Bienvenida

al Blog

Bienvenida

al Blog.

Los últimos Post

Cambio de Vida y Superación Personal, Pasiones y Creatividad, Uncategorized

Durante o después de un bloqueo es muy común tener la sensación de comportarte como una gallina sin cabeza. Es como si tu cuerpo siguiera la rutina diaria, das vueltas y vueltas de una idea a otra sin llegar a empezar ninguna. Nada te convence, te sientes apática.

Unos días no tienes fuerzas y otros te levantas con la intención de comerte el mundo. Lo malo es que, al final del día, te acuestas con la sensación de no haber tomado ninguna decisión. No eres capaz de encontrar tiempo para ti. Tampoco eres capaz de encontrar tiempo para algún proyecto ya que realmente tampoco eres capaz de elegir uno o, realmente, ninguno te motiva lo suficiente como para volver a arrancar la maquinaria.

¿Qué hacemos en estos casos?

Te cuento lo que hice en su día y lo que voy a hacer ahora. Si has leído post anteriores o estás apuntada al newsletter sabrás que he pasado por un período de hibernación creativa a raíz ¿del embarazo? (eso creo).

Y si te ha pasado lo mismo, te encontrarás fustigándote todos los días pensando: ¿y ahora qué? … Con lo claros que parecían los objetivos hace unos meses. ¿Qué ha pasado? ¿Cómo vuelvo al punto en el que tenía mil mariposas por el estómago?

Pues no sé para ti, pero la respuesta no es fácil. Si ya has pasado por ello, seguramente recordarás esa sensación de la que hemos hablado muchas veces:

Te has adentrado en un estado en el que estás esperando que alguien llegue con su varita mágica y en un efectivo golpe te haga encontrar la respuesta. O, dicho de otro modo, crees que alguien va a llegar con una gran bola de cristal y te va a mostrar el camino que debes tomar.

Pero, oh señoras. La respuesta como siempre es el camino más fácil: Y es que si esperas que alguien arregle tu camino sin arreglar tu misma tu interior, estás muy pero que muy equivocada.

Ni va a aparecer el hada madrina, ni existen las bolas de cristal que te muestran tu futuro.

La respuesta tenemos que buscarla nosotras mismas.

¿Y cómo?

Pues voy a remontarme casi doce meses atrás y te voy a contar qué me funcionó en su día. Y qué, espero me vuelva a dar los mismos resultados que estos meses atrás (¿por qué no?).

Si te has salido del camino, si te has tropezado con un montón de piedras. ¿Qué vas a hacer? ¿Quedarte sentada esperando a que vengan a buscarte? ¿O ponerte la zapatilla que se te ha caído y volver a ponerte en marcha?

Pues ahí está el tema.

Párate a pensar: ¿Qué diferencia había entre las épocas que estabas más activa creativamente y ahora que estás de bajón o bloqueada?
  • ¿Cuánto tiempo te dedicabas a ti misma?
  • ¿Disfrutabas de nuevas experiencias?
  • ¿Aprendías sobre algo nuevo?
  • ¿Practicabas alguna pasión?
  • ¿Te parabas a pensar en lo que te hacía feliz?
  • ¿Dedicabas tiempo cada día a agradecer lo que tenías?
  • ¿Pasabas tiempo con la familia, amigos y seres queridos?
  • ¿Estabas rodeada de gente creativa?
  • ¿Compartías tus proyectos e ilusiones con otras personas?
  • ¿Sacabas tiempo de debajo de las piedras para hacer las cosas que querías o te gustaban?
  • ¿Tenías sueños o algún objetivo que te motivaba a continuar?
  • ¿Hacías planes?
  • ¿Tenías un control sobre las tareas que debías hacer?

Seguro que se te ocurren mil preguntas más y mil diferencias entre esas fases y la fase actual.

Es muy muy muy complicado volver a encontrar la pasión y volver a tener sueños cuando ni si quiera te das permiso para dedicarte un tiempo al día, aunque sean cinco minutos. Estás tan amoldada a la rutina que simplemente te dejas llevar por la corriente actual. ¡Ni siquiera dedicas tiempo a pensar!

[Tweet «Es muy complicado volver a encontrar la pasión ¡cuando ni siquiera dedicas tiempo a pensar!»]

Lo más cómodo se ha vuelto: levantarte, trabajar, llegar del trabajo reventada, dejarte vencer por ese estado apático, echarle la culpa al exceso de trabajo, a la salud, al no querer saber qué hacer con tu vida… En definitiva: te has vuelto vaga y has tirado por el camino fácil: la culpa es de un factor externo que no depende de ti.

¡ERROR!

Ya lo vimos hace varios meses: en el momento en que la maquinaria se para es muy complicado volver a ponerla en marcha (¡pero no imposible!)

Doy fe (y me autoflagelo por haberme dejado llegar a este punto).

Don’t worry, hay solución. Así que ni tu ni yo nos vamos a seguir flagelando por ello.

SOLUCIÓN:

Introducir pequeños cambios que nos vayan ayudando a ir saliendo de este estado de hibernación. Realmente nuestra maquinaria está muy sedienta de lubricante, pero nuestra mente no puede pasar de 0 a 100 en un segundo. Lo mejor es reparar lo que esté roto, lubricar e ir probando todos los engranajes, que funcionen bien, cambiar los que se hayan estropeado y, una vez esté todo en marcha de nuevo, comenzar un tratamiento preventivo para que esto no vuelva a pasar.

¿Qué has dejado de dedicarte tiempo para ti?

Fija 5, 10, 15, 30 minutos al día para volver a conectar con tu interior y tus sueños. Y no significa que ese tiempo sean los cinco minutos de ducharse, la media hora que te cuesta ir y volver al curro,… No. Tiene que ser un tiempo en el que te sientes frente a un papel y simplemente escribas, pintes, colorees, bailes, medites,… Unos minutos en los que vas a sacar fuera todo lo que llevas dentro, o escribir/pensar/expresar algo que te haga sentir feliz, triste, ilusionada, sexy,… tú elegirás cada día el tema. Y cada día lo expresarás cómo más a gusto te sientas.

«¡Pero es que no tengo tiempo!»

¿No eras capaz de levantarte hace unos meses a las seis de la mañana para llevar adelante ese proyecto? ¿Seguro que no puedes cambiar el sentarte en el sofá por esos minutos para ti? ¿O dejar de tomar un café de una hora todas las mañanas con las demás mamis del cole? ¿O acostarte cinco minutos más tarde? ¿O dejar de estar pendiente del whatsapp, redes sociales o navegar sin sentido por internet?

Venga, ¡seguro que ahora estás haciendo un montón de actividades improductivas que puedes cambiar por esos cinco minutos diarios para ti!

«Es imposible. Tengo demasiadas cosas que hacer…»

¿Seguro? ¿Realmente son taaaaaaan importantes todas esas tareas que están por encima de ti, tus pasiones y tus sueños? ¿O sólo son excusas para no enfrentarte a lo que de verdad te puede cambiar la vida y hacer feliz? Se está tan cómoda en tu sofá blandito lleno de cojines mulliditos que no es nada fácil sentarte en esa otra silla tan tosca y fea, ¿verdad?… (lee sin falta este post para saber de qué va el tema).

«Vale, me he dado cuenta que debo cambiar. ¿Y cómo me organizo para sacar tiempo de debajo de las piedras?»

¿Conoces el Reto Zen to Done? A mí me ayudó muchísimo a limpiar mi mente de obligaciones, a ser muy productiva, conseguir todo lo que me propuse, a mantenerme motivada en mis objetivos, a ser por fin organizada…

(hablo en pasado porque la hibernación hibernal se llevó mi organización y planificación y voy a volver a ponerme a ello para conseguir todo lo que conseguí en su día gracias al Reto ZTD).

Cambia el «tengo qué hacer esto» por el «Voy a hacer…»

«Tener que» equivale a «debería hacerlo, pero en el fondo sé que voy a posponerlo siempre». En cambio el «voy a hacer» te ayuda a decirte a ti misma: «Sí, ¡lo voy a hacer! Sin excusas».

Recuerda: No vale hablar si no te pones plazos. Si decides hacer una cosa, decide al mismo tiempo cuándo lo vas a hacer.

«Necesito algo para motivarme, algo que me ayude a avanzar, a poner rumbo a mi vida.»

Paso 1: dedica tiempo para ti.

Paso 2: ¿sigues haciéndote esta pregunta? introduce pequeños cambios en tu vida: algún curso nuevo, cambia tus rutinas, los muebles de casa, prueba a entrar cada día a una tienda, café, o sitio nuevo, … en definitiva: haz cada día algo distinto.

Paso 3: Retoma tus pasiones. Dedícales tiempo, prueba nuevas técnicas, ¡enseña el resultado al mundo!

Una vez hayas introducido cambios en tu vida y estés dedicando tiempo para ti, la motivación vendrá sola. Ya lo verás.

«Necesito que alguien tire de mí, ahora mismo no tengo fuerzas.»

Ábrete y compártelo con tus seres queridos. Y si te rodeas de personas creativas con las que poder compartir proyectos, sueños, ilusiones y fracasos, te alimentarás de la energía que se va a mover y te ayudará a seguir adelante siempre que vuelvas a sentir que las fuerzas flaquean.

EN RESUMEN

Salir de un bloqueo a veces es fácil y otras requiere un esfuerzo algo mayor. Unas veces das con la solución y otras caes en otro bloqueo de otro tipo. No desesperes, todos pasamos por ello y todos salimos de esas fases.

Si acabas de salir de algún bloqueo o has pasado de la euforia a no tener ganas de hacer absolutamente nada, significa que tu maquinaria (cuerpo y/o mente) necesitaba descansar. No es algo malo, puedes aprovechar para ir haciendo pequeñas cosas que se habían quedado pendientes hasta ahora (ya lo vimos en el post sobre cómo sobrevivir al estado de Calma Tensa).

Sin embargo, una vez pasado ese estado pueden ocurrir dos cosas: o que se vuelva a poner en marcha la maquinaria o que te dejes llevar por el camino fácil, caigas en las fauces de la rutina y des (sin darte cuenta) al enorme botón rojo de «stop creatividad».

Las soluciones, son las que te he contado en este post: debes volver a encontrarte contigo misma, sacar tiempo para ti, para manifestar tus alegrías, tus penas, tus sueños, ¡todo lo que sientas y pienses!. Ya sea escribiendo, cantando, bailando, pintando, meditando… elige la fórmula que más te guste. Mientras no vuelvas a reconectar con tus sueños, no saldrás de este estado de aletargamiento.

No des la batalla por perdida. ¡Dentro de ti hay un mundo sin explorar! Tienes tanto que dar al mundo que necesitas sacarlo fuera. No te dejes llevar por las voces que te dicen: «es demasiado tarde, ¿a dónde vas queriendo hacer eso?, yo no valgo para eso, …»

Permítete volver a soñar.

[Tweet «Permítete volver a soñar»]

***

El post de Ayuda, ¡estoy bloqueada! – No tengo ganas de hacer nada. Mi creatividad, ha muerto aparece primero en Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos.

Ayuda, ¡estoy bloqueada! – No tengo ganas de hacer nada. Mi creatividad, ha muerto.

Leer Más

Gestión del Tiempo, Pasiones y Creatividad, Uncategorized

Hace 10 meses comencé, junto a muchísima gente, un Reto para conseguir tener una vida organizada, sin caos, sin preocupaciones. Hace tan sólo 10 meses me encontraba perdida, sin rumbo. Sentía que iba de un lado a otro como un pollo sin cabeza, queriendo hacer muchas cosas pero sin conseguir hacer realmente nada.

Los proyectos se agolpaban en mi cabeza y me decía: ¿cómo darle forma sin seguir perdiendo el tiempo y sin perder la pasión?

Han pasado 10 meses  y ha llegado la hora de hablar del último paso del método Zen to Done. Para mí, sin duda, el más difícil y para el que todavía no he encontrado respuesta.

Y es que Leo Babauta, el creador del método ZTD nos habla en su último hábito de ENCONTRAR TU PASIÓN.

Antes de meterme en vereda, me gustaría darle un giro al hábito y es que más que la búsqueda de lo que te apasione lo que se debe intentar hacer es TRABAJAR y VIVIR CON PASIÓN.

Trabajar en algo que te apasiona es un detonante de la motivación muy fuerte. A mi manera de ver, casi diría que es un éxito seguro. No significa que lo que hagas vaya a ser un éxito si no que vas a hacer lo posible por conseguirlo y, funcione finalmente o no, habrá sido un éxito interior que te habrá hecho crecer, superar obstáculos y aprender.

Cuando comienzas un proyecto sin pasión, sin motivación, todo se hace cuesta arriba. Te desmotivas, no tienes fuerza para avanzar (o sientes que la vas perdiendo poco a poco), tu humor cambia, te estresas, te vuelves irritable, muchas veces incluso toda esa energía negativa te persigue y terminas trasladándola al resto de áreas de tu vida y, lo que es peor, a las personas de tu entorno.

Si te pasa esto, si sientes que algo falla, que el fuego no arde en tu interior. Ya sea con un proyecto, con una amistad, con un trabajo, tu relción de pareja, tus estudios, … Si no ha habido fuego desde el principio y no existen esperanzas de que surja, lo mejor es dejarlo ir.

No es lo mismo comenzar con una llama muy viva que va perdiendo fuerza con el tiempo, hasta que finalmente se apaga. Donde hubo fuego, siempre quedarán las brasas. Un simple soplo de aire fresco será capaz de volver a avivar esa llama dormida pero, donde nuca hubo fuego, nunca habrá llama.

Leo habla en su libro de encontrar TU pasión.

Esto es algo que a los MultiApasionados nos trae de cabeza. Sobre todo, antes de saber que eres multiapasionada y que tener muchas pasiones es algo fantástico y una gran ventaja.

Este blog comenzó a gestarse en la época en la que estaba obsesionada por encontrar «mi pasión».

Una época muy oscura de mi vida, por cierto.

Todo el mundo te habla que debes encontrar tu (único) camino en la vida, que todos nacemos para algo (una cosa) y que todos tenemos una pasión que nos hará inmensamente feliz.

«¿Cuál es mi pasión?» me repetía una y otra vez durante esos difíciles meses. «¿Cómo elegir entre todo lo que me gusta?, ¿debería decantarme por el diseño gráfico, la fotografía, la decoración, la cocina, la organización, los animales, la estética, ……………?»

En el fondo sabía que me era imposible elegir tan sólo un camino. Eso significaría terminar aborreciendo esa pasión y seguir frustrada por no haber elegido otro de los posibles caminos.

Creo que la palabra que mejor definiría esa época es la frustración. Tampoco ayudaba que todo el mundo a mi alrededor estuviera diciéndome sin parar: «Tienes que centrarte» (que tres palabras tan odiosas). Eso sólo aumentaba mi desesperación por encontrar «mi pasión».

¿Te suenan estas sensaciones?

Estoy convencida que sí.

Así que, multiapasionada, lo primero que debes hacer es darte cuenta y aceptar que no podemos elegir tan sólo un camino, tan sólo una pasión. La mejor opción es saber encontrar la combinación de tus pasiones, esa mezcla que te ayude a estar contínuamente en vibración, motivada, con fuego interior.

No es algo fácil. Puede llevarte poco tiempo o muchos meses (incluso años). Dicen que cuando dejas de obsesionarte con algo, aparece la respuesta que estabas buscando. Por lo que si llevas tiempo dándole vueltas al tema, lo mejor es que te olvides de ello por un tiempo y, cuando estés más relajada, eches un vistazo a tus apuntes, sin buscar nada, a ver si surje alguna idea nueva. También puedes probar a compartirlo con otra persona, porque muchas veces un punto de vista externo te aporta la luz que llevabas tiempo buscando.

Hace unas semanas, Concepción San Jerónimo, del blog Business New Generation, me hizo una vídeo-entrevista (¡¡qué te invito a ver!!) en el que me lanzaba una pregunta: ¿Qué emprender si tengo muchas pasiones?

Y cómo le conté a Concepción, hay un ejercicio que he sacado del libro Renaissance Business (del blog Puttylike, el que me descubrió el concepto de MultiApasionada y me ayudó a romper y vencer esa frustración que arrastraba desde hacía meses), mediante el que puedes aprender a encontrar EL NEXO DE UNIÓN DE TUS PASIONES.

El ejercicio de Renaissance Business está compuesto de un montón de ejercicios y preguntas que te van a ayudar a reflexionar, pero con las preguntas que le conté a Concepción en la entrevista vas a tener una base para poder comenzar a trabajar y poder encontrar ese nexo de unión que te ayude a conocer cómo combinar tus pasiones para conseguir estar siempre motivada y creativa.

Ver Ejercicio: «Cómo encontrar el Nexo de Unión de tus Pasiones»

EntrevistaQueEmprenderSiTengoMuchasPasiones

(a partir del minuto 17:56 de la entrevista)

Tanto si quieres aprovechar tus pasiones para lanzarte a emprender tu negocio, como si simplemente quieres saber cómo disfrutar de todo lo que te gusta y minimizar al máximo la fase de aburrimiento y aborrecimiento de alguna pasión, este ejercicio te ayudará.

El resultado puede sorprenderte, incluso para quien piense que lo tiene muy claro (aunque en el fondo siente que le falta algo).

Y si quieres dedicarte y vivir de lo que te apasiona, te recomiendo el libro de Puttylike. Conozco muchas multiapasionadas a las que les ha abierto los ojos (¡yo incluída!). Y aunque todavía sigo haciéndome muchas preguntas con respecto a mis pasiones, me ha ayudado mucho a entender cómo soy, mi patrón de pasiones y cómo unirlas para conseguir no aburrirme nunca de ellas.

Si tienes problemas con el inglés, no te preocupes porque el libro está en formato pdf y puedes traducirlo fácilmente con páginas web como OnlineDocTranslator (es la que yo uso para TODO lo que me descargo en inglés). Y para traducir la pagina web y el blog de Puttylike o cualquier otro en inglés, lo que siempre te recomiendo es verlo en Chrome (que te traduce automáticamente cualquier página en cualquier idioma al español).

Como realmente, más que un hábito, éste mes consiste en trabajar en un gran ejercicio de sabiduría y autoconocimiento interior, no hay enlace en Coach.me.

Te invito a que encuentres un tiempo para ti y contestes a las preguntas del ejercicio.

***

¿Te animas a poner los resultados del ejercicio? ¿Has reconocido algún patrón en tus pasiones a lo largo de tu vida?

¿Has encontrado el nexo de unión de tus pasiones? ¿Cuáles son y cómo logras combinarlo todo?

***

El post de Reto «Zen to Done». Hábito 10: Encontrar el nexo de unión de tus Pasiones aparece primero en Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos.

Reto «Zen to Done». Hábito 10: Encontrar el nexo de unión de tus Pasiones

Leer Más

Gestión del Tiempo, Pasiones y Creatividad, Uncategorized

Hace 10 meses comencé, junto a muchísima gente, un Reto para conseguir tener una vida organizada, sin caos, sin preocupaciones. Hace tan sólo 10 meses me encontraba perdida, sin rumbo. Sentía que iba de un lado a otro como un pollo sin cabeza, queriendo hacer muchas cosas pero sin conseguir hacer realmente nada.

Los proyectos se agolpaban en mi cabeza y me decía: ¿cómo darle forma sin seguir perdiendo el tiempo y sin perder la pasión?

Han pasado 10 meses  y ha llegado la hora de hablar del último paso del método Zen to Done. Para mí, sin duda, el más difícil y para el que todavía no he encontrado respuesta.

Y es que Leo Babauta, el creador del método ZTD nos habla en su último hábito de ENCONTRAR TU PASIÓN.

Antes de meterme en vereda, me gustaría darle un giro al hábito y es que más que la búsqueda de lo que te apasione lo que se debe intentar hacer es TRABAJAR y VIVIR CON PASIÓN.

Trabajar en algo que te apasiona es un detonante de la motivación muy fuerte. A mi manera de ver, casi diría que es un éxito seguro. No significa que lo que hagas vaya a ser un éxito si no que vas a hacer lo posible por conseguirlo y, funcione finalmente o no, habrá sido un éxito interior que te habrá hecho crecer, superar obstáculos y aprender.

Cuando comienzas un proyecto sin pasión, sin motivación, todo se hace cuesta arriba. Te desmotivas, no tienes fuerza para avanzar (o sientes que la vas perdiendo poco a poco), tu humor cambia, te estresas, te vuelves irritable, muchas veces incluso toda esa energía negativa te persigue y terminas trasladándola al resto de áreas de tu vida y, lo que es peor, a las personas de tu entorno.

Si te pasa esto, si sientes que algo falla, que el fuego no arde en tu interior. Ya sea con un proyecto, con una amistad, con un trabajo, tu relción de pareja, tus estudios, … Si no ha habido fuego desde el principio y no existen esperanzas de que surja, lo mejor es dejarlo ir.

No es lo mismo comenzar con una llama muy viva que va perdiendo fuerza con el tiempo, hasta que finalmente se apaga. Donde hubo fuego, siempre quedarán las brasas. Un simple soplo de aire fresco será capaz de volver a avivar esa llama dormida pero, donde nuca hubo fuego, nunca habrá llama.

Leo habla en su libro de encontrar TU pasión.

Esto es algo que a los MultiApasionados nos trae de cabeza. Sobre todo, antes de saber que eres multiapasionada y que tener muchas pasiones es algo fantástico y una gran ventaja.

Este blog comenzó a gestarse en la época en la que estaba obsesionada por encontrar «mi pasión».

Una época muy oscura de mi vida, por cierto.

Todo el mundo te habla que debes encontrar tu (único) camino en la vida, que todos nacemos para algo (una cosa) y que todos tenemos una pasión que nos hará inmensamente feliz.

«¿Cuál es mi pasión?» me repetía una y otra vez durante esos difíciles meses. «¿Cómo elegir entre todo lo que me gusta?, ¿debería decantarme por el diseño gráfico, la fotografía, la decoración, la cocina, la organización, los animales, la estética, ……………?»

En el fondo sabía que me era imposible elegir tan sólo un camino. Eso significaría terminar aborreciendo esa pasión y seguir frustrada por no haber elegido otro de los posibles caminos.

Creo que la palabra que mejor definiría esa época es la frustración. Tampoco ayudaba que todo el mundo a mi alrededor estuviera diciéndome sin parar: «Tienes que centrarte» (que tres palabras tan odiosas). Eso sólo aumentaba mi desesperación por encontrar «mi pasión».

¿Te suenan estas sensaciones?

Estoy convencida que sí.

Así que, multiapasionada, lo primero que debes hacer es darte cuenta y aceptar que no podemos elegir tan sólo un camino, tan sólo una pasión. La mejor opción es saber encontrar la combinación de tus pasiones, esa mezcla que te ayude a estar contínuamente en vibración, motivada, con fuego interior.

No es algo fácil. Puede llevarte poco tiempo o muchos meses (incluso años). Dicen que cuando dejas de obsesionarte con algo, aparece la respuesta que estabas buscando. Por lo que si llevas tiempo dándole vueltas al tema, lo mejor es que te olvides de ello por un tiempo y, cuando estés más relajada, eches un vistazo a tus apuntes, sin buscar nada, a ver si surje alguna idea nueva. También puedes probar a compartirlo con otra persona, porque muchas veces un punto de vista externo te aporta la luz que llevabas tiempo buscando.

Hace unas semanas, Concepción San Jerónimo, del blog Business New Generation, me hizo una vídeo-entrevista (¡¡qué te invito a ver!!) en el que me lanzaba una pregunta: ¿Qué emprender si tengo muchas pasiones?

Y cómo le conté a Concepción, hay un ejercicio que he sacado del libro Renaissance Business (del blog Puttylike, el que me descubrió el concepto de MultiApasionada y me ayudó a romper y vencer esa frustración que arrastraba desde hacía meses), mediante el que puedes aprender a encontrar EL NEXO DE UNIÓN DE TUS PASIONES.

El ejercicio de Renaissance Business está compuesto de un montón de ejercicios y preguntas que te van a ayudar a reflexionar, pero con las preguntas que le conté a Concepción en la entrevista vas a tener una base para poder comenzar a trabajar y poder encontrar ese nexo de unión que te ayude a conocer cómo combinar tus pasiones para conseguir estar siempre motivada y creativa.

Ver Ejercicio: «Cómo encontrar el Nexo de Unión de tus Pasiones»

EntrevistaQueEmprenderSiTengoMuchasPasiones

(a partir del minuto 17:56 de la entrevista)

Tanto si quieres aprovechar tus pasiones para lanzarte a emprender tu negocio, como si simplemente quieres saber cómo disfrutar de todo lo que te gusta y minimizar al máximo la fase de aburrimiento y aborrecimiento de alguna pasión, este ejercicio te ayudará.

El resultado puede sorprenderte, incluso para quien piense que lo tiene muy claro (aunque en el fondo siente que le falta algo).

Y si quieres dedicarte y vivir de lo que te apasiona, te recomiendo el libro de Puttylike. Conozco muchas multiapasionadas a las que les ha abierto los ojos (¡yo incluída!). Y aunque todavía sigo haciéndome muchas preguntas con respecto a mis pasiones, me ha ayudado mucho a entender cómo soy, mi patrón de pasiones y cómo unirlas para conseguir no aburrirme nunca de ellas.

Si tienes problemas con el inglés, no te preocupes porque el libro está en formato pdf y puedes traducirlo fácilmente con páginas web como OnlineDocTranslator (es la que yo uso para TODO lo que me descargo en inglés). Y para traducir la pagina web y el blog de Puttylike o cualquier otro en inglés, lo que siempre te recomiendo es verlo en Chrome (que te traduce automáticamente cualquier página en cualquier idioma al español).

Como realmente, más que un hábito, éste mes consiste en trabajar en un gran ejercicio de sabiduría y autoconocimiento interior, no hay enlace en Coach.me.

Te invito a que encuentres un tiempo para ti y contestes a las preguntas del ejercicio.

***

¿Te animas a poner los resultados del ejercicio? ¿Has reconocido algún patrón en tus pasiones a lo largo de tu vida?

¿Has encontrado el nexo de unión de tus pasiones? ¿Cuáles son y cómo logras combinarlo todo?

***

El post de Reto «Zen to Done». Hábito 10: Encontrar el nexo de unión de tus Pasiones aparece primero en Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos.

Reto «Zen to Done». Hábito 10: Encontrar el nexo de unión de tus Pasiones

Leer Más

Cambio de Vida y Superación Personal, Pasiones y Creatividad, Uncategorized

La semana pasada te hablaba del sentimiento de estar bloqueada: Qué sientes, cómo sufres, cómo puedes comenzar a combatir tus bloqueos.

Las próximas semanas iremos adentrándonos en profundidad en estos problemas que tanto nos paralizan y tanto mal nos hacen y me parecía interesante comenzar por el comienzo de esta fase por la que estás pasando, has pasado o vas a pasar.

Porque todo tiene un origen:

¿Cómo se forma un bloqueo?

Las causas son muy diversas. Existen tantos condicionantes que posiblemente sea muy difícil evitar llegar a la etapa de bloqueo.

No obstante, como toda etapa (buena o mala) en nuestra vida, siempre podemos darle la vuelta a la tortilla y aprender de esta experiencia para intentar hacer, todo lo que esté en nuestras manos, por no volver a sufrir una etapa de bloqueo como las que ya hemos pasado.

Al fin y al cabo, no es una experiencia gratificante para nadie.

Volviendo a las causas, ¿qué puede llevarte a pasar de un estado de euforia y creatividad a un estado de bloqueo y parálisis creativo?

1. Traumas no resueltos

Nos ocurre muchas veces que creemos (o nos obligamos a creer) que hemos superado alguna situación traumática del pasado. Una situación que en su momento nos causó mucho estrés y mucho dolor. Ese trauma que no resolvimos en el pasado y que nos obligamos a mirar para otro lado para poder superarlo, sigue enquistado en nuestro interior esperando que llegue el momento para volver a salir al exterior.

[blockquote quote_type=»type5″ author_name=»» width=»100%» float=»left»]Esconder algo no implica que desaparezca y, como es lógico, en el momento más inoportuno volverá a aparecer en nuestras vidas. Normalmente, cuando nos enfrentemos a una situación similar o que nos recuerde al momento en el que sufrimos dicho trauma.[/blockquote]

Volver a pasar por ello, o volver a sentir esos sentimientos que permanecían ocultos en nuestra memoria, hará que todo nuestro mundo se desmorone, sintamos que no podamos avanzar y nos bloqueemos.

Si en este momento no hacemos frente al trauma pasado no resuelto, no conseguiremos otra cosa que salir aún más perjudicadas. Sin embargo, si consigues hacerle frente y superarlo, vas a salir reforzada como nunca te hubieras imaginado.

2. Bloqueo como mecanismo de defensa

Sobre esto hemos hablado muchas veces. Te niegas la realidad. Te haces creer que no vales para algo, que no tiene porqué sucederte nada bueno, que quién eres tú para pensar si quiera en hacer tal cosa, en hablar de tal otra…

Suele estar relacionado con el hecho de comenzar a dar pasitos fuera de nuestra zona de comfort control. Nos enfrentamos a un mundo nuevo, desconocido, lleno de misterios. Nuestra mente empieza a imaginarse peligros y aparece nuestro lado más primitivo, fruto de cuando debíamos sobrevivir en un mundo tan hostil como cuando vivíamos en las cavernas.

[blockquote quote_type=»type5″ author_name=»» width=»100%» float=»left»]Nuestra mente entra en modo de defensa ante lo desconocido de la única manera que conoce: bloqueándonos para obligarnos a volver atrás, a la zona segura y conocida.[/blockquote]
3. Nos exigimos demasiado

Ponerte el listón alto puede motivarte a sacar la mejor versión de ti misma, puede motivarte a mejorar, a hacer las cosas bien.

[blockquote quote_type=»type5″ author_name=»» width=»100%» float=»left»]Ponerte el listón demasiado alto puede provocar el efecto contrario: nunca estamos conformes con lo que hacemos, tendemos a pensar que el resultado no es lo suficientemente bueno, que debería ser más perfecto.[/blockquote]

Esto hace que no nos permitamos avanzar. Nos repetimos: «Si no hago las cosas bien, mejor no lo hago».

El problema es que cada una personalizamos el nivel «bien» a nuestro antojo. Y, alcanzados este punto, tendemos a confundir algo que esté bien, con algo que esté perfecto. Un «perfecto» con el que jamás vamos a estar conformes y que nos lleva a bloquearnos y no nos deja dar un paso para conseguir lo que queremos.

4. Me siento culpable

Culpable por soñar, culpable por querer una vida mejor, culpable por sentir que mereces otra cosa, culpable por ser la primera que triunfa en casa, por ganar más que tu pareja, por ser independiente, …

[blockquote quote_type=»type5″ author_name=»» width=»100%» float=»left»]Muchas veces nos sentimos presionadas, o nos auto-presionamos nosotras mismas, por estar venciendo esas barreras que siempre nos han dicho que eran infranqueables.[/blockquote]

Si en tu casa siempre han criticado a las personas que tenían éxito, tus amigos y entorno cercano no luchan por sus sueños (ni siquiera se paran a pensar que los tienen), siempre te han dicho que no valías para esto o aquello, que no eres nadie para dar tu opinión, que las mujeres sólo sirven para atender la casa, …

Tu infancia, tu pasado y tu entorno puede condicionarte más de lo que piensas. Y en vez de sentirte orgullosa por todo lo que estás consiguiendo, te sientes culpable porque estás destacando por encima de los demás o por encima de lo que se supone tendrías que destacar.

Las críticas, comentarios negativos y las envidias que vas despertando en este proceso de superación, tampoco ayudan. Y ese sentimiento que va creciendo poco a poco en tu interior a raíz de todas esas opiniones (que sólo proyectan miedos de los que las dan), pueden hacer que un sentimiento de culpa te lleve a bloquearte para evitar seguir avanzando, para evitar dejar de ser aceptada por tu entorno.

***

Causas, como ves, hay muchas.

Lo importante es que te des cuenta que los bloqueos no sólo no te permiten avanzar si no que te transforman y te convierten en algo que no eres, alguien que no eres tú. Te vuelves insegura y te vuelves vulnerable a todo el que quiera hacerte daño.

Sólo cuando te permites ser quien realmente eres, permites que todos estos miedos y bloqueos desaparezcan. Darte cuenta de lo que vales, enfrentarte a tus miedos y traumas pasados, permitirte fallar, no ser perfecta y adentrarte en lo desconocido te permitirá desbloquearte, hacerte más fuerte y salir renovada de la experiencia.

Cómo hemos visto muchas veces, el camino no va a ser fácil, pero la recompensa valdrá con creces el esfuerzo invertido.

¿Te atreves a intentarlo?

***

El post de El Origen de los Bloqueos aparece primero en Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos.

El Origen de los Bloqueos

Leer Más

Mis Historias, Pasiones y Creatividad, Uncategorized

La semana pasada comenzaba una nueva sección: «MultiApasionadas de cerca« en la que voy a compartir contigo la vida, al otro lado de la pantalla, de bloggers MultiApasionadas: qué sienten, cómo viven y disfrutan de ser MA, qué pasiones tienen, cómo trabajan su creatividad, qué sueños tienen…

Y tuve la suerte de contar como madrina de esta sección a una de mis blogger favoritas desde que la descubriera un día de estos en los que vas saltando de un enlace a otro sin un rumbo fijo: Deborah Marín, del blog OyeDeb.com

Si te perdiste la entrevista, te recomiendo que le eches un vistazo (¡es muy inspiradora!).

Hoy también estoy de estreno. Y es que hoy comienza una nueva sección también:

Crónicas de una Curso-Adicta
Ya te confesé hace unos meses que soy una total y completa Curso-Adicta.

Es decir, sufro el «Síndrome de locura transitoria por comprar todos los cursos y libros que se me pongan por delante».

Comprar, que no hacer o terminar (e ahí el problema de ser Curso-Adicta).

Y ahora confiesa: ¿Tú también eres una yonqui de los cursos y libros como yo, verdad? Pues con esta nueva sección quiero explicarte mi experiencia (buena o mala) con ese maravilloso curso o libro que lleva tiempo brillando en el universo fantástico de tus pensamientos. Quiero pedirte disculpas, por adelantado, si te descubro algún curso nuevo que no conocías y que te lleva inevitablemente a la locura de darle al botón de «comprar».

Hace unos meses también, me comprometí públicamente a no comenzar ni comprar ningún curso nuevo mientras no terminase los que tenía comprados. He de confesar que es una promesa que está siendo muy muy muy muy muy difícil de cumplir. De momento sigo luchando con todos los objetos brillantes que se van cruzando por mi camino. Pero, ha habido algunas veces que he caído en los cantos de sirena de ese libro que todo el mundo recomienda y/o ese curso que está de oferta y/o que simplemente ha sido amor a primera vista.

Si también te pasa, procuro:
  • Por un lado, dejar pasar al menos 24-48h siempre antes de comprar algo. Hay veces que funciona y se me pasan las ganas. Y hay otras que no.
  • Si sigo con las ganas, pasado ese tiempo prudencial aplico el diagrama que te enseñé en el post de: «Lo confieso, soy Curso-Adicta«, en el que te las preguntas que debes hacerte para ver si realmente «¿Este curso es para ti?»

Como te contaba al principio, hoy comienza esta sección y he pensado que vamos a aprovechar que la semana pasada conociste un poco más de cerca a la MultiApasionada Deborah, de OyeDeb, para contarte mi opinión de sus cursos (que como buena curso-adicta, los he comprado todos).

 

EL DIARIO

OyeDeb Mi Diario

Este es el segundo curso que compré de OyeDeb, pero he querido comenzar por él porque es sin duda mi favorito.

Me apunté al Diario en una época de mi vida en la que me sentía totalmente perdida, sin energía, sin creatividad, sin ganas de luchar, sin saber porqué me sentía así, porqué me comportaba de la manera en que lo hacía, porqué sufría siempre con lo mismo. Una época en la que estaba completamente sin rumbo, a la deriva. Me dejaba llevar por la corriente con el riesgo de que colisionase con algún iceberg oculto y me hundiese.

Justo en esta época de mi vida llegó a mis manos El Diario.

Sin dudarlo, creo que es uno de los mejores cursos de mi vida. Si volviera atrás en el tiempo, me diría a mí misma que lo comprase porque me iba a cambiar la vida:

  • El Diario me hizo profundizar en lo más hondo de mi ser.
  • Me ayudó a sacar fuera todo los sentimientos que tenía ocultos y que estaba bloqueando.
  • Me ayudó a entender porqué sentía ciertas cosas y porqué reaccionaba de cierta manera ante diversas situaciones
  • Me ayudó a quererme, a valorarme por lo que soy.
  • Dejé de sentir que tenía que agradar a los demás. Soy hermosa tal y como soy.
  • Aprendí a conocer mis puntos fuertes.
  • Aprendí a valorar lo que tenía, a las personas que me rodeaban.
  • Me ayudó a abrir mis sentimientos a las personas que me quieren.
  • Me enseñó a decir lo que pienso sin sentirme culpable por ello.
  • Conocí a un montón de personas que estaban pasando por los mismos sentimientos que yo. Eso me ayudó muchísimo y me dio fuerza para seguir adelante.
  • Conocí a unas cuantas chicas que también estaban haciendo El Diario. Os puedo decir que no imagino un día sin mis indias.

En definitiva: El Diario cambió mi vida.

 

MiDiario OyeDeb

Este es uno de esos cursos que puedo poner la mano en el fuego y decirte: Si escribes y realizas los ejercicios que va proponiendo Deb cada día, tu vida va a cambiar y va a poner rumbo hacia un destino que jamás habrías imaginado.

Si conoces a alguien que está pasando por estos sentimientos, es el regalo perfecto.

 

EL IDEATORIO

El Ideatorio (Oye Deb)

Éste es el primer curso que compré de OyeDeb. Me acuerdo en el balcón de mi casa, mi primer verano aquí y mi primer verano con Lúa.

Había comenzado a detectar los primeros problemas con La Boda de tus Sueños (ver mi historia aquí). Sentía que algo no marchaba bien: no terminaba de sentirme a gusto con el proyecto, no era rentable, no tenía muy claro el rumbo que debía tomar con él, en qué servicio focalizarme, …

Algo por dentro me decía que no concordaba con el tipo de vida que yo quería tener. El problema era que, por aquel entonces, no sabía a qué se debía, a qué me quería dedicar o cómo debía re-enfocar mi negocio. Como te he contado alguna vez, todo ello hizo que perdiera la ilusión por el proyecto y que no tuviera claro qué quería hacer con mi vida.

