Envío Gratis a partir de 30€ (Península y Baleares).

Tu compra en 24-72 horas.

Pedidos preparados con mimo y mucho amor.

8 TRUCOS para que Ordenar deje de ser un Coñazo

8 TRUCOS para que Ordenar deje de ser un Coñazo
14/10/2014 Eva Gías
In Caos y Orden
8 trucos para que ordenar deje de ser un coñazo

Las últimas semanas hemos estado viendo que, si queremos estar a gusto con nosotras mismas, tener la mente despejada, ser más felices y estar centradas en lo que queremos conseguir, es imprescindible estar en un entorno que nos ayude a ello. Un entorno (nuestra casa, nuestra oficina, nuestro coche, …) que nos invite a relajarnos, a abrirnos totalmente, a estar a gusto, a disfrutar de él. Un entorno que no nos agobie, que nos ponga de mala leche, que nos preocupe, que nos distraiga de nosotras mismas.

Siempre he vivido rodeada de cosas, he querido llenar los huecos y carencias que tenía en mi vida comprando cualquier cosa, todo tipo de material para mi última pasión, un montón de ropa cada temporada para estar a la última,… Al igual que con las pasiones, cuando me da por algo compro y acumulo cosas y me es muy difícil deshacerme de ellas. Porque mientras estoy centrada en ese montón de cosas me olvido de mis obligaciones, me siento perdida, tiendo al desorden y dejo de avanzar.

Goretti en su blog Doctora Vintage, explicaba muy bien la sensación de estar en un ambiente agradable. Y es que:

[Tweet “Cuando estás en un sitio en el que te sientes a gusto, también te sientes más feliz.”]

Como dice ella, te aporta un plus de felicidad que conocerás porque seguro lo has sentido en algún momento o lugar que has visitado. ¿Me equivoco? Seguro que no…

La pregunta es: ¿por qué es tan difícil llevarlo a cabo en casa? ¿Por qué, el que debería ser nuestro rincón sagrado, lo convertimos en justo lo contrario? Párate a mirar tu entorno desde otra perspectiva. Imagina por un momento que tu casa, tu habitación, tu oficina,… no es tuya, es de otra persona, y tu vas a visitar ese lugar. ¿Qué piensas? ¿Qué sientes? ¿Qué sensaciones y mensajes te envía ese entorno desordenado y lleno de trastos inservibles? No son buenos, ¿verdad? Pues tienes que dejar de obviarlos. Párate y escucha lo que tu mente y tu corazón te están diciendo:

[blockquote quote_type=”type5″ author_name=”” width=”100%” float=”left”]Este entorno no es bueno para ti. Es un lastre que tienes que quitarte de encima para poder seguir adelante, para poder avanzar.[/blockquote]

¿Quieres tener una casa como las que nos enseñaba Anna de Anna&Co en el post de Decoración Zen? Puede que no te guste un estilo minimalista pero, al menos ¿no querrías tener una casa ordenada? Deshacerte de las cosas no es tan difícil como parece (lo puedes ver en este post) y, como bien resume Kevin, del blog MinimalSpot: Los recuerdos que acompañan cada una de las cosas de las que no queremos deshacernos no están en lo material, están en nuestro corazón.

En el post de “Cómo mantener tu casa limpia con el menor esfuerzo posible“, viste un truco muy importante para comenzar a sentirte a gusto en casa: intenta que las zonas en las que pasas más tiempo estén siempre limpias y ordenadas. Una vez vas manteniendo esos puntos clave, el orden y limpieza se va extendiendo al resto de estancias. Todos tenemos un “nido de monos” en algún lugar. Así es como conozco a las zonas o habitaciones que han terminado albergando lo que hemos ido desechando de otras zonas, pero no nos atrevemos a tirar. Recuerda que de esta manera lo único que estás haciendo es posponer la decisión final (que además ya sabes cuál es desde el principio). Pero, ya me meteré con este tema en el futuro. De momento vas a centrarte en los puntos clave de casa y vas a centrarte en aquel en el que comienzas y terminas cada día: Tú habitación.

[Tweet “Truco para ser feliz: las zonas en las que pasas más tiempo, siempre limpias y ordenadas.”]

El post de hoy te voy a enseñar unos pequeños trucos que te van a servir para saber cómo afrontar la tediosa tarea de ponerte a ordenar y que la harán más llevadera y divertida. Incluso terminarás enganchándote (quien avisa no es traidor).

 

CÓMO ORDENAR UNA HABITACIÓN:

8 TRUCOS PARA HACERLO DE UNA MANERA DIVERTIDA

 [Tweet “8 trucos para que ordenar no sea un coñazo y se convierta en algo divertido.”]

Truco #1: HAZ UN BOCETO DE LA HABITACIÓN

Este truco lo contó Rita como comentario en el post de “Limpieza Minimalista y Cómo deshacerte de las cosas sin dolor“, y me parece tan bueno y tan divertido que se va como truco nº 1 para cuándo vamos a ponernos manos a la obra con la limpieza y orden de una habitación.

¿En qué consiste? Dibuja en un folio un boceto de la habitación. No tiene que ser perfecto, con un simple boceto bastará, y cada vez que termines de limpiar una zona, un cajón, un estante, …. vuelve al boceto y subraya con un rotulador fosforito o colorea esa zona. ¡Así hasta que tengas todo el boceto subrayado!

Truco #2: DE IZQUIERDA A DERECHA

He leído por internet que un truco que mucha gente recomienda es seguir el siguiente orden: comienza a ordenar por lo que hay a la izquierda conforme entras a la habitación y ve avanzando hacia la derecha, hasta que vuelvas al punto inicial.

Truco #3: DE DENTRO HACIA AFUERA

Algo parecido nos enseña David Allen en su libro Organízate con Eficacia(en el que te muestra su método GTD: Getting Things Done). David nos muestra en el libro cómo sería la mejor manera de ordenar una oficina: Escritorio – Cajones del escritorio – Espacios Superiores – Dentro de los Armarios – Suelos, paredes y estantes – Aparatos y Mobiliario – Otros.

Más o menos similar es lo que a mí mejor me ha funcionado siempre, que ha sido comenzar por las cosas que están dentro de los cajones, de los armarios, y de ahí ir expandiendo el orden a lo que está encima de una superficie, en los estantes, en las paredes y en el suelo. Es decir: de dentro, hacia afuera.

Es lo que mejor me ha funcionado por dos razones: Si empiezas a ordenar por lo que está en los estantes o más visible, ¿cuál es la tendencia natural y lo más fácil? Todos los objetos con los que dudes los esconderás en los sitios en los que no se ven (cajones, zonas con puertas, bolsas, …). Cuando toque ordenar esa parte la sensación va a ser muy frustrante. No sólo vas a tener que ordenar lo que ya había ahí, sino que además vas a tener que gastar energía y tiempo en volver a decidir qué hacer con esos objetos de los que no te quieres deshacer. Si, por el contrario, ya tienes ordenados los cajones te va a ser mucho más difícil introducir desorden en ellos.

Truco #4: SÓLO 15-30 MINUTOS CADA DÍA

Éste lo vimos en el post de “Cómo mantener tu casa limpia, con el menor esfuerzo posible“. Con 15 minutos (30 si necesitas un poco más) al día suficiente. No hace falta que te agobies más de lo necesario si es una tarea que odias con todas tus fuerzas.

Aunque si eres como yo, que cuando me pongo no puedo parar, no pares. Aprovecha esa energía y esa motivación para avanzar en la tarea de ordenar.

Y por supuesto, como ponerte a ordenar es un auténtico coñazo, sean 15 minutos o 3 horas, cuando termines hay que celebrarlo.

Truco #5: PREPARA EL MATERIAL NECESARIO CON ANTELACIÓN

La clave del éxito está en una buena planificación previa. Tener que estar parando cada dos por tres porque te has olvidado el trapo para limpiar el polvo, has cogido una bolsa de basura de las pequeñas y has visto que necesitas una de las grandes, … Todos estos imprevistos no hacen sino minar tu energía y tus ganas de seguir ordenando y pueden llevarte a posponer la tarea para otro momento. Todo lo que necesitas antes de empezar lo puedes ver en este post.

Truco #6: HAZLO DIVERTIDO

Y es algo que habrás oído muchas veces en este blog (y no me cansaré de contártelo). Dale la vuelta a la tortilla y transforma las cosas que no te gusten en algo divertido. SIEMPRE hay un lado positivo en todo. Prepara una buena banda sonora que te motive y te ayude a estar en movimiento y ¡a por ello! … Rita nos propone ésta en su comentario, yo utilizo ésta que me pone de buen rollo.

Truco #7: LA CAJA “POR SI ACASO”, PARA LO QUE TENGAS DUDAS

Otro gran truco que te conté en el post de “cómo deshacerte de las cosas sin dolor“. Para todas las cosas que tengas dudas, prepara una caja y anota la fecha en un lateral. Lo que no utilices de esa caja en los próximos 12 meses no lo necesitas, no te es útil. Despréndete de eso.

Truco #8: ¿DUDAS EN EL ARMARIO? JUGANDO CON LAS PERCHAS

Al igual que el truco anterior y con respecto a lo que nos interesa en el post de hoy: ¿Qué hacemos con las prendas con las que tengamos dudas? He leído este truco por internet: Dale la vuelta al colgador. Todo lo que uses, va con el colgador en un sentido. Y lo que tengas dudas, lo colocas en sentido contrario. Si pasados 12 meses ese colgador sigue en esa dirección es que no lo has usado y, por tanto, no lo necesitas.

Yo soy algo maniática con tener un colgador en cada dirección (me gusta verlos todos en la misma). Si te pasa lo mismo, hay otra solución: Poner un separador. Por ejemplo, puedes hacer un aro o un separador de cartulina. Lo que quede a un lado es lo que seguro te quedas, lo que quede al otro es lo que tienes dudas. Pasado un año, lo que quede a ese lado, va fuera.

Yo voy a optar por otra opción: utilizar colgadores de colores. En color blanco o madera lo que se quede, en otro color lo que tenga dudas.

 

***

¿Qué te ha parecido el post de hoy?