Envío Gratis a partir de 30€ (Península y Baleares).

Tu compra en 24-72 horas.

Pedidos preparados con mimo y mucho amor.

Aprende a trazar un buen plan (2ª parte): Cómo lograrlo

Aprende a trazar un buen plan (2ª parte): Cómo lograrlo
17/02/2016 Eva Gías
In Gestión del Tiempo
Aprende a trazar un buen plan y lograr tus objetivos

En el último post te hablaba de la importancia de hacer un parón cada “x” tiempo para revisar, actualizar y modificar (si es necesario) el plan que te marcaste a principio de año. Con el subidón de energía que todos tenemos al comenzar un año nuevo, solemos exagerar y pensar que nos hemos convertido en super-mujeres de la noche a la mañana. Conforme la realidad nos da un sopapo en toda la cara podemos caer en lo fácil: abandonar, pensar que no vamos a conseguirlo, que esos sueños no eran para ti…

Por eso es tan importante que vayas haciendo parones para revisar tus objetivos (mensualmente, cada trimestre, semanalmente…). Tú eliges cada cuánto quieres hacerlo. ¿El método a seguir? Revisando los 10 puntos clave (lee cómo aquí).

Una vez has modificado y actualizado tu plan, llega el segundo paso: ponerte a ello.

¿Pero cómo?

 

 

Esa es la pregunta que siempre tienes que hacerte: ¿CÓMO lo voy a lograr?

Cuando tienes decidido tu objetivo, tienes que pensar en los pasos (y mini-pasos) que puedes dar para lograrlo. En esta parte es dónde muchas personas se lían porque, al igual que veíamos a la hora de marcar los objetivos de tu plan, deciden dar unos pasos demasiado amplios, abiertos y (por tanto), cumplirlos se hace demasiado difícil porque no sabes ni por dónde empezar.

Así es cómo lo hago yo:

1. ELIGE LOS 3 PRIMEROS PASOS

Una vez tienes escritos tus objetivos, los has redactado correctamente y tienes claro cuándo vas a conseguirlos (no es lo mismo “quiero perder peso” que “voy a adelgazar 10 kg”), tienes que desglosarlos en los pasos que vas a dar para lograrlos.

Mi recomendación es que siempre comiences marcándote al menos 3 pasos. Siguiendo el ejemplo anterior (adelgazar 10kg), podrían ser:

  1. Correr 2 días/semana.
  2. Comer de manera más sana.
  3. Apuntarme a un gimnasio.

A la hora de decidir los pasos que vas a dar para realizar tu objetivo, piensa siempre en pasos que te motiven. Pueden ser duros, sabes que algunos pueden costarte mucho trabajo realizarlos pero en el fondo sabes que el esfuerzo valdrá la pena.

Por ejemplo, si correr es algo que no soportas, elige algo que te motive más: dar una vuelta con la bici (te encantan los parques de tu ciudad y sería una buena oportunidad para verlos más a menudo), hacer excursiones (te encanta la montaña, la aventura), windsurf (te encanta el mar)…

Hay muchas opciones. No te limites a “lo que todo el mundo o mis amigos suelen hacer”. Puedes incluso unirlo a algo relacionado con otro de tus objetivos: ¿Quieres conocer gente nueva? ¿Salir de tu zona de confort? ¡Apúntate a alguna actividad que puedas hacer en grupo! … ¿Te has marcado un objetivo de leer x libros? Hazlo en el parque, tras dar la vuelta en bici por él…

Muchas veces nuestros objetivos pueden complementarse. Es cuestión de darle algunas vueltas y ver de qué manera puedes unirlos. También puedes compaginarlos con cosas que te gustan, así, al premiarte tras realizar un paso te auto-motivas para seguir adelante con el plan (por ejemplo: terminar la jornada en el gimnasio con pasar una hora en su spa o dándote un masaje).

2. DIVIDIR LOS PASOS, EN MINI-PASOS

Has decidido que vas a adelgazar 10kg haciendo los pasos anteriores. Muchas personas se bloquean llegadas a este punto. ¿Por qué? Porque no dividen sus pasos.

El truco para que conseguir algo sea más fácil es dividirlo y dividirlo y dividirlo hasta que consigas un mini-paso que no se pueda dividir más.

Por ejemplo, volvemos a uno de los pasos anteriores: “Comer más sano”

Tienes que volver a preguntarte: ¿Cómo puedo lograrlo?

Podría ser algo así:

  • Comiendo verdura 4 días/semana.
  • Sustituyendo las palomitas de la peli del domingo por fruta.
  • Cenando ensalada todas las noches.
  • Hacer un curso de comida sana.
  • Cambiar las hamburgueserías de las cenas con amigos por restaurantes vegetarianos en tu ciudad.
  • etc.

Los anteriores serían mini-pasos para llevar a cabo el paso de comer más sano. Sin embargo, no tienes que pararte aquí. Tienes que seguir dividiendo esos mini-pasos en pasitos aún más y más pequeños, preguntándote y preguntándote sin parar: ¿Cómo, dónde, cuándo, cuál… puedo lograrlo? ¿Qué necesito?

