Envío Gratis a partir de 30€ (Península y Baleares).

Tu compra en 24-72 horas.

Pedidos preparados con mimo y mucho amor.

7 Consejos para trabajar desde casa, sin perder el norte

7 Consejos para trabajar desde casa, sin perder el norte
23/09/2014 Eva Gías
In Gestión del Tiempo
7-Consejos-para-Trabajar-Desde-Casa

No sé si te ha pasado alguna vez. Ya te lo he contado en alguna ocasión en post anteriores, pero hay veces que es cruzar la puerta de casa y todas las técnicas de organización, productividad, orden, etc se van al garete. Creo que es una de las razones por las que no logré arrancar como dios manda con La Boda de tus Sueños. La falta de planificación y organización mató toda oportunidad de crear un negocio rentable.

Así que si ves que tienes el mismo problema que tuve yo en su día, no esperes a que sea demasiado tarde.

[blockquote quote_type=”type5″ author_name=”” width=”100%” float=”left”]Trabajar desde casa puede ser el sueño de muchos pero cuando lo consigues, puede convertirse en tu peor enemigo si no consigues organizarte de manera adecuada.[/blockquote]

Hoy te traigo una invitada muy especial: Concepción Sanjerónimo, una multi-apasionada al frente del blog Business New Generation destinado a nuevos emprendedores y a los que necesitan darle un giro a su negocio.

Espero que te guste el post de hoy. Yo voy a ponerme las pilas con los consejos que nos da Concepción ¡ya mismo!

***

Siendo Multi-Apasionada lo más fácil es que te suelas dispersar con facilidad. Por eso, puede que te dé algo de reparo el hecho de “trabajar desde casa”. Lo más importante para estos casos es la concentración, el enfoque y, sobre todo, la organización.

¿Cómo vas con esto? ¿Te cuesta mantener un orden, establecer un planning y cumplirlo?

Hoy te daré algunos consejos que puedes seguir para poder mantenerte concentrada, aunque todo te invite a dejar lo importante para más tarde.

Seguro que sientes que el sofá repite tu nombre, que tienes mucho por recoger o que levantarte a picar algo no puede quitarte tanto tiempo.

CÓMO SER MÁS PRODUCTIVA CUANDO TRABAJAS DESDE CASA

Hay varios factores a tener en cuenta:

1) Trabajar desde casa requiere una pequeña dosis extra de concentración

Trabajar desde casa no implica llevar todo el día el pijama puesto y menos, cuando fácilmente pierdes la concentración y el enfoque.

Igual crees que no es muy importante este punto, pero si puedes, experiméntalo el fin de semana: Si te levantas y llevas todo el día el pijama, por la tarde te sientes como cansada, aunque no hayas hecho gran cosa, o ansiosa porque parece que en todo el día no hiciste absolutamente nada.

Por eso, prueba a levantarte el sábado, por ejemplo, y cambiarte. Arréglate, aunque no vayas a salir a la calle hasta más tarde.

¿No tienes más ganas de hacer algo, te sientes mucho más descansada y con más energía?

Eso es lo que suele ocurrir en la mayoría de los casos, por eso, aprovecha esto y haz que juegue a tu favor.

La higiene personal y arreglarse para “trabajar”, sea donde sea, además te ayuda a mantener alta la confianza en ti misma y mejora tu autoestima.

2) Tienes que reservar tu espacio en casa, desde donde vas a trabajar

Tanto si tu casa es amplia, como si no lo es, reserva un espacio para trabajar.

Que sea una especie de santuario, que no utilizas para otra cosa. Así te será más fácil desconectar cuando termines de trabajar, aunque sigas en casa.

En caso de que tengas una casa más pequeña y trabajes desde la sala, está bien. Lo único que tienes que hacer es ambientar el lugar de formas diferentes para los distintos usos.

Mi casa también es pequeña. La sala siempre está decorada de la misma forma pero, por ejemplo, a la hora de trabajar tengo un par de marcos de fotos con frases que me gusta recordar. Las coloco en mi mesa para motivarme y entrar en el mood. Después utilizo un pizarrón que puedo guardar cuando ya no lo uso, donde tengo mis planificaciones. También coloco mi calendario de mesa, éste es como mi tótem. Un objeto que me trae de vuelta al momento a la realidad, al momento en el que estoy y ese es en el trabajo, aunque todo lo demás a mi alrededor diga lo contrario.

3) En mi caos, tengo un orden

He escuchado mucho esto, pero me parece que son ganas de posponer lo importante y de hacer lo correcto.

No vas a ser mejor ni peor por no ser ordenado, pero estás perdiendo grandes ventajas por no intentarlo siquiera.

[blockquote quote_type=”type5″ author_name=”” width=”100%” float=”left”]En tu espacio de trabajo necesitas un orden. Trabajes donde trabajes.[/blockquote]

Obviamente, lo más importante no es la imagen si trabajas desde tu casa, porque no influye mucho si sólo lo ves tú. Pero, ¿no te agobias al ver cientos y miles de papeles, archivos, carpetas y libros en tu mesa? Da la sensación de lleno, de tener muchas cosas pendientes cuando en realidad puede que no sea para tanto.

Así que mi consejo es que limpies y despejes tu lugar de trabajo. Además te servirá para despejar la mente.

Todos aquellos materiales que utilizas para realizar tu actividad, úsalos y guárdalos cuando hayas terminado de gastarlos. No acumules cosas que ya no tienen una función directa con lo que estás haciendo. Tienes que ordenarlo de forma inteligente para que te haga más fácil el trabajo. Y eso nos lleva al siguiente punto.

4) Bandejas, libretas, pizarrones

En este punto tengo tres consejos para que seas más productiva en tu trabajo.

Para tus ideas, lo mejor es que tengas siempre a mano una libreta donde las anotes todas. No las proceses ni nada, de momento, sólo despeja el espacio que tu mente les está dedicando y vuelve a la tarea que estabas haciendo. Más adelante tendrás tiempo de revisar todo lo que has escrito y reflexionar qué harás con ello.

Las bandejas te ayudarán a tener más control sobre tus tareas diarias. Puedes etiquetarlas y organizarlas como más cómoda te sientas. Por ejemplo, puedes tener una bandeja de pendientes importantes, otra de cosas urgentes y otra de cosas que pueden esperar. Así es más fácil priorizar las tareas y sacarle el mayor provecho a tu tiempo. Y tendrás tu espacio de trabajo más ordenado. Incluso puedes aplicar esta técnica a tu bandeja de entrada de correo.

En cuanto a los pizarrones, yo soy bastante visual por lo que me ayuda mucho tener una planificación en grande y que pueda ver y revisar al momento. Por ejemplo, puedes utilizarlos también para establecer mapas mentales, objetivos y proyectos que tienes que desarrollar o cualquier otra cosa. De esta forma, además, te ayudará a estar mucho más enfocada en tu objetivo final.

5) Establece tu horario semanal

Que trabajes desde casa no significa que vayas a hacer lo que quieras, que dependiendo del día y de cómo te hayas levantado pienses en qué hacer. Así es fácil que pierdas mucho tiempo valioso.

Mejor si tienes un horario planificado por adelantado, ya que te permitirá saber también qué hacer en cada momento y no tienes porqué improvisar siempre. Más, si eres indecisa.

Se trata de marcar grandes bloques (proyectos) o días específicos para hacer unas determinadas cosas. Después tendrás más libertad para determinar las tareas de cada bloque.

Por ejemplo, yo me programo dos días a la semana para escribir posts y otros dos para desarrollar otras ideas en relación con mi proyecto. Para desarrollar mi proyecto, tengo varios mini-proyectos que quiero desarrollar, por ejemplo, escribir guest posts o redactar reportes. Cuando llega el día que tengo marcado, decido en qué mini-proyecto trabajaré y las tareas que voy a hacer. No pienso para nada en posts, ni en temas para el día siguiente, ni nada de nada. Eso será otro día.

6) Pequeños momentos de relax

Partamos de la base de que no es posible mantener un ritmo de trabajo continuado por tiempo ilimitado.

O por lo menos es imposible para mi.

Si te sucede lo mismo, trabaja en bloques de tiempo que tú misma consideres que están bien para ti (50 minutos, 1 hora, lo que sea). Después de trabajar por ese tiempo haz un pequeño descanso. Desconecta, levántate, pasea por tu casa, tomate un café. Algo más bien rápido.

Después de trabajar dos o tres períodos seguidos, haz una pausa más larga, como de 20 – 30 minutos. Despéjate lo máximo que puedas, olvida lo que estabas haciendo y cuando vuelvas al trabajo te sentirás fresca y con energía renovada.

Si dejas de trabajar pero sigues dándole vueltas a lo que hacías antes del descanso, no conseguirás reponer tus fuerzas y acumularás cansancio, por lo que no serás tan productiva. Así que trata de hacerlo bien.

7) Aprovechar hasta los momentos Zen

Esto puede parecer un castigo para algunas. Está bien descansar y que tus momentos de relax no tengan relación con el trabajo.

Pero tú quieres ser más productiva, ¿verdad?

Utiliza estos momentos para desconectar haciendo algo diferente:

  • Lee artículos sobre algún tema que te interese (quizá te dé ideas para tu proyecto).
  • Continua con la lectura de algún libro que tengas pendiente.
  • Medita, aprende cómo hacerlo bien y serás capaz de reponer fuerzas, de dar solución a algún problema que te estaba costando resolver y puede que lleguen a ti ideas brillantes que poner en práctica.
  • Sigue algún podcast y escucha los episodios en tus momentos zen. Aprenderás cosas nuevas que te interesan y será una forma diferente de hacerlo.

Hay más formas para sacarle el jugo a tus momentos de descanso, pero debes encontrar las tuyas. ¿Se te ocurren otras? ¿Ya utilizas alguna más? El objetivo es hacer cosas que nos gustan y aprovechar el tiempo que le dedicamos.

Así que hasta aquí los consejos para trabajar desde casa sin perder el norte. Con todos estos consejos ahorrarás tiempos muertos, serás más productiva, ya que trabajarás de forma más enfocada y con más concentración en lo que haces.

¿Qué te han parecido los tips? ¿Tienes alguno más que compartir? Completemos entre todas la lista.

***

Concepción Sanjerónimo (Business New Generation)

       businessnewgeneration.com | Facebook | Twitter | Google+

***

El post de 7 Consejos para trabajar desde casa, sin perder el norte aparece primero en Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos.