos aprovecho para descansar del paseo (con el embarazo me canso un montón) y aprovecho para leer el correo, visitar Unroll.me para ver los newsletter del día y, casi siempre, perderme un poco por facebook e instagram.

Me marco una hora límite de descanso: las 9h, ya que si no acabaría media mañana perdida por internet y las redes sociales sin hacer nada. Así que lo intento cumplir a rajatabla.

 

Desayuno

 

09:00 – 09:15h Es el momento de sentarme con mi Agenda MultiApasionada y marcar mis tareas diarias. Siempre un máximo de tres, como recomienda el Reto Zen to Done: las 3 tareas más importantes (MIT’s) que voy a realizar cada día. En una libreta aparte tengo desglosados todos los pasos que necesito para lleva a cabo mis objetivos, así que lo que suelo hacer es coger un paso y trasladarlo a la Agenda cada día. De esa manera me aseguro que todos los días voy haciendo algo para conseguir lo que me he propuesto.

09:15 – 09:30h Si tengo algún correo, intento responderlo lo primero de todo. Es la mejor manera de no ir retrasando y retrasando esta tarea por estar cansada después de hacer esas 3 tareas del día. No siempre lo consigo, ya que si me siento muy productiva aprovecho esa energía para ponerme a hacer cosas lo antes posible.

09:30 – 11:00h Si no, normalmente hacia las 9:30 es cuando me siento por fin a trabajar en mis objetivos diarios. Es el momento de esconder el móvil y ponerlo en modo vibración para que ninguna distracción me tiente a dejar lo que tengo que hacer. Suelo aguantar una hora y media antes de que el cuerpo (y la mente) me pidan un descanso.

11:00 – 11:30h Rato de descanso. Suelo aprovechar para almorzar y echarle un vistazo al móvil. Según el día, aprovecho este rato para hacer alguna tarea del hogar, leer/preparar algún tema para los mellizos o hacer algún recado.

 

Descansando

 

11:30 – 13:00h Desconecto el móvil y vuelta a los objetivos diarios hasta la hora de comer.

13:00 – 13:30h Toca parar para hacer la comida. Si la acabo pronto, aprovecho hasta la hora de comer para seguir haciendo los objetivos marcados para ese día o alguna tarea doméstica.

 

Comida

 

13:30 – 14:30h ¡A comer!

14:30 – 15:30h Otro de los buenos momentos del día: la siesta. Imprescindible por lo poco que duermo últimamente. Si no recargara las pilas este rato, por la tarde no podría hacer nada.

15:30 – 16:45h Vuelta a los objetivos diarios.

17:00 – 19:00h Último bloque de trabajo según el día. Si he acabado todos mis objetivos de ese día, me doy un premio y aprovecho este rato para ir a la piscina. Si me queda algo pendiente, sigo trabajando hasta las 19h.

 

Trabajando

 

A partir de las 19h me obligo a terminar mi jornada de trabajo (es decir, a apagar el portátil) y comenzar a dedicar tiempo para mí y la familia. Desde que estoy más tiempo en casa, una de las primeras decisiones que tome fue que no quería seguir estando hasta las tantas preparando cosas del blog o navegando por internet. Si lo sufres porque tu horario de trabajo no te permite otro rato para conectarte, de verdad te recomiendo que descanses al menos 2-3 días a la semana para no desconectarte del mundo que te rodea.

Un último paseo con Lúa antes de preparar la cena y a descansar hasta el día siguiente.

 

PaseoTarde

 

Los fines de semana se repite todo el proceso hasta la hora de comer, tanto los sábados como los domingos. Aunque los sábados suelo aprovechar para hacer tareas más creativas o manuales y los domingos para tareas del hogar y avanzar en el tema de preparar las cosas de los mellizos. Las tardes son sagradas: es tiempo para estar con los amigos y disfrutar de la familia.

CALCULA EL TIEMPO REAL DEL QUE DISPONES CADA SEMANA

Como ves, tiempo productivo de trabajo suelen ser unas 5 a 7h al día entre semana y 5 horas los fines de semana. Entre 35 y 45 horas semanales. No quiere decir que todas esas horas sean 100% productivas, sino que intento verlo como el tiempo del que dispongo cada semana para sacar adelante mis objetivos.

Cuando estaba trabajando a jornada completa saque el mismo ratio para ver de cuánto tiempo disponía a la semana. Y el resultado fue 1:30h/día entre semana y 5h los sábados y domingos. Esto fue durante el período en qué saqué la Agenda el año pasado. Cómo se me quedaba corto el tiempo entre semana, opté por sacar tiempo de dónde se pudiese y comencé a levantarme a las 6:30. Eso me ayudó a conseguir al menos 1 hora más cada día.

Trabajes o no, te recomiendo que hagas este ejercicio, el de calcular el tiempo real del que dispones a la semana para conseguir tus objetivos. Tendrás que tener en cuenta el tiempo que gastas en trabajar, dormir, comer, hacer las tareas del hogar, ir a comprar, tus inamovibles (tiempo para ti, con la familia, amigos, pareja, …), etc. Sólo así te darás cuenta:

  • Por un lado, lo que puedes ir haciendo cada día realmente.
  • Cómo aprovechar ese rato para ser lo más productiva posible.
  • Por dónde se te está escapando el tiempo.
  • Y de dónde puedes sacar más tiempo para ti y tus proyectos.

Espero que mi rutina diaria y mi experiencia te ayude a poder establecer la tuya y poder sacar ese tiempo de debajo de las piedras que tanto deseas.

***

Y tú, ¿tienes una rutina daria?

¡Me encantaría que me contases cómo te organizas!

***

El post de Mi día a día antes de la llegada de los bebés aparece primero en Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos.

  • Hola Eva,
    Antes de todo enhorabuena por tu futura maternidad, no sabía que estabas embarazada.
    Muy buena rutina de trabajo, yo también estoy inentando organizarme para cumplir todos mis objetivos.

    Un abrazo

  • Hola Eva.
    Gracias por compartir tu rutina diaria. Yo me quede en paro hace 3 años despues de 11 trabajando a tiempo completo. No supe aprovecharlo. Ahora he empezado a priorizar mi vida y estoy en mi segundo empleo, solo 4 horas y cerca de casa. Pero sigo sin saber organizarme. Espero poder inspirarme con tu rutina. Gracias

  • Hola! Tengo un blog, me haría mucha ilusión que tú y todos los multiapasionados os subcribais para que no os perdáis ningun post, si visitais la página desde un smartphone teneis que ir al final de la página y ponerlo en versión web y al lado tenéis la opción de subcribiros.
    Gracias de antemano, Eva un bezaso.

  • Eva

    Hola chicas! Por si os sirve, desde adolescente he trabajado siempre en bloques de hora y media + descanso de media hora.
    Era la única manera de estudiar/hacer proyectos y ahora sacar todo lo que quiero adelante. Esto es lo que mejor me funcionaba a mí, pero fue a base de ir probando y error hasta conseguir llegar a lo que mejor me funcionaba.

    Lleva un tiempo, no es algo que se consigue en unos pocos días, pero seguro que si no os rendís iréis viendo cuándo trabajais mejor y con que bloques de tiempo de trabajo sacais más rendimiento.

    ¡Me encantará conocer vuestras rutinas cuando las tengáis!
    Besicos
    Eva

  • Lupe

    Me ha encantado ver tu barriguita (L) Estarás deseando conocerlos! Un besito y un placer leerte tan centrada y relajada, todo lo contrario a mí xD

  • Qué impresionante cómo te organizas, Eva!!! Sin duda lo que más me atrae de tu rutina es ese paseo mañanero… No hay nada mejor para despejarse y cargar las pilas que media hora al aire libre. Intentaré ver cómo puedo hacer yo lo mismo en mi vida cotidiana (no tengo perro, así que no tengo por qué hacerlo, claro).

    Abrazos!

  • ¡Hey, hola de nuevo!
    Me ha gustado mucho leerte hoy, por el ejemplo de organización que supones para mí y porque yo también estoy a punto de ser papá esta misma semana, seguramente… jeje.
    Lo mejor es ese paseo matutino para meditar en movimiento y empezar el día con calma pero con muchísimas ganas.
    Un abrazo desde Murcia, dibujando un nuevo mapa ante una nueva mapa-ternidad 😉

  • Ana

    Hola! Yo soy una afortunada que tiene mucho tiempo disponible para organizarse bien y que es incapaz de hacerlo… Me ha relajado un montón leer cómo te organizas (y qué bien lo haces!), pero tengo que confesar que soy una verdadera especialista en que el tiempo se me escape. Cielos! Nunca creí que iba a ser capaz de admitirlo en público.!!!!! Soy una Multi-desorganizada.. Pero no me rindo, seguiré intentando encontrar una rutina de trabajo adecuada para mi. Y un poquito de autodisciplina no me vendría mal tampoco.

    No te lo vas a creer, pero hoy (aunque es domingo y Agosto) me he planteado muy seriamente este tema. Por eso me viene fantásticamente bien conocer cómo lo haces tú. Ahora, te digo una cosa: 45 minutos para visitar unroll, Facebook e Instagram?????? Alucinante….

    Un beso muy fuerte y que todo vaya muy bien. Ya nos contarás…

  • Ana

    Yo también intento trabajar con una rutina diaria, aunque no está tan bien definida como la tuya. ¡Me admira tu organización! En vez de trabajar con un horario determinado (que puede variar en función de si tengo reuniones o de la carga de trabajo…) procuro seguir unos principios para que no se me acumulen las tareas: http://www.papelesenblanco.com/en-busca-de-una-rutina-freelance/
    Hay una cosa que tengo que aprender de ti… ¡a desconectar a las 19.00! 🙂

  • Eva

    Amparo, el paseo mañanero es lo mejor del mundo! Hay días (casi todos) en los que salgo totalmente dormida a la calle y no veas lo que espabila que te de un poco el aire sin pensar en “lo que tengo que hacer hoy”.

    Anton! Enhorabuena!! Seguro que ese nuevo mapa nos cambia la vida por completo. Dentro de unos meses te contaré a ver qué tal la nueva rutina, jajaja. Lo mismo que a Amparo, el paseo matutino es lo mejor. Si no tienes perro, pues con el baby que seguro lo disfrutará un montón también!

    Ana! jajaja me ha encantado el concepto de Multi-desorganizada. Es genial! Yo antes también era así, se me pasaban las horas sin darme cuenta. Pero poco a poco he conseguido disciplinarme para ponerme “por el buen camino”. Los primeros días costaba más, pero esa sensación de acostarte habiendo hecho algo (aunque sea una tontería!) anima un montón a ponerte en serio con ello. ¡Así que inténtalo!

    Ah, lo de los 45min por la mañana para fb, unroll, etc incluye tiempo para hacer el desayuno, recogerlo todo después, cambiarme de ropa tras el paseo, … Si hay suerte, son 30 minutos. Pero lo veo como una manera de no estar picando luego si veo que me “aburro” con lo que hago. Así lo dejo todo listo, “sacio” mi hambre de redes sociales e internet y ya me mentalizo que ahora toca currar por lo mío.

    Ana, ¡lo de aprender a desconectar es importantísimo! Sobre todo para no saturar nuestra mente multi-apasionada. Que ya sabes que tenemos un punto de saturación que puede hacernos correr el riesgo de saturarnos… Y lo del horario, sabiendo ser flexible y disciplinada a la vez, se consigue terminar el día sin sentirte culpable por no haber hecho todo lo que habías previsto. Al fin y a cabo, no somos super-woman… ¡imprevistos hay todos los días!. Cuando lo terminas asimilando, se acepta y aprendes a felicitarte y a apreciar lo que si has hecho (en vez de fijarte sólo en lo que no).

  • Pingback: Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos » Repasando el 2015: Lo conseguido, los no-logros y mis Objetivos para 2016()