Por ejemplo: Hacer un curso de comida sana

  • Buscar cursos online
  • Buscar cursos presenciales en mi ciudad
  • Elegir un curso (online o presencial)
  • Reservar fecha del curso
  • Buscar en google maps cómo llegar al curso (si es presencial) + imprimir mapa
  • Si es online: ¿Necesito algún programa para hacer el curso?
    • Instalarlo
    • Ver vídeo youtube sobre manejo programa
  • ¿Necesito algún material para el curso?
    • Hacer listado materiales necesarios
    • Planificar día para comprar materiales
    • Comprar en amazon los que no se puedan conseguir
  • etc
3. ¿QUIÉN SE ENCARGA?

No des por hecho que eres tú la que se va a encargar de hacer todos los pasos y mini-pasos. Seguramente habrá alguno que no dependa de ti o que tengas que encargárselo a otra persona.

Anota siempre en tu plan quién se encarga de ese mini-paso. Y anota siempre un pequeño recordatorio antes de la fecha límite que hayas marcado para recordarle (a esa persona) cómo va con el tema y si ya lo ha terminado.

4. ¿CUÁNDO?

Como vimos la semana pasada, debido a nuestra naturaleza multiapasionada y cambiante y a los imprevistos que pueden surgir por el camino, no conviene obsesionarse con las fechas límite o la fecha “en la que ya deberíamos haber hecho” esto y esto otro.

Si tu objetivo es por ejemplo preparar un cumpleaños, un examen,… en casos así, sí. Márcate siempre unas fechas en las que cada paso debe estar hecho para que no te pille el toro. Si es que no, puedes poner algo aproximado o un periodo más amplio (mes de febrero, verano,…) o no poner nada.

Como hemos comentado muchas veces. No tenemos una bola de cristal que nos enseñe cuándo habremos logrado algo. Y la mejor manera de no desilusionarnos con el tiempo es centrarnos en el camino, en los pasos que estamos dando y saber que estamos yendo hacia nuestro objetivo. Sin prisa, pero sin pausa.

5. DA LOS PASOS ADECUADOS, EN LA MISMA DIRECCIÓN

Llevo unos días leyendo un libro que comienza con una imagen parecida a esto:

Dar Pasos hacia un Único Objetivo

Obsérvala y dime: ¿Qué te sugiere? ¿Qué quiere decir?

El dibujo no puede ser más claro:

La imagen de la izquierda eres tú intentando hacerlo todo. Has ideado un Super Plan para 2016 y te has puesto con ello. Estás orgullosa porque cada día vas haciendo cosas, vas dando pequeños pasos para conseguirlo. Sin embargo, tienes una extraña sensación. Algo no va bien, no tienes la sensación de estar avanzando. Al contrario, te encuentras super perdida… ¿qué está fallando?

Volvemos a la imagen. Ahí estás tú, dando muchos pasitos hacia tus objetivos… hacia todos tus objetivos. Hoy avanzas un poquito en éste, mañana en éste otro,… ¿El resultado? Estás dando tantos pasos en todas direcciones que no avanzas. ¡Es imposible que te muevas!

La imagen de la derecha sin embargo es justo lo contrario: Ahí estás tú, centrada en dar muchos pasos (o pocos), pero todos en la misma dirección. ¿El resultado? Te has decidido por un objetivo y vas a por ello. Y, casi sin darte cuenta, estás avanzando un montón. Rápido, o lento. Eso da igual, porque cada día sientes que la meta está más cerca. Te sientes segura y feliz porque vas viendo los resultados.

En resumen:
  1. Elige al menos 3 pasos que te motiven para conseguir tu objetivo.
  2. Divide cada paso en mini-pasos.
  3. Pregúntate: ¿Cómo, dónde, cuándo, cuál… puedo lograrlo? ¿Qué necesito?
  4. Sigue dividiendo y dividiendo cada mini-paso hasta que ya no se pueda hacerlo más pequeño.
  5. Escribe quién se encargará de cada mini-paso.
  6. Si se lo encargas a alguien: anota en tu agenda recordatorios para ver si lo está haciendo.
  7. ¿Necesitas una fecha límite para que esté hecho? Apúntala y planifica el resto de pasos, desde esa fecha hasta el momento actual.
  8. Para avanzar, da pasos siempre en la misma dirección.

***

¿Con qué dibujo de identificas?

¿Estás avanzando en la dirección correcta o estás dando tumbos de un lado para otro como un pato mareado?

¿Tienes problemas a la hora de desglosar tus objetivos?

¿Te atascas y no sabes cómo avanzar?

***

El post de Aprende a trazar un buen plan (2ª parte) aparece primero en Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos.

  • Muy bueno el post!!! Tengo ganas de imprimir el dibujito y pegarlo en un lugar visible para motivarme a dar pasos en una sola dirección. Muchas gracias por darnos tantas herramientas útiles y claras.

  • Eva

    De nada Gladys! Todo lo que vea que os puede ayudar, lo iré compartiendo. A mí me ayudó mucho ese dibujo!!