Envío Gratis a partir de 30€ (Península y Baleares).

Tu compra en 24-72 horas.

Pedidos preparados con mimo y mucho amor.

Cómo crear tu propio MoodBoard (paso a paso)

Cómo crear tu propio MoodBoard (paso a paso)
22/07/2015 Eva Gías
Cómo crear un MoodBoard, paso a paso

Conozco a GUDY HERDER desde hace años como una de las mayores expertas en moodboard y tendencias del mundo. Siempre he tenido ese concepto de ella y es lo que me transmite su web, su estilo y las experiencias que he ido leyendo sobre ella en bloggers que han asistido a sus cursos.

En el fondo siempre he creído que crear un moodboard era algo sencillo: coger unas cuantas imágenes, unos cuantos elementos decorativos y mezclarlo todo de una manera que más o menos quedase bonito.

Sin embargo, a raíz de una masterclass suya que he visto en el grupo de Extraordinaria he visto que no es así. En realidad es un método muy complejo en el que hay que tener en cuenta muchos factores. Lo bueno, es que te puede ayudar a dar formar a cualquier proyecto personal y profesional, a transformar una idea en algo real, tangible, único. Para que os hagáis una idea, en el grupo de Extraordinarias que asistieron a la masterclass, se vio que se podía utilizar para infinidad de ideas: desde la elaboración de un tatuaje, buscar una nueva vivienda, dar forma a un año sabático… hasta crear la nueva imagen de la web, un stand para ferias, la imagen de un nuevo producto…

Cómo puedes ver, ¡las posibilidades son infinitas!

 

¿Qué es un MoodBoard?

Un moodboard podría definirse como un panel inspiración para procesos creativos que mezcla imágenes, texturas, colores, plantas, flores, texto, materiales,… Su finalidad es poder aclarar y transmitir de una manera real una idea, un concepto creativo o cualquier proyecto que puedas tener en mente.

La Agenda Multiapasionada de 2015 comenzaba por la creación de un Vision Board, un panel inspiración para visualizar como quieres que sea tu vida cuando consigas tus metas, tus sueños, ese objetivo que tienes en mente…

Para mí es primordial no perder la imagen de mis moodboard en ningún momento. Es lo que me da fuerza para seguir adelante cuando la energía flaquea. Es lo que me ayuda a inspirarme, a ser más creativa y a recordarme a mí misma en todo momento que el fin está ahí, que puede ser real, que lo puedo tocar, que no es sólo una idea más en mi cabeza.

Cuando esta web era todavía un sueño, y gracias al curso de Hello! Blogging me animé a crear mi primer moodboard. El objetivo era dar forma a ese sueño para poder transformarlo luego en algo real. Nos animaron a crearlo de dos maneras: un moodboard físico y un moodboard digital.

La diferencia entre ellos, como su propio nombre indica, es que el moodboard digital había que hacerlo exclusivamente por ordenador (yo lo hice mediante Photoshop) y para el moodboard físico teníamos que trasladar nuestras ideas a algo que pudiéramos tocar, mover y mezclar.

 

Moodboard Digital NuevasIdeasNuevosComienzos

 

Mi idea era crear una web que transmitiera paz interior, equilibrio y alegría a la vez. Quería que el mar o los tonos azules estuvieran presentes ya que personalmente ver el mar es mi modo de recargar pilas y, a la vez, es un medio para sentarme a escuchar, ver, oler y sentir sin pensar en nada más. Un medio para reencontrarme conmigo misma. Por otro lado quería una web limpia, minimalista, donde predominara el espacio en blanco que ayudara al lector a centrarse en lo importante: el mensaje que quería transmitir.

 

Moodboard Físico NuevasIdeasNuevosComienzos

 

Lo impresionante fue que, hasta entonces, la web había sido tan sólo un sueño en mi cabeza. Una ilusión, enorme sí, pero a la que no sabía cómo darle forma. Y fue justo después de crear el moodboard cuando lo vi todo claro y cuando todos los elementos comenzaron a ordenarse: no sólo pude diseñar la web, sino que también conseguí darle forma al logo y a las ideas que quería transmitir en el nuevo blog.

 

¿Cómo crear tu propio Moodboard?
PRIMER PASO: TÍTULO Y PALABRAS CLAVE

A través de Gudy he aprendido que el primer paso es elegir las PALABRAS CLAVES del moodboard. Esas que definan lo que quieres transmitir. En el caso del moodboard que te enseñaba antes, mis palabras claves serían: Equilibrio, paz interior, alegría, minimalismo.

No es un paso del que fuera consciente cuando lo hice y simplemente me puse a crear sin más. Lo ideal es que comiences tu moodboard cogiendo papel y boli y escribiendo tus palabras claves junto al TÍTULO de tu moodboard.

No es necesario que describas cómo quieres que sea tu moodboard o que desarrolles la idea. Simplemente simplifica y céntrate en las palabras que definan esa emoción o sentimiento.

 

SEGUNDO PASO: BÚSQUEDA DE IMÁGENES Y MATERIALES

Una vez tienes el título de tu moodboard y sus palabras clave, llega la hora del segundo paso: comenzar a BUSCAR esas IMÁGENES Y MATERIALES que te recuerden a las palabras clave que has elegido.

Yo suelo aprovisionarme de todos los materiales que encuentro y que estén relacionados con mi idea, sin descartar ninguno antes de empezar a crearlo ya que, conforme voy dando forma al moodboard es cuando voy eligiendo y descartando las que no encajan.

Para las imágenes suelo comenzar visitando Pinterest: primero creo una carpeta con el título de mi moodboard y voy buscando las palabras clave que he elegido, sinónimos y combinaciones de ellas a ver que sale. Me pasa lo mismo que con los materiales. De primeras, no discrimino nada. Si me transmite ese sentimiento lo pineo y me lo guardo.

Una vez siento que he encontrado suficientes imágenes, hago una primera clasificación y me descargo las que más fuerza me transmiten, las que están más relacionadas con las palabras clave y las imprimo.

 

TERCER PASO: ELECCIÓN DEL SOPORTE

El tercer paso es determinar el SOPORTE en el que vas a montar el moodboard.

Tienes que pensar si quieres que sea algo a mantener temporalmente o no. También el tipo de materiales que va a contener (si son muy pesados, si se pueden colgar, etc), si quieres que se pueda trasladar o vas a tener el moodboard fijo en un sitio,…

Por ejemplo, para el moodboard de la web había elementos como el bote de pintura, las piedras blancas, la letra, las conchas,… estos materiales eran demasiado pesados como para colgarlos en algún soporte vertical, así que lo coloqué todo encima de una mesa decapada que tengo en casa que le daría además un toque especial. Otra opción sería haberlo puesto en el suelo.

En estos moodboard puedes poner como fondo alguna tela o imprimir alguna textura que te guste para dar la sensación que lo has montado con un fondo que pega más con la idea general del panel de inspiración que quieres crear. Otro punto a tener en cuenta cuando utilizas este tipo de soportes es que no suelen ser moodboard a mantener a largo plazo, con lo que lo mejor es hacer una foto para inmortalizarlo y tenerlo a mano siempre que quieras.

En el caso que te interese poder llevarte el moodboard allí donde lo necesites, quizás la mejor opción sea utilizar portapapeles (como los de cartón con un clip arriba) que son fácilmente transportables. El punto negativo es que el espacio es reducido y tendrás que tener muy claro lo que quieres transmitir. De todos modos, me parecen perfectos cuando tienes varios proyectos en marcha a la vez y necesitas tener a la vista lo que inspira cada uno. ¿No te parece genial tener en tu oficina una pared así?

 

Clipboard Wall

Fuente imagen: kimberlynovosel.com

 

Otra opción es utilizar simplemente una pared donde ir pegando, por ejemplo con washi-tape, los distintos elementos de tu moodboard como serían estos casos:

 

Cork wall moodboard

Fuente imagen: cameralink.se

Moodboard Pared

Fuente imagen: apartment34.com

 

Si quieres que tu moodboard sirva también como elemento decorativo tienes varias opciones: desde un cuadro, a utilizar un panel empapelado, una rejilla, o cualquier otro soporte que se te ocurra:

 

Moodboard marco

Fuente imagen: sfgirlbybay.com

Moodboard Pared1

Fuente imagen: averystreetdesign.com

MoodboardReja

Fuente imagen: stilinspiration.blogspot.se

 

Ahora mismo, mientras escribo este post, tengo de fondo detrás del portátil el último panel inspiración que he creado como Vision Board, es decir, dónde he reflejado cómo quiero que sea mi vida los próximos meses. En el vídeo que hice para el aniversario del blog te lo enseñé (puedes verlo aquí) y, si te fijas utilicé como soporte un panel de corcho que pinté de blanco para que destacaran más las imágenes que el fondo:

 

VisionBoard Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos 1

VisionBoard Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos 2a

VisionBoard Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos 2b

 

Mi próximo moodboard voy a hacerlo colgado de un alambre. Allí iré colgando tanto los futuros proyectos que tengo en mente como aquellas imágenes y frases que me inspiran y me dan energía cada día. En cuanto lo tenga, te lo enseñaré. Un ejemplo sería el de la siguiente foto. Si te gusta la idea, puedes comprar el alambre y perchas en el ikea (son éstos):

 

Moodboard Colgante Alambre

Fuente imagen: blog.evablackdesign.com

 

CUARTO PASO: ¡COMIENZA LA DIVERSIÓN!

Una vez que tienes elegido el soporte y todos los elementos que van a componer tu moodboard, ha llegado el momento de dejar volar tu imaginación y empezar a mezclar todos los componentes.

Yo suelo extender todos los materiales e imágenes alrededor del soporte para tener a la vista todo de lo que dispongo y siempre comienzo eligiendo aquellos elementos que tienen más significado para mí, los que me transmiten con más fuerza la esencia del moodboard a realizar. Una vez tengo los más importantes situados, comienzo a rellenar los huecos que quedan hasta conseguir el resultado deseado.

De Gudy he aprendido otros dos conceptos muy importantes:

  1. El primero, es el uso de las TEXTURAS. Es decir, añadir telas, plantas, materiales,… cualquier elemento que invite al observador del moodboard a acercarse, tocarlo y comenzar a crear una interacción contigo.
  2. El segundo, la importancia de los ESPACIOS NEGATIVOS. Es decir de los huecos o zonas en los que no hay nada, ningún elemento. Como ella comentó en la masterclass es más impactante un moodboard en el que existen espacios negativos que permiten que la mirada se vaya centrando en cada uno de los elementos por separado, que un moodboard atiborrado de cosas.

Por ejemplo, mira la diferencia entre estos moodboard y fíjate cómo actúa la existencia o no de texturas y la existencia o no de espacios negativos:

 

Moodboard Con & Sin Texturas

Fuente imágenes:  vosgesparis.blogspot.nl / laceandtea.com

 

MoodBoard Sin & Con Espacios Negativos

Fuente imágenes mackenziehoran.com / aviewto.blogspot.com.es

 

QUINTO PASO: INMORTALIZA TU MOODBOARD

Este paso es opcional pero para mí es de vital importancia. Inmortalizando tu moodboard podrás, no sólo mantenerlo “vivo” en ti (algún elemento pueda sufrir desperfectos con el tiempo), si no que te permitirá llevarlo encima siempre que quieras (a mí me gusta guardarme alguna foto en el móvil) e incluso transformarlo en algún objeto (por ejemplo, con las fotos del moodboard físico que creé para dar forma al blog me hice un cuaderno o libreta de ideas en el que poder apuntar mis pensamientos).

 

¿Te animas a crear tu propio Moodboard?

¿Nos enseñas el resultado?

***

 

¡HAZTE CON EL BUNDLE YA! ¡¡PINCHA AQUÍ!!

 

  • Hola!
    Me encanta este post y me encantas tú. Que alegría haberte encontrado, porque yo pensé que era la única loquita. Lo que veo en ti que me falta a mí es el impulso por hacer las cosas, porque lo mío me queda todo en la cabeza… Un beso enorme.

  • Mª BEGOÑA

    Hola de nuevo me encantan tus entradas y si si tengo tiempo intentare hacer uno ,ahora he empezado un curso on line de diseño de moda algo impensable en mi pero como ves estoy haciendo progresos ya no me da tantomiedo intentar algo aunque me cuesta mucho gracias un beso

  • Ana

    Pero qué bonito, Eva!!!!!! Es precioso: el post, las fotos, el texto… Me lo guardo para cuando necesite inspiración.
    Y, por supuesto, voy a examinar atentamente todos los enlaces que nos propones con muchísimo interés. Seguro que encuentro un montón de ideas buenísimas que aún no se me habían ocurrido. Ya te contaré 😉
    Un beso y muchas gracias!!!
    Ana

  • Ohhhh! Me voy a guardar el post para más adelante, hace tiempo que sé que necesito hacerme uno y ya está, me has convencido! Gracias!
    He echado un ojillo al blog de Gudy Herder y qué preciosidad! Me ha enganchado visualmente, así que me lo guardo en mi feedly VIP 😉
    Gracias por el post 😀

  • Eva

    Yo suelo poner la imagen de cabecera de mis posts con moodboards digitales, pero con este post me has dado ideas que espero aplicar pronto en el blog. Me encantado Eva ! Besotes!!

  • Eva

    María, ¡gracias! Échale un vistazo a los post de los bloqueos. Seguro que hay alguno que es el que te impide lanzarte a la piscina. No sabes cuál será el resultado, si bueno o malo, pero vale la pena (y mucho) intentarlo!

    Mª Begoña, seguro que para el curso de moda te vendrá genial! Una vez que pruebes a hacer alguno ya verás cómo engancha. No podrás parar!

    Ana, ¡gracias! Te van a encantar esos blog. Son 100% de los que crean adicción y te dan un montón de ideas. Ya me contarás!

    Ame, ve enseñándolos en el blog que seguro serán muy chulos!!

    Eva, me han encantado tus moodboard digitales. Anímate con los físicos, que ya verás qué vicio! jejeje

  • Pingback: Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos » MultiApasionadas de cerca: Carmen Tebar, de Milowcost()