En esas semanas del verano de 2013, estuve investigando mucho sobre el tema y leyendo, no te puedes imaginar la cantidad de blogs sobre el tema. Sentía que necesitaba dar un sentido a mi negocio, a comprender qué quería hacer con mi proyecto profesional. Tras investigar mucho, decidí hacer el curso del Ideatorio del que tan bien hablaba todo el mundo.

He vuelto a comenzar el curso para poder refrescar lo que aprendí ese verano de 2013 y poder compartir contigo todo lo que este curso me enseñó. Además, Deb va a lanzar una nueva edición del 27 al 6 de marzo, por lo que si estás sintiendo estos mismos sentimientos ahora mismo puede que sea el momento de aprovechar y hacer este curso.

¿En qué me ayudó y me está ayudando El Ideatorio?

  • Lo fundamental: a tener claro lo que quería y lo que no para mi vida.
  • Aprendí y estoy volviendo a aprender cómo soy, mis puntos fuertes, mis debilidades.
  • Cómo es mi personalidad, qué va conmigo, cómo sacarle partido. Esto es algo que puede parecer muy obvio y realmente no lo es. Muchas veces estamos confundidos sobre cómo somos y, sólo si nos formulan las preguntas adecuadas, somos capaces de indagar en nuestro interior y descubrir cómo somos realmente.
  • Me di cuenta de lo que me ha hecho realmente feliz a lo largo de mi vida, y dónde me siento a gusto.
  • Me ayudó a mirar al futuro de manera objetiva.
  • A saber cómo tiene que ser mi futuro profesional para sentirme realmente feliz con lo que hago.
  • Cómo compaginarlo para tener la vida que siempre he querido.
  • Y lo más importante, El Ideatorio me guió paso a paso en cómo materializar mis sueños, cómo hacerlos realidad.

Gracias a él descubrí que mi anterior proyecto (y otros con los que lo compaginaba) no me iba a traer la felicidad, qué debía pasar página. Y gracias a él descubrí el tipo de proyectos que de verdad me iban a hacer feliz.

Oye Deb El Ideatorio

Como te contaba antes, estoy volviendo a hacer El Ideatorio y estoy descubriendo nuevos aspectos sobre mí que me pasaron inadvertidos en su momento. Es uno de esos cursos que, creo, te valen para cualquier momento de tu vida y cualquier fase de tu proyecto. En el momento en que puedas sentirte un poco perdida profesionalmente, repasarlo te ayudará a encontrar de nuevo el rumbo por el que seguir.

Estos días Deb está ofreciendo una formación gratuita a través de vídeos y me ha encantado el último, en el que habla de los multiapasionados (que ella llama personalidad pluma). Aunque luego no hagas el curso, aprovecha porque son gratuitos, son muy interesantes y seguro que van a ayudarte a establecer las bases para saber lo qué quieres hacer con tu vida.

Y si te animas a hacer este curso, aprovecha porque sólo estará accesible para apuntarse desde este viernes 27 de febrero hasta el próximo viernes 6 de marzo. Aquí tienes toda la información.

 

TU EMPRESA HANDMADE

Los dos cursos siguientes no los he terminado, así que, aprovechando que te comento en este post mi experiencia con todos los cursos de Deb, te cuento mi opinión sobre lo que he visto hasta el momento, por si te puede ser de utilidad.

Tu Empresa Handmade (Oye Deb)

Si soy sincera conmigo misma, compré este curso porque siempre había soñado con mostrar al mundo mi lado manitas y creativo. Fue cuando empezaba a plantarse en mi cabeza la semillita de hacer una agenda para ayudar a las personas creativas y MultiApasionadas a organizarse.

No he llegado a terminar el curso, aunque sí he ido picando de una parte a otra conforme me iba interesando algún tema concreto u otro.

¿Qué tiene de bueno este curso?

  • De un vistazo y en un mismo sitio, tienes resumido lo más importante para comenzar tu negocio craft y creativo.
  • Cuenta con la opinión y experiencia de personas que están viviendo de lo que les gusta hacer (y eso motiva mucho a seguir adelante).
  • Te da las pautas para comenzar a dar forma a tu negocio craft/handmade/creativo.
  • Te muestra los pros y contras de las distintas opciones con las que siempre hay dudas.
  • Te enseña a vender tu producto y cuál es el mejor medio para hacerlo.
  • La pregunta del millón: ¿cuánto tengo que cobrar?
  • Te muestra los errores más comunes (que siempre piensas que no te van a pasar a ti y al final siempre caes).
  • Cómo comenzar, el registro de tu marca, los primeros pasos.
  • Y, en mi opinión, tiene un precio estupendo.

Si tienes experiencia con tu empresa handmade, llevas ya un tiempo por internet, conoces las redes sociales, te mueves por blogs de negocios, vas probando todo lo que aprendes y te encuentras por la red, lo que hacen otras blogger handmade, llevas bastante tiempo vendiendo tus productos en diversos mercados y plataformas online, … quizás este curso te resulte un poco básico para tu nivel. En este caso, te aconsejaría que mejor buscases cursos específicos de las áreas que te interesa mejorar.

Pero si haces cositas handmade y quieres preparar una buena base para que tu proyecto sea un éxito y te permita, algún día, poder vivir de ello, es un buen curso que te dará las claves y trucos para comenzar sin tener que perder un montón de tiempo buscando esa información por internet.

 

LOS QUE COMPRAN

Este curso ya no lo veo activo en la web de OyeDeb, pero por si acaso lo vuelve a lanzar más adelante, te cuento mi opinión sobre el tema:

Los que Compran (OyeDeb)

Compré este curso justo antes de descubrir que era MultiApasionada y antes, por tanto, de comenzar con el blog. Era una época en la que tenía claro que quería comenzar un blog en el que compartiese con todo el que quisiera leerme mis aventuras y desventuras y con el que pudiese encontrar a más gente «como yo».

Como te contaba, por aquel entonces no tenía nada claro la definición de «gente como yo» ya que todavía no había descubierto que las personas con múltiples intereses teníamos un nombre: MultiApasionados.

Justo en esta época lanzó Deb este curso y sentí que por fin iba a poder perfilar mi tipo de lector y el tipo de cliente que quería para mi futuro proyecto.

Como te contaba antes, lo he trasteado un poco por encima pero no lo he terminado. Para ser sincera, es uno de mis cursos pendientes de empezar. Dio la casualidad que justo después de comprarlo descubrí lo que es ser MultiApasionado y todas mis dudas con respecto al perfil de lector al que me iba a dirigir desaparecieron y mi proyecto cobró por fin un sentido.

No obstante, cómo es un curso que causó mucha expectación en su día voy a contarte cómo es:

  • El curso se desarrolla en una plataforma online. Es como una web y en cada apartado están los distintos temas.
  • Te explica cómo distinguir tu perfil de cliente de los que no.
  • Y por tanto, te enseña a quién debes dedicar toda tu energía y a quién no.
  • Me gusta del curso que está lleno de ejercicios. Al estilo de OyeDeb: de los que te hacen pensar y son prácticos, directos, útiles.
  • Te muestra los 6 tipos de clientes por los que vale la pena luchar, cómo son, cómo piensan, cómo dirigirte a ellos.
  • Te enseña cómo hay que hacer las cosas, cuál es la mejor manera de diseñar y redactar tus páginas de ventas, tu web.
  • También te enseña qué argumentos utilizar, las pegas de cada tipo de cliente, lo que les gusta, lo que no.
  • Vas a aprender a comunicarte, a conocer el proceso de compra, de venta.
  • Y te va a enseñar a crear una página de venta perfecta.

La verdad es que repasando el curso para poder hablarte de él en este post, he visto que tiene mucha más miga de la que vi en su día cuando, literalmente, le eche un vistazo superficial tras la compra.

Actualizaré la crónica de este curso en cuanto lo termine porque la verdad es que he visto que puede ser un curso mucho más interesante de lo que recordaba.

***

La semana pasada muchas confesasteis que erais Curso-Adicta de OyeDeb. ¿Es tu caso? (¡confiesa!)

¿Has hecho alguno de estos cursos? ¿Cómo los has vivido tú?

¿A qué cursos o libros eres curso-adicta?

***

El post de Crónicas de una Curso-Adicta: Los cursos de OyeDeb aparece primero en Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos.

Crónicas de una Curso-Adicta: Los cursos de OyeDeb

Leer Más

Mis Historias, Pasiones y Creatividad, Uncategorized

La semana pasada comenzaba una nueva sección: «MultiApasionadas de cerca« en la que voy a compartir contigo la vida, al otro lado de la pantalla, de bloggers MultiApasionadas: qué sienten, cómo viven y disfrutan de ser MA, qué pasiones tienen, cómo trabajan su creatividad, qué sueños tienen…

Y tuve la suerte de contar como madrina de esta sección a una de mis blogger favoritas desde que la descubriera un día de estos en los que vas saltando de un enlace a otro sin un rumbo fijo: Deborah Marín, del blog OyeDeb.com

Si te perdiste la entrevista, te recomiendo que le eches un vistazo (¡es muy inspiradora!).

Hoy también estoy de estreno. Y es que hoy comienza una nueva sección también:

Crónicas de una Curso-Adicta
Ya te confesé hace unos meses que soy una total y completa Curso-Adicta.

Es decir, sufro el «Síndrome de locura transitoria por comprar todos los cursos y libros que se me pongan por delante».

Comprar, que no hacer o terminar (e ahí el problema de ser Curso-Adicta).

Y ahora confiesa: ¿Tú también eres una yonqui de los cursos y libros como yo, verdad? Pues con esta nueva sección quiero explicarte mi experiencia (buena o mala) con ese maravilloso curso o libro que lleva tiempo brillando en el universo fantástico de tus pensamientos. Quiero pedirte disculpas, por adelantado, si te descubro algún curso nuevo que no conocías y que te lleva inevitablemente a la locura de darle al botón de «comprar».

Hace unos meses también, me comprometí públicamente a no comenzar ni comprar ningún curso nuevo mientras no terminase los que tenía comprados. He de confesar que es una promesa que está siendo muy muy muy muy muy difícil de cumplir. De momento sigo luchando con todos los objetos brillantes que se van cruzando por mi camino. Pero, ha habido algunas veces que he caído en los cantos de sirena de ese libro que todo el mundo recomienda y/o ese curso que está de oferta y/o que simplemente ha sido amor a primera vista.

Si también te pasa, procuro:
  • Por un lado, dejar pasar al menos 24-48h siempre antes de comprar algo. Hay veces que funciona y se me pasan las ganas. Y hay otras que no.
  • Si sigo con las ganas, pasado ese tiempo prudencial aplico el diagrama que te enseñé en el post de: «Lo confieso, soy Curso-Adicta«, en el que te las preguntas que debes hacerte para ver si realmente «¿Este curso es para ti?»

Como te contaba al principio, hoy comienza esta sección y he pensado que vamos a aprovechar que la semana pasada conociste un poco más de cerca a la MultiApasionada Deborah, de OyeDeb, para contarte mi opinión de sus cursos (que como buena curso-adicta, los he comprado todos).

 

EL DIARIO

OyeDeb Mi Diario

Este es el segundo curso que compré de OyeDeb, pero he querido comenzar por él porque es sin duda mi favorito.

Me apunté al Diario en una época de mi vida en la que me sentía totalmente perdida, sin energía, sin creatividad, sin ganas de luchar, sin saber porqué me sentía así, porqué me comportaba de la manera en que lo hacía, porqué sufría siempre con lo mismo. Una época en la que estaba completamente sin rumbo, a la deriva. Me dejaba llevar por la corriente con el riesgo de que colisionase con algún iceberg oculto y me hundiese.

Justo en esta época de mi vida llegó a mis manos El Diario.

Sin dudarlo, creo que es uno de los mejores cursos de mi vida. Si volviera atrás en el tiempo, me diría a mí misma que lo comprase porque me iba a cambiar la vida:

  • El Diario me hizo profundizar en lo más hondo de mi ser.
  • Me ayudó a sacar fuera todo los sentimientos que tenía ocultos y que estaba bloqueando.
  • Me ayudó a entender porqué sentía ciertas cosas y porqué reaccionaba de cierta manera ante diversas situaciones
  • Me ayudó a quererme, a valorarme por lo que soy.
  • Dejé de sentir que tenía que agradar a los demás. Soy hermosa tal y como soy.
  • Aprendí a conocer mis puntos fuertes.
  • Aprendí a valorar lo que tenía, a las personas que me rodeaban.
  • Me ayudó a abrir mis sentimientos a las personas que me quieren.
  • Me enseñó a decir lo que pienso sin sentirme culpable por ello.
  • Conocí a un montón de personas que estaban pasando por los mismos sentimientos que yo. Eso me ayudó muchísimo y me dio fuerza para seguir adelante.
  • Conocí a unas cuantas chicas que también estaban haciendo El Diario. Os puedo decir que no imagino un día sin mis indias.

En definitiva: El Diario cambió mi vida.

 

MiDiario OyeDeb

Este es uno de esos cursos que puedo poner la mano en el fuego y decirte: Si escribes y realizas los ejercicios que va proponiendo Deb cada día, tu vida va a cambiar y va a poner rumbo hacia un destino que jamás habrías imaginado.

Si conoces a alguien que está pasando por estos sentimientos, es el regalo perfecto.

 

EL IDEATORIO

El Ideatorio (Oye Deb)

Éste es el primer curso que compré de OyeDeb. Me acuerdo en el balcón de mi casa, mi primer verano aquí y mi primer verano con Lúa.

Había comenzado a detectar los primeros problemas con La Boda de tus Sueños (ver mi historia aquí). Sentía que algo no marchaba bien: no terminaba de sentirme a gusto con el proyecto, no era rentable, no tenía muy claro el rumbo que debía tomar con él, en qué servicio focalizarme, …

Algo por dentro me decía que no concordaba con el tipo de vida que yo quería tener. El problema era que, por aquel entonces, no sabía a qué se debía, a qué me quería dedicar o cómo debía re-enfocar mi negocio. Como te he contado alguna vez, todo ello hizo que perdiera la ilusión por el proyecto y que no tuviera claro qué quería hacer con mi vida.

En esas semanas del verano de 2013, estuve investigando mucho sobre el tema y leyendo, no te puedes imaginar la cantidad de blogs sobre el tema. Sentía que necesitaba dar un sentido a mi negocio, a comprender qué quería hacer con mi proyecto profesional. Tras investigar mucho, decidí hacer el curso del Ideatorio del que tan bien hablaba todo el mundo.

He vuelto a comenzar el curso para poder refrescar lo que aprendí ese verano de 2013 y poder compartir contigo todo lo que este curso me enseñó. Además, Deb va a lanzar una nueva edición del 27 al 6 de marzo, por lo que si estás sintiendo estos mismos sentimientos ahora mismo puede que sea el momento de aprovechar y hacer este curso.

¿En qué me ayudó y me está ayudando El Ideatorio?

  • Lo fundamental: a tener claro lo que quería y lo que no para mi vida.
  • Aprendí y estoy volviendo a aprender cómo soy, mis puntos fuertes, mis debilidades.
  • Cómo es mi personalidad, qué va conmigo, cómo sacarle partido. Esto es algo que puede parecer muy obvio y realmente no lo es. Muchas veces estamos confundidos sobre cómo somos y, sólo si nos formulan las preguntas adecuadas, somos capaces de indagar en nuestro interior y descubrir cómo somos realmente.
  • Me di cuenta de lo que me ha hecho realmente feliz a lo largo de mi vida, y dónde me siento a gusto.
  • Me ayudó a mirar al futuro de manera objetiva.
  • A saber cómo tiene que ser mi futuro profesional para sentirme realmente feliz con lo que hago.
  • Cómo compaginarlo para tener la vida que siempre he querido.
  • Y lo más importante, El Ideatorio me guió paso a paso en cómo materializar mis sueños, cómo hacerlos realidad.

Gracias a él descubrí que mi anterior proyecto (y otros con los que lo compaginaba) no me iba a traer la felicidad, qué debía pasar página. Y gracias a él descubrí el tipo de proyectos que de verdad me iban a hacer feliz.

Oye Deb El Ideatorio

Como te contaba antes, estoy volviendo a hacer El Ideatorio y estoy descubriendo nuevos aspectos sobre mí que me pasaron inadvertidos en su momento. Es uno de esos cursos que, creo, te valen para cualquier momento de tu vida y cualquier fase de tu proyecto. En el momento en que puedas sentirte un poco perdida profesionalmente, repasarlo te ayudará a encontrar de nuevo el rumbo por el que seguir.

Estos días Deb está ofreciendo una formación gratuita a través de vídeos y me ha encantado el último, en el que habla de los multiapasionados (que ella llama personalidad pluma). Aunque luego no hagas el curso, aprovecha porque son gratuitos, son muy interesantes y seguro que van a ayudarte a establecer las bases para saber lo qué quieres hacer con tu vida.

Y si te animas a hacer este curso, aprovecha porque sólo estará accesible para apuntarse desde este viernes 27 de febrero hasta el próximo viernes 6 de marzo. Aquí tienes toda la información.

 

TU EMPRESA HANDMADE

Los dos cursos siguientes no los he terminado, así que, aprovechando que te comento en este post mi experiencia con todos los cursos de Deb, te cuento mi opinión sobre lo que he visto hasta el momento, por si te puede ser de utilidad.

Tu Empresa Handmade (Oye Deb)

Si soy sincera conmigo misma, compré este curso porque siempre había soñado con mostrar al mundo mi lado manitas y creativo. Fue cuando empezaba a plantarse en mi cabeza la semillita de hacer una agenda para ayudar a las personas creativas y MultiApasionadas a organizarse.

No he llegado a terminar el curso, aunque sí he ido picando de una parte a otra conforme me iba interesando algún tema concreto u otro.

¿Qué tiene de bueno este curso?

  • De un vistazo y en un mismo sitio, tienes resumido lo más importante para comenzar tu negocio craft y creativo.
  • Cuenta con la opinión y experiencia de personas que están viviendo de lo que les gusta hacer (y eso motiva mucho a seguir adelante).
  • Te da las pautas para comenzar a dar forma a tu negocio craft/handmade/creativo.
  • Te muestra los pros y contras de las distintas opciones con las que siempre hay dudas.
  • Te enseña a vender tu producto y cuál es el mejor medio para hacerlo.
  • La pregunta del millón: ¿cuánto tengo que cobrar?
  • Te muestra los errores más comunes (que siempre piensas que no te van a pasar a ti y al final siempre caes).
  • Cómo comenzar, el registro de tu marca, los primeros pasos.
  • Y, en mi opinión, tiene un precio estupendo.

Si tienes experiencia con tu empresa handmade, llevas ya un tiempo por internet, conoces las redes sociales, te mueves por blogs de negocios, vas probando todo lo que aprendes y te encuentras por la red, lo que hacen otras blogger handmade, llevas bastante tiempo vendiendo tus productos en diversos mercados y plataformas online, … quizás este curso te resulte un poco básico para tu nivel. En este caso, te aconsejaría que mejor buscases cursos específicos de las áreas que te interesa mejorar.

Pero si haces cositas handmade y quieres preparar una buena base para que tu proyecto sea un éxito y te permita, algún día, poder vivir de ello, es un buen curso que te dará las claves y trucos para comenzar sin tener que perder un montón de tiempo buscando esa información por internet.

 

LOS QUE COMPRAN

Este curso ya no lo veo activo en la web de OyeDeb, pero por si acaso lo vuelve a lanzar más adelante, te cuento mi opinión sobre el tema:

Los que Compran (OyeDeb)

Compré este curso justo antes de descubrir que era MultiApasionada y antes, por tanto, de comenzar con el blog. Era una época en la que tenía claro que quería comenzar un blog en el que compartiese con todo el que quisiera leerme mis aventuras y desventuras y con el que pudiese encontrar a más gente «como yo».

Como te contaba, por aquel entonces no tenía nada claro la definición de «gente como yo» ya que todavía no había descubierto que las personas con múltiples intereses teníamos un nombre: MultiApasionados.

Justo en esta época lanzó Deb este curso y sentí que por fin iba a poder perfilar mi tipo de lector y el tipo de cliente que quería para mi futuro proyecto.

Como te contaba antes, lo he trasteado un poco por encima pero no lo he terminado. Para ser sincera, es uno de mis cursos pendientes de empezar. Dio la casualidad que justo después de comprarlo descubrí lo que es ser MultiApasionado y todas mis dudas con respecto al perfil de lector al que me iba a dirigir desaparecieron y mi proyecto cobró por fin un sentido.

No obstante, cómo es un curso que causó mucha expectación en su día voy a contarte cómo es:

  • El curso se desarrolla en una plataforma online. Es como una web y en cada apartado están los distintos temas.
  • Te explica cómo distinguir tu perfil de cliente de los que no.
  • Y por tanto, te enseña a quién debes dedicar toda tu energía y a quién no.
  • Me gusta del curso que está lleno de ejercicios. Al estilo de OyeDeb: de los que te hacen pensar y son prácticos, directos, útiles.
  • Te muestra los 6 tipos de clientes por los que vale la pena luchar, cómo son, cómo piensan, cómo dirigirte a ellos.
  • Te enseña cómo hay que hacer las cosas, cuál es la mejor manera de diseñar y redactar tus páginas de ventas, tu web.
  • También te enseña qué argumentos utilizar, las pegas de cada tipo de cliente, lo que les gusta, lo que no.
  • Vas a aprender a comunicarte, a conocer el proceso de compra, de venta.
  • Y te va a enseñar a crear una página de venta perfecta.

La verdad es que repasando el curso para poder hablarte de él en este post, he visto que tiene mucha más miga de la que vi en su día cuando, literalmente, le eche un vistazo superficial tras la compra.

Actualizaré la crónica de este curso en cuanto lo termine porque la verdad es que he visto que puede ser un curso mucho más interesante de lo que recordaba.

***

La semana pasada muchas confesasteis que erais Curso-Adicta de OyeDeb. ¿Es tu caso? (¡confiesa!)

¿Has hecho alguno de estos cursos? ¿Cómo los has vivido tú?

¿A qué cursos o libros eres curso-adicta?

***

El post de Crónicas de una Curso-Adicta: Los cursos de OyeDeb aparece primero en Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos.

Crónicas de una Curso-Adicta: Los cursos de OyeDeb

Leer Más

Mis Historias, Pasiones y Creatividad, Uncategorized

Tengo que confesaros una cosa, tengo que parar este «pequeño» problema que tengo: Soy adicta a comprar cursos y libros. El problema es que muchos de esos cursos y muchos de esos libros y ebooks (la gran mayoría si soy sincera conmigo misma), ni siquiera los he empezado. O si he empezado a hacerlos o leerlos, no he sido capaz de terminarlos. Pero no porque no quiera, si no porque me aburro a mitad o mi atención se centra en otro nuevo y de pronto, puff, se esfuman las ganas y el interés de terminar lo que estaba haciendo.

¡Cómo me fastidia este mal de los MA!

Como es lógico, no sólo mi cuenta corriente se ha visto afectada por este problemilla durante los últimos años, si no que también ha llegado un momento que me he tenido que decir: «Eva, para». Esto no puede seguir así.

A principio de este año me propuse no coger nada nuevo mientras no terminase los objetivos que me fuese poniendo, incluso he intentado marcarme un calendario de actividades o pasiones, cada mes una cosa, pero anda, dile a un MA que sus pasiones a lo largo de los próximos meses van a ser sólo las marcadas en el calendario y que empiezan el día 1 y terminan el día 30. Huele a fracaso seguro. Aunque creo que la base es buena, tengo que darle alguna vuelta para ver cómo se puede adaptar a nuestras locas cabezas. De momento lo dejo aquí por si a alguna se le ocurre algo que pueda funcionarnos.

Lo cierto está que la cosa empezó bien. Llega diciembre, enero,… y hasta ahí fui cumpliendo la cosa peeeero las blogueras hiper geniales que sigo decidieron sacar un montón de cursos irresistibles, esos que además se lanzan con un precio mega exclusivo hecho solamente para ti y cuya oferta sólo va a durar 3 días, antes de pasar a ser mega caros. Y claro, la tonta de mí que no puede resistir no comerse el caramelo que me enseñan porque además, seamos sinceras, es un caramelo goloso y mágico que va a cambiarte la vida y es justo lo que necesitas «AHORA». ¿Cómo resistirse?

Pues por mucho que lo he intentado, caramelo veo, caramelo quiero. Y claro, cuando es uno, pues genial. Pero cuando de pronto me he encontrado con una bolsa llena en la mano y la boca llena de otros cien mil caramelos de todas las formas y colores, pues como que no disfruto ni de una cosa, ni de otra.

Y es que hace unos días se me fue la pinza. Pero del todo ya. Y es que me dio por el maravilloso curso de Marie Forleo, el de la B-School, ese que promete cambiarte la vida y convertirte en millonaria (¿Te suena?). Ese maravilloso curso que no cuesta 35€, ni 89€. No, el cursito de marras cuesta casi lo mismo que un máster: 1.500€.  ¿¡Comorrr!?… Ay dios mio!!, menos mal que las inscripciones abren una vez al año y que no tengo ese dinero en el bolsillo, porque si no se de una que se le va la mano al «buy it!» y otro que me deja por no poder aguantar ya mis locuras… Sí, fue la gota que colmó el vaso.

Un pequeño inciso, por si hay alguien que pasa por el mismo momento transitorio de locura con ese curso, estuve buscando información por internet y encontré opiniones de todos los gustos, tanto de «es fabuloso» como otras en la que decían que algunos temas se pueden encontrar gratis por internet. Por ejemplo, esta (ejem) maravillosa guía gratuita (doy fe que es maravillosa de verdad).

Así que ha llegado el momento de comenzar a cerrar estos estupendos capítulos de mi vida, dejar de intentar estar en mil sitios a la vez, y como nos contó Mar en el post de la semana pasada, dejar de pre-ocuparme y terminar las cosas que empiezo. Puede que sólo sea miedo interno a fracasar o puede que sean más cosas (investigaré), pero tengo que dejar de comprar y comprar cursos y libros (por lo menos hasta que inventen el usb pc-cerebro que descargue la información directamente en tu cabeza y permita que nos olvidemos de la etapa previa de aprendizaje). Mientras tanto, voy a hacer caso del sabio consejo de Leo Babauta y VOY A COMPROMETERME PÚBLICAMENTE CONTIGO:

No compro ningún curso más hasta que no haya terminado los que tengo. Y no compro ningún libro más hasta que no me haya leído todos los que hay en casa.

Uff, ¡¡¡y no os podéis imaginar lo difícil que es esto para mí!!!. La idea inicial era comprometerme sólo a leer y terminar todo lo que tengo, pero si siguen entrando caramelos a la bolsa como que será la pescadilla que muerde la cola, verdad? (vamos, que no terminará nunca está pesadilla). Bueno, confieso, es una pesadilla que me encanta.

Como no quiero asustar a nadie, voy a poner en esta página aparte el listado de cursos y libros que tengo pendientes, junto con el resto de compromisos públicos que vaya haciendo en este blog, y ahí llevaré el seguimiento de todo.

Si estás pensando en algún curso para hacer o libro que leer, ya sabes que puedes escribirme cuando quieras y yo te cuento si vale la pena o no. No quiero que pases por esto o que compres algo que no vale la pena. En la página de mis compromisos iré poniendo mi opinión conforme vaya terminando los cursos y libros pendientes, pero si necesitas una pequeña ayuda o una GUÍA que te ayude a desbloquearte y/o ver SI REALMENTE NECESITAS HACER UN CURSO O NO, he encontrado un Diagrama de Flujo perfecto en este blog y lo he traducido y adaptado un poquito:

(si quieres descargarlo en formato A4 para tenerlo en casa siempre presente, haz click en la imagen).

¿Debo hacer este Curso?

xxx

Si piensas que esto es algún tipo de locura o te pasa lo mismo, voy a compartir contigo lo que me dijo el otro día la genial Goretti de Doctora Vintage:

[blockquote quote_type=»type5″ author_name=»» width=»100%» float=»left»]»Los locos de verdad no saben que lo están, así que vive tranquila. Lo tuyo es locura secundaria, del tipo B, de la buena. Como el colesterol, que hay del bueno y del malo.»[/blockquote]

Así que loquitas del tipo B,

¡¡confesad!!

Que yo sé que no soy la única que sufre del «Síndrome de locura transitoria por comprar todos los libros y cursos que se me pongan por delante».

Espero vuestras confesiones y si alguna se anima, también vuestros compromisos públicos!

***

 

[sf_button colour=»black» type=»sf-icon-reveal» size=»large» link=»http://bit.ly/BundleEmprendedores» target=»_blank» icon=»fa-child» dropshadow=»no» rounded=»no» extraclass=»»]¡HAZTE CON EL BUNDLE YA! ¡¡PINCHA AQUÍ!![/sf_button]

[sf_icon image=»sf-im-arrow-downincircle» character=»» size=»small» cont=»no» float=»none» color=»#dfa0aa»] [Wow-Countdowns id=1]

Hola, me llamo Eva y soy Curso-Adicta

Leer Más

Pasiones y Creatividad, Uncategorized

¡Hoy estoy muy emocionada! Miles de mariposas se mueven por mi estómago. Y es que la familia de MA crece. Crecemos y además aprendemos. Porque si una cosa tenemos los MA es que tenemos taaaantas cosas que podemos compartir con el resto, que todos nos beneficiamos de las pasiones del resto, aprendemos cosas nuevas, descubrimos nuevos talentos que no sabíamos que teníamos y nos enamoramos de nuevas pasiones.

Y hoy tengo la gran suerte de poder presentarte a Mar. Una MultiApasionada divertidísima que te hará reir, te hará reflexionar, te invitará a mirar en tu interior y te enseñará a sacar esa fuerza que tienes ahí escondida y esos detalles que te hacen única!

¡No me enrrollo más! Os dejo con ella y su primer post que viene pisando fuerte….

¡¡BIENVENIDA MAR!!

***

¿Soy súper-mega-giga apasionada o es que me aburro enseguida?

Ay madre mía, nuestra exigencia de SUPERWOMAN nos llega hasta las pasiones. ¿Cómo puede ser? ¿Cómo puede nuestro cerebro dejar que nos “aburramos” de lo que nos apasionaba hasta hace 5 minutos?

Pues sí, el poder mental existe ji ji, pero no precisamente para hacer que Brad Pitt o Angelina Jolie nos inviten “a tomar café” sólo con mirarles a los ojos. No, chicas no, el poder mental existe y depende sólo y exclusivamente de nosotras.

Sólo nosotras podemos decidir QUÉ queremos pensar y CÓMO queremos hacerlo. Y sí, decirlo es muy fácil, pero la vida lo es aún más el día que lo consigues. Os lo prometo.

¿Y si me despiden? ¿Y si no doy una buena conferencia? ¿Y si no consigo hacer el saludo al sol perfecto? ¿Y si no llego hoy tampoco al orgasmo?

¿PERO HA PASADO TODO ESO YA?

Pues entonces explícame una cosa… ¡¿DE QUÉ TE PREOCUPAS?!

Hace mucho tiempo leí una frase que me dejó marcada para siempre y decidí que cada vez que me entraran ataques de: “voy a asesinar a alguien o yo me tiro por la ventana” me la diría una y otra vez hasta ser capaz de bajar el nivel de ansiedad, agobio, preocupación o llámalo como tú prefieras. Y esa frase es:

“Si el problema tiene solución, ¿de qué te preocupas? Y si el problema no tiene solución… ¡¿de qué te preocupas?!” 

¡¡Y es verdad jolín!!

[blockquote quote_type=»type5″ author_name=»» width=»100%» float=»left»]Qué maravillosa facilidad tenemos para amargarnos la existencia preguntándonos a todas horas, ¿Y si…?[/blockquote]

Y si… ¡¡narices!! Ya está, suficiente… ¡¡PARAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!! ¿Acaso tú vienes con una bola de cristal bajo el brazo en vez de una barra de pan? Oye si es así, avisa que tengo que preguntarte un par de cositas 😉

¿Pero por qué se nos da tan bien abrir el paraguas antes de que empiece a llover?

Analiza el verbo preocuparse de verdad…:

PRE-OCUPARSE

Vamos…blanco y en botella… “Ocuparse de algo antes de que haya sucedido”.

¿Qué pasa? ¿Qué no tenías suficiente con todo aquello de lo que tienes que OCUPARTE hoy que además has decidido echarte un extra a la espalda comprando una bola de cristal en el Media Markt y pre-ocupándote de lo que no sabes si sucederá?

Empezamos montones de cosas y perdemos la pasión enseguida porque en el momento en que la cosa pasa del nivel “ah qué guay ya me he hecho con ello” normalmente se pasa al nivel II, y ahí…¡¡nos asustamos!! ¿Y si no lo hago bien?

¿Y qué pasa si no lo haces bien? De verdad, contéstame a esta pregunta, o mejor aún, CONTÉSTATE a esta pregunta con objetividad, viéndolo desde fuera y quitándole una poquita de la importancia que ya le habías puesto extra… ¿Qué dices? ¿No sabes? Pues yo te doy mi respuesta…

¡¡ NADAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!

Habrá dos o tres situaciones en la vida en las que sí pasará algo si fallas, pero ¿y el resto del tiempo? ¿Por qué nos exigimos tanto hasta cuando estamos disfrutando?

No es que nos aburramos, es que como ya lo hemos hecho bien una primera vez, para qué arriesgarnos y hacerlo una segunda no sea que ya perdamos la suerte del principiante y tengamos que oír algún “No, así no”, o un “Dale una vuelta con otro enfoque”, o “el examen podía haber salido mejor”.

O peor aún, ni siquiera lo intentamos no sea que… ¿Y si no soy capaz?

Otra gran frase:

 “No he fallado, simplemente he obtenido un resultado diferente al que esperaba”

¡¡Esta frase es genial!! Y encima está llena de verdad.

[blockquote quote_type=»type5″ author_name=»» width=»100%» float=»left»]Nuestro nivel de exigencia es directamente proporcional a nuestro nivel de miedo a fallar en la vida.[/blockquote]

CONCLUSIÓN: si nos exigimos menos, tendremos más tolerancia a resultados diferentes, disfrutaremos más de los niveles II porque estaremos avanzando en lo que nos apasiona, y por tanto, nuestro miedo desaparecerá.

¿Qué me dices? ¿Nos cuentas cómo haces tú para no PRE-OCUPARTE?

***

El post de MA con pasión… ¿LIMITADA? aparece primero en Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos.

***

Mar3

       www.talleresentropia.es | Facebook Talleres Entropia | Twitter Talleres Entropia

¿Soy súper-mega-giga apasionada? ¿O es que me aburro enseguida?

Leer Más

Pasiones y Creatividad, Uncategorized

¡Hoy estoy muy emocionada! Miles de mariposas se mueven por mi estómago. Y es que la familia de MA crece. Crecemos y además aprendemos. Porque si una cosa tenemos los MA es que tenemos taaaantas cosas que podemos compartir con el resto, que todos nos beneficiamos de las pasiones del resto, aprendemos cosas nuevas, descubrimos nuevos talentos que no sabíamos que teníamos y nos enamoramos de nuevas pasiones.

Y hoy tengo la gran suerte de poder presentarte a Mar. Una MultiApasionada divertidísima que te hará reir, te hará reflexionar, te invitará a mirar en tu interior y te enseñará a sacar esa fuerza que tienes ahí escondida y esos detalles que te hacen única!

¡No me enrrollo más! Os dejo con ella y su primer post que viene pisando fuerte….

¡¡BIENVENIDA MAR!!

***

¿Soy súper-mega-giga apasionada o es que me aburro enseguida?

Ay madre mía, nuestra exigencia de SUPERWOMAN nos llega hasta las pasiones. ¿Cómo puede ser? ¿Cómo puede nuestro cerebro dejar que nos “aburramos” de lo que nos apasionaba hasta hace 5 minutos?

Pues sí, el poder mental existe ji ji, pero no precisamente para hacer que Brad Pitt o Angelina Jolie nos inviten “a tomar café” sólo con mirarles a los ojos. No, chicas no, el poder mental existe y depende sólo y exclusivamente de nosotras.

Sólo nosotras podemos decidir QUÉ queremos pensar y CÓMO queremos hacerlo. Y sí, decirlo es muy fácil, pero la vida lo es aún más el día que lo consigues. Os lo prometo.

¿Y si me despiden? ¿Y si no doy una buena conferencia? ¿Y si no consigo hacer el saludo al sol perfecto? ¿Y si no llego hoy tampoco al orgasmo?

¿PERO HA PASADO TODO ESO YA?

Pues entonces explícame una cosa… ¡¿DE QUÉ TE PREOCUPAS?!

Hace mucho tiempo leí una frase que me dejó marcada para siempre y decidí que cada vez que me entraran ataques de: “voy a asesinar a alguien o yo me tiro por la ventana” me la diría una y otra vez hasta ser capaz de bajar el nivel de ansiedad, agobio, preocupación o llámalo como tú prefieras. Y esa frase es:

“Si el problema tiene solución, ¿de qué te preocupas? Y si el problema no tiene solución… ¡¿de qué te preocupas?!” 

¡¡Y es verdad jolín!!

[blockquote quote_type=»type5″ author_name=»» width=»100%» float=»left»]Qué maravillosa facilidad tenemos para amargarnos la existencia preguntándonos a todas horas, ¿Y si…?[/blockquote]

Y si… ¡¡narices!! Ya está, suficiente… ¡¡PARAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!! ¿Acaso tú vienes con una bola de cristal bajo el brazo en vez de una barra de pan? Oye si es así, avisa que tengo que preguntarte un par de cositas 😉

¿Pero por qué se nos da tan bien abrir el paraguas antes de que empiece a llover?

Analiza el verbo preocuparse de verdad…:

PRE-OCUPARSE

Vamos…blanco y en botella… “Ocuparse de algo antes de que haya sucedido”.

¿Qué pasa? ¿Qué no tenías suficiente con todo aquello de lo que tienes que OCUPARTE hoy que además has decidido echarte un extra a la espalda comprando una bola de cristal en el Media Markt y pre-ocupándote de lo que no sabes si sucederá?

Empezamos montones de cosas y perdemos la pasión enseguida porque en el momento en que la cosa pasa del nivel “ah qué guay ya me he hecho con ello” normalmente se pasa al nivel II, y ahí…¡¡nos asustamos!! ¿Y si no lo hago bien?

¿Y qué pasa si no lo haces bien? De verdad, contéstame a esta pregunta, o mejor aún, CONTÉSTATE a esta pregunta con objetividad, viéndolo desde fuera y quitándole una poquita de la importancia que ya le habías puesto extra… ¿Qué dices? ¿No sabes? Pues yo te doy mi respuesta…

¡¡ NADAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!

Habrá dos o tres situaciones en la vida en las que sí pasará algo si fallas, pero ¿y el resto del tiempo? ¿Por qué nos exigimos tanto hasta cuando estamos disfrutando?

No es que nos aburramos, es que como ya lo hemos hecho bien una primera vez, para qué arriesgarnos y hacerlo una segunda no sea que ya perdamos la suerte del principiante y tengamos que oír algún “No, así no”, o un “Dale una vuelta con otro enfoque”, o “el examen podía haber salido mejor”.

O peor aún, ni siquiera lo intentamos no sea que… ¿Y si no soy capaz?

Otra gran frase:

 “No he fallado, simplemente he obtenido un resultado diferente al que esperaba”

¡¡Esta frase es genial!! Y encima está llena de verdad.

[blockquote quote_type=»type5″ author_name=»» width=»100%» float=»left»]Nuestro nivel de exigencia es directamente proporcional a nuestro nivel de miedo a fallar en la vida.[/blockquote]

CONCLUSIÓN: si nos exigimos menos, tendremos más tolerancia a resultados diferentes, disfrutaremos más de los niveles II porque estaremos avanzando en lo que nos apasiona, y por tanto, nuestro miedo desaparecerá.

¿Qué me dices? ¿Nos cuentas cómo haces tú para no PRE-OCUPARTE?

***

El post de MA con pasión… ¿LIMITADA? aparece primero en Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos.

***

Mar3

       www.talleresentropia.es | Facebook Talleres Entropia | Twitter Talleres Entropia

¿Soy súper-mega-giga apasionada? ¿O es que me aburro enseguida?

Leer Más

Pasiones y Creatividad, Uncategorized

Hace una semana volví de unas mini vacaciones por Cantabria. Fueron, casi, como una especie de retiro fotográfico. Tuve tiempo de desconectar, reflexionar, aprender y transformar por completo la manera en que había vivido la fotografía hasta ahora.

Me gustaría que reflexionaras por un momento y fueses sincera contigo misma: ¿te paras a observar lo que te rodea? ¿disfrutas del camino que haces habitualmente al trabajo, al cole, a la compra,…? ¿sabrías decirme 10 detalles al menos que hacen único a ese recorrido?

Vivimos en una sociedad en la que tienes que saber hacer muchas cosas y además tienes que hacerlas para «ya». Las prisas, el tener una agenda demasiado apretada (que seguro tu misma llenas para no tener ningún hueco vacío. A mí me pasa), hace que no estés disfrutando del camino, de tu vida, de lo que te rodea.

xxx
[blockquote quote_type=»type5″ author_name=»» width=»100%» float=»left»]Los pequeños detalles pasan desapercibidos, esos que llenan tu vida. Estás pasando delante de ellos, día tras día y ni siquiera te estás dando cuenta.[/blockquote]
xxx

Hoy quiero enseñarte tres ejercicios, muy simples, puede que hasta te parezcan una tontería. Pero creeme, lo transforman todo.

xxx
CAMBIA TU PUNTO DE VISTA

En el primero, te voy a invitar a un ejercicio que me ha encantado del curso «Un paseo por lo invisible«, de Mönica Bedmar, que he hecho durante estos días en Cantabria y que ha hecho que mi recuerdo y forma de ver el viaje haya sido distinta a todos los viajes anteriores. Mö nos invitaba a realizarlo en nuestros trayectos diarios, esos de los que te hablaba antes, los que haces todos los días, de forma mecánica.

A partir de ahora intenta observar tu mundo desde una perspectiva distinta. Vas a mirar HACIA ARRIBA, al cielo, a los tejados, a los balcones, a los carteles, a las copas de los árboles, … Intenta descubrir esos detalles que permanecían ocultos hasta ahora. Siéntate en un banco y párate a observarlos. No tengas prisa. Están ahí esperándote. Quieren ser descubiertos.

xxx

Arriba1

Arriba2

Arriba3

Arriba4

Arriba5

Arriba6

Arriba7

Arriba9

Arriba10

Arriba11

Arriba12

xxx

A mí me encanta mirar al suelo cuando voy por el campo, descubrir hormigueros, bichitos, flores nuevas, y cuando tengo la oportunidad de ir a una zona de costa, mirar al mar en el puerto, intentar ver la vida que hay debajo de los barcos, descubrir los secretos que hay ocultos bajo tus pies… Pruébalo. Tras unas semanas, cuando hayas descubierto ese mundo que hay ahí arriba, BAJA LA MIRADA y cambia la perspectiva.

xxx

Abajo1

Abajo3

Abajo4

Abajo5

Abajo7

Abajo8

Abajo9

Abajo10

xxx
30 PERSPECTIVAS, 30 MANERAS DE VER LAS COSAS

El curso de Mö ha coincidido unos días con el de Verónica Gran y su taller de FotoLov. Vero nos invita a mirar lo que nos rodea, y a nosotros mismos, desde la mirada del amor. Todo tiene un lado hermoso, pero si miramos nuestro mundo siempre desde la misma perspectiva nunca podrás darte cuenta. Te invito a que intentes observar esos detalles que has descubierto en tu paseo cotidiano desde todas las perspectivas que se te ocurran. Vero nos invita en su curso a hacer este ejercicio durante un mes: 30 perspectivas, treinta maneras de ver las cosas, treinta maneras diferentes de entender tu mundo.

xxx

CebraCabarceno0b

CebraCabarceno1c

CebraCabarceno2b

CebraCabarceno3c

CebraCabarceno4b

CebraCabarceno5c

CebraCabarceno6b

xxx

Puede que sientas que has llegado a un callejón sin salida, puede que hayas perdido la esperanza, puede que haga meses que no te sientas inspirada, puede que pienses que has perdido tu creatividad y que nunca la vas a recuperar. El año pasado pasé por ese oscuro bache y es horrible tener esa sensación de andar perdida, sin rumbo. Pero, hazme caso:

[blockquote quote_type=»type5″ author_name=»» width=»100%» float=»left»]En cuanto comienzas a ver tu mundo desde otra perspectiva, cuando comienzas a hacer algo distinto, la inspiración, la creatividad, la alegría, … vuelven.[/blockquote]

Las nubes desaparecen y vuelve por fin a brillar el sol en tu vida.

xxx
HAZ ALGO DISTINTO, TODOS LOS DÍAS

Los ejercicios de arriba han cambiado mi forma de ver todo lo que me rodea, en tan sólo un mes, todo se ha transformado. El año pasado, cuando pasé por mi peor momento, cuando veía todo gris, leí un libro que me mostró la luz al final del tunel, que me ayudó a salir de él y que debería estar en las estanterías del salón de todas las casas (es más, pienso que debería ser de lectura obligatoria en los colegios): «Una mochila para el Universo«, de Elsa Punset. En él te enseña a ver el vaso medio lleno, siempre, a buscar el lado positivo de las cosas, a sonreir, a saber apreciar todo lo que te rodea.

Hubo un ejercicio que me ayudó enormemente a salir del tunel. Me cogió de la mano y me fue arrastrando poco a poco a salir de él. Es muy simple, como los ejercicios que te he contado antes, pero muy efectivo: cambia de rumbo todos los días, haz algo distinto TODOS los días.

Si siempre haces el mismo trayecto para ir a trabajar, cambia de calle, de acera, de recorrido, … hazlo distinto cada día. Párate a observar un escaparate nuevo cada día, desayuna en un bar distinto, cambia de sitio en el autobús, en el sofá, … cambia las cosas de sitio, reorganiza tu oficina, tu habitación, … Empieza por cambios pequeños si no te sientes segura, y ya verás como poco a poco, tu mundo y tu forma de ver y entender las cosas se transforma, la inspiración vuelve y sientes de nuevo como algo se mueve por dentro, te entusiasma, te apasiona.

xxx

OtraPerspectiva6

OtraPerspectiva5

Abajo2

OtraPerspectiva8

OtraPerspectiva1

OtraPerspectiva3

OtraPerspectiva2

OtraPerspectiva4

OtraPerspectiva7

OtraPerspectiva9

***

Inténtalo y me lo cuentas en un comentario. ¿Conoces algún otro ejercicio que te haya ayudado a recuperar la creatividad perdida?

***

El post de 3 sencillo ejercicios que transformarán tu manera de ver el mundo que te rodea y aumentarán tu creatividad aparece primero en Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos.

3 sencillo ejercicios que transformarán tu manera de ver el mundo que te rodea y aumentarán tu creatividad

Leer Más

Pasiones y Creatividad, Uncategorized

Eres una persona multiapasionada. Conoces muy bien el sufrimiento y la frustación que te provoca vivir en un mundo en el que todos tenemos que tener un objetivo en la vida, sólo uno, especializarnos en él, conseguir trabajar de ello y seguir en ese mismo trabajo toda la vida. Nos acomodamos en nuestra zona de confort y, aunque nos estemos muriendo del asco, no tenemos el valor de salir a buscar algo mejor.

Imagínate que eres una persona especialista: tienes muy claro tu (único) objetivo en la vida y eres muy feliz con ello, estudias y te preparas en tu única pasión y terminas consiguiendo un trabajo de ello. Eres feliz pensando que vas a poder hacer lo mismo toda tu vida. No necesitas nada más. Y como te encanta tu trabajo estudias y estudias, investigas y trabajas y terminas siendo un experto en la materia. Ves otras personas a tu alrededor que van picando de una cosa y otra, cambian de trabajo, tienen muchas aficiones, cada vez que hablas con ella tienen un tema nuevo metido en la cabeza. Siempre piensas: «ya se centrarán, qué inmaduros, están locos, no sé de donde sacan el tiempo para hacer tantas cosas, …». Incluso, te dan algo de pena: «tan mayores y todavía no saben lo que quieren».

Párate a pensar, ¿cuánta gente tienes a tu alrededor que piense así? Casi todo el mundo, ¿verdad?… No te preocupes, no es algo malo. Es la manera en la que la sociedad nos ha educado: para ser personas especialistas. Y hay mucha mucha gente para la que esta forma de vida les hace muy felices, no necesitan más. Pero tu y yo sabemos que nosotros no somos así. Las personas multiapasionadas tenemos la misma forma de pensar que tenían en el Renacimiento (por eso uno de los nombre por el que se nos conoce es «personas del renacimiento»). En esa época, lo que se priorizaba era que supieras de muchos temas, cuantos más mejor. Las personas más valoradas eran las que eran capaces de desarrollar sus capacidades de la forma más completa posible. ¿Conoces a Leonardo da Vinci? Es uno de los multiapasionados más famosos de esa época.

Según he leído por internet, hay muchos más a lo largo de la historia: Thomas Jefferson, Isaac Newton, Benjamin Franklin, Aristóteles, Steve Jobs, Oprah Winfrey, … ¿Te viene alguién más a la mente?

MultiApasionadosFamosos

Fuente imágenes: Wikipedia

También he leído que la primera persona que escribió sobre nuestra forma de pensar fue Barbara Sher en su libro «REFUSE to CHOOSE!«. El libro no está traducido al español, pero si te apañas con el inglés todos los multiapasionados lo ponen como de lectura obligada. Yo me lo he comprado. Voy a hacer el esfuerzo de leer mi primer libro en inglés (¡será un logro personal tremendo!). Cuando lo termine, te cuento qué me ha parecido.

Según Barbara Sher, hay DOS GRANDES GRUPOS DE MULTIAPASIONADOS:

1. MULTIAPASIONADOS CÍCLICOS:
[blockquote quote_type=»type5″ author_name=»» width=»100%» float=»left»]Tienen muchas pasiones, desde 2 a más de 20. Se caracterizan porque van saltando de una a otra, de manera periódica. Están con una pasión (A) y al momento la abandonan para practicar otra (B). Empiezan otra nueva (C) y al tiempo vuelven a alguna de las anteriores (A, B, …).[/blockquote]
2. MULTIAPASIONADOS SECUENCIALES:
[blockquote quote_type=»type5″ author_name=»» width=»100%» float=»left»]Tratan sus pasiones de una en una y cuando creen que han terminado (lo hayan hecho realmente o no) pasan a la siguiente pasión. Es raro que alguna vez vuelvan a realizar alguna de las pasiones pasadas. Se centran sólo en la que están realizando.[/blockquote]

Creo que soy del tipo cíclico. Puedo estar con cuatrocientasmil pestañas a la vez del firefox y cada una hablar de un tema distinto. Hoy por ejemplo, he comenzado la mañana yéndome al campo con Lúa, he paseado y he hecho fotos (con la réflex, luego con el móvil y el objetivo macro, luego he probado el ojo de pez). Al venir a casa, he retocado alguna foto pero al momento estaba leyendo algún artículo de internet a la vez que escribía este post. Sé que después voy a ponerme con una web que estoy diseñando y me imagino que seguiré saltando de aquí para allá según el grado de aburrimiento que tenga con respecto a lo que estoy haciendo.

Aunque la verdad es que creo que hay momentos de mi vida en los que he sido secuencial, quizás según la pasión o el momento en el que me encuentre. Voy a esperar a leer el libro. No sé si esos dos tipos de multiapasionados son tipos cerrados, se puede ir saltando de un tipo a otro a lo largo de tu vida, o se puede ser una mezcla de los dos.

Aún así, tras estos meses de reflexión, he visto que mis pasiones siguen un ciclo. No he encontrado nada sobre el tema, pero creo que este ciclo se puede aplicar a todos los MA, sean del tipo que sean. Lo he titulado, el CICLO DE LAS PASIONES en las personas multiapasionadas:

El Ciclo de las Pasiones en las personas Multiapasionadas

Todas mis pasiones coinciden de la siguiente manera:

De pronto, un día, descubro un tema que me parece interesante y comienzo a investigar sobre él. Tras leer un poco, noto mil mariposas en el estómago cada vez que pienso en él, quiero saber más, necesito saber más, probarlo, tocarlo, experimentar lo que se siente haciendo «eso».

HA NACIDO UNA NUEVA PASIÓN

Tras ello, comienzo a investigar, busco por internet, leo libros, me apunto a cursos, aprendo, compro los materiales necesarios y cuando me siento preparada, comienzo a practicarlo. La ETAPA DE APRENDIZAJE es la mejor de todas, ya que me imagino que todo va a ir perfecto.

REALIZACIÓN: Comienzo a practicar esa pasión y aquí suelen sucederme dos cosas:

1) Resulta que se me da genial. Mi cabeza va a mil. Empiezo a soñar con dedicarme a eso (hasta ahora mi pensamiento era: «¡¡Sí!! He encontrado mi elemento, mi objetivo en la vida. Por fin voy a poder centrarme!!»). Incluso hago algo de dinero con ello. A la gente le gusta lo que hago y llueven comentarios del tipo: «¿por qué no te dedicas a ello?».

2) Pues no se me da tan bien como pensaba. Es más, se me da fatal. Hay veces que me siento culpable por haber perdido tanto tiempo y dinero con ello. Aunque la mayoría de las veces veo, con el tiempo, que esa pasión me ha sido útil en alguna otra cosa. Por supuesto, no faltan comentarios a mi alrededor del tipo: «¿lo ves? si ya te decía yo a dónde ibas intentando eso. Más te valía centrarte y dejar de hacer el tonto».

La única diferencia entre los dos casos, es que en el caso 2 se acelera mucho el paso a la etapa de búsqueda de nuevas pasiones. Es más, mi pensamiento en este caso suele ser: «Alé, a otra cosa mariposa». Mientras que en el caso 1, tras un tiempo practicando esa pasión, de pronto llega un día en el que te das cuenta (puede ser algo inconsciente) que has aplicado todos los conocimientos aprendidos y, a no ser qué haya algo nuevo en este tema que te haga volver a retroceder a la etapa de aprendizaje, esa pasión comienza a aburrirte.

Normalmente sueles mantener la esperanza durante un tiempo y continuas practicándola, a la espera de que aparezca algún pequeño matiz que se te haya pasado inadvertido y te haga recuperar esa emoción perdida. No obstante, poco a poco, dejas de practicarla y tu mente comienza a dirigirse a la búsqueda de nuevos temas, nuevas pasiones.

En este momento suelen pasarme dos cosas. O termino exprimiendo tanto la pasión que termino aborrecida y no quiero volver a saber nada de ella (por un gran período de tiempo o para siempre) o aprendo a parar a tiempo y/o alternarla con otras pasiones para mantener siempre viva la llama.

***

Así es como lo vivo yo. ¿En tu caso es igual? ¿Me he dejado algo?

¿Conocías ya el libro de Barbara Sher? ¿lo has leído? ¿qué te pareció?… ¿Te identificas con alguno de los dos tipos de multiapasionado? ¿y con el Ciclo de las Pasiones? ¿en tu caso, lo vives de manera distinta? … ¿Te viene a la mente algún multiapasionado famoso que no esté en la lista?

***

El post de EL CICLO DE LAS PASIONES y Tipos de MultiApasionados aparece primero en Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos.

EL CICLO DE LAS PASIONES y Tipos de MultiApasionados

Leer Más

Pasiones y Creatividad, Uncategorized

Eres una persona multiapasionada. Conoces muy bien el sufrimiento y la frustación que te provoca vivir en un mundo en el que todos tenemos que tener un objetivo en la vida, sólo uno, especializarnos en él, conseguir trabajar de ello y seguir en ese mismo trabajo toda la vida. Nos acomodamos en nuestra zona de confort y, aunque nos estemos muriendo del asco, no tenemos el valor de salir a buscar algo mejor.

Imagínate que eres una persona especialista: tienes muy claro tu (único) objetivo en la vida y eres muy feliz con ello, estudias y te preparas en tu única pasión y terminas consiguiendo un trabajo de ello. Eres feliz pensando que vas a poder hacer lo mismo toda tu vida. No necesitas nada más. Y como te encanta tu trabajo estudias y estudias, investigas y trabajas y terminas siendo un experto en la materia. Ves otras personas a tu alrededor que van picando de una cosa y otra, cambian de trabajo, tienen muchas aficiones, cada vez que hablas con ella tienen un tema nuevo metido en la cabeza. Siempre piensas: «ya se centrarán, qué inmaduros, están locos, no sé de donde sacan el tiempo para hacer tantas cosas, …». Incluso, te dan algo de pena: «tan mayores y todavía no saben lo que quieren».

Párate a pensar, ¿cuánta gente tienes a tu alrededor que piense así? Casi todo el mundo, ¿verdad?… No te preocupes, no es algo malo. Es la manera en la que la sociedad nos ha educado: para ser personas especialistas. Y hay mucha mucha gente para la que esta forma de vida les hace muy felices, no necesitan más. Pero tu y yo sabemos que nosotros no somos así. Las personas multiapasionadas tenemos la misma forma de pensar que tenían en el Renacimiento (por eso uno de los nombre por el que se nos conoce es «personas del renacimiento»). En esa época, lo que se priorizaba era que supieras de muchos temas, cuantos más mejor. Las personas más valoradas eran las que eran capaces de desarrollar sus capacidades de la forma más completa posible. ¿Conoces a Leonardo da Vinci? Es uno de los multiapasionados más famosos de esa época.

Según he leído por internet, hay muchos más a lo largo de la historia: Thomas Jefferson, Isaac Newton, Benjamin Franklin, Aristóteles, Steve Jobs, Oprah Winfrey, … ¿Te viene alguién más a la mente?

MultiApasionadosFamosos

Fuente imágenes: Wikipedia

También he leído que la primera persona que escribió sobre nuestra forma de pensar fue Barbara Sher en su libro «REFUSE to CHOOSE!«. El libro no está traducido al español, pero si te apañas con el inglés todos los multiapasionados lo ponen como de lectura obligada. Yo me lo he comprado. Voy a hacer el esfuerzo de leer mi primer libro en inglés (¡será un logro personal tremendo!). Cuando lo termine, te cuento qué me ha parecido.

Según Barbara Sher, hay DOS GRANDES GRUPOS DE MULTIAPASIONADOS:

1. MULTIAPASIONADOS CÍCLICOS:
[blockquote quote_type=»type5″ author_name=»» width=»100%» float=»left»]Tienen muchas pasiones, desde 2 a más de 20. Se caracterizan porque van saltando de una a otra, de manera periódica. Están con una pasión (A) y al momento la abandonan para practicar otra (B). Empiezan otra nueva (C) y al tiempo vuelven a alguna de las anteriores (A, B, …).[/blockquote]
2. MULTIAPASIONADOS SECUENCIALES:
[blockquote quote_type=»type5″ author_name=»» width=»100%» float=»left»]Tratan sus pasiones de una en una y cuando creen que han terminado (lo hayan hecho realmente o no) pasan a la siguiente pasión. Es raro que alguna vez vuelvan a realizar alguna de las pasiones pasadas. Se centran sólo en la que están realizando.[/blockquote]

Creo que soy del tipo cíclico. Puedo estar con cuatrocientasmil pestañas a la vez del firefox y cada una hablar de un tema distinto. Hoy por ejemplo, he comenzado la mañana yéndome al campo con Lúa, he paseado y he hecho fotos (con la réflex, luego con el móvil y el objetivo macro, luego he probado el ojo de pez). Al venir a casa, he retocado alguna foto pero al momento estaba leyendo algún artículo de internet a la vez que escribía este post. Sé que después voy a ponerme con una web que estoy diseñando y me imagino que seguiré saltando de aquí para allá según el grado de aburrimiento que tenga con respecto a lo que estoy haciendo.

Aunque la verdad es que creo que hay momentos de mi vida en los que he sido secuencial, quizás según la pasión o el momento en el que me encuentre. Voy a esperar a leer el libro. No sé si esos dos tipos de multiapasionados son tipos cerrados, se puede ir saltando de un tipo a otro a lo largo de tu vida, o se puede ser una mezcla de los dos.

Aún así, tras estos meses de reflexión, he visto que mis pasiones siguen un ciclo. No he encontrado nada sobre el tema, pero creo que este ciclo se puede aplicar a todos los MA, sean del tipo que sean. Lo he titulado, el CICLO DE LAS PASIONES en las personas multiapasionadas:

El Ciclo de las Pasiones en las personas Multiapasionadas

Todas mis pasiones coinciden de la siguiente manera:

De pronto, un día, descubro un tema que me parece interesante y comienzo a investigar sobre él. Tras leer un poco, noto mil mariposas en el estómago cada vez que pienso en él, quiero saber más, necesito saber más, probarlo, tocarlo, experimentar lo que se siente haciendo «eso».

HA NACIDO UNA NUEVA PASIÓN

Tras ello, comienzo a investigar, busco por internet, leo libros, me apunto a cursos, aprendo, compro los materiales necesarios y cuando me siento preparada, comienzo a practicarlo. La ETAPA DE APRENDIZAJE es la mejor de todas, ya que me imagino que todo va a ir perfecto.

REALIZACIÓN: Comienzo a practicar esa pasión y aquí suelen sucederme dos cosas:

1) Resulta que se me da genial. Mi cabeza va a mil. Empiezo a soñar con dedicarme a eso (hasta ahora mi pensamiento era: «¡¡Sí!! He encontrado mi elemento, mi objetivo en la vida. Por fin voy a poder centrarme!!»). Incluso hago algo de dinero con ello. A la gente le gusta lo que hago y llueven comentarios del tipo: «¿por qué no te dedicas a ello?».

2) Pues no se me da tan bien como pensaba. Es más, se me da fatal. Hay veces que me siento culpable por haber perdido tanto tiempo y dinero con ello. Aunque la mayoría de las veces veo, con el tiempo, que esa pasión me ha sido útil en alguna otra cosa. Por supuesto, no faltan comentarios a mi alrededor del tipo: «¿lo ves? si ya te decía yo a dónde ibas intentando eso. Más te valía centrarte y dejar de hacer el tonto».

La única diferencia entre los dos casos, es que en el caso 2 se acelera mucho el paso a la etapa de búsqueda de nuevas pasiones. Es más, mi pensamiento en este caso suele ser: «Alé, a otra cosa mariposa». Mientras que en el caso 1, tras un tiempo practicando esa pasión, de pronto llega un día en el que te das cuenta (puede ser algo inconsciente) que has aplicado todos los conocimientos aprendidos y, a no ser qué haya algo nuevo en este tema que te haga volver a retroceder a la etapa de aprendizaje, esa pasión comienza a aburrirte.

Normalmente sueles mantener la esperanza durante un tiempo y continuas practicándola, a la espera de que aparezca algún pequeño matiz que se te haya pasado inadvertido y te haga recuperar esa emoción perdida. No obstante, poco a poco, dejas de practicarla y tu mente comienza a dirigirse a la búsqueda de nuevos temas, nuevas pasiones.

En este momento suelen pasarme dos cosas. O termino exprimiendo tanto la pasión que termino aborrecida y no quiero volver a saber nada de ella (por un gran período de tiempo o para siempre) o aprendo a parar a tiempo y/o alternarla con otras pasiones para mantener siempre viva la llama.

***

Así es como lo vivo yo. ¿En tu caso es igual? ¿Me he dejado algo?

¿Conocías ya el libro de Barbara Sher? ¿lo has leído? ¿qué te pareció?… ¿Te identificas con alguno de los dos tipos de multiapasionado? ¿y con el Ciclo de las Pasiones? ¿en tu caso, lo vives de manera distinta? … ¿Te viene a la mente algún multiapasionado famoso que no esté en la lista?

***

El post de EL CICLO DE LAS PASIONES y Tipos de MultiApasionados aparece primero en Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos.

EL CICLO DE LAS PASIONES y Tipos de MultiApasionados

Leer Más