Cómo decidir y redactar unos buenos Objetivos para 2015

Cómo decidir y redactar unos buenos Objetivos para 2015
30/12/2014 Eva Gías
Como-decidir-tus-objetivos-para-el-próximo-año

Este es el último post del año. Quién me lo iba a decir el pasado 9 de junio, cuando apreté por primera vez el botón de publicar un post, que iba a encontrarme una comunidad de multiapasionados tan bonita como la que se ha formado, que iba a cumplir uno de mis sueños: sacar una agenda que ayudase a todo el que quisiera a organizar su vida y su tiempo, que iba a cumplir un calendario de publicación, que iba a conseguir “centrarme” (a mi manera multiapasionada), que iba a comenzar a organizar mi vida, a ser más ordenada y que iba a comenzar a ser consciente de lo que supone ser Multi-Apasionado, cómo le afecta a las personas de mi entorno y cómo puedo, por fin, disfrutar de ello sin sentirme culpable.

¿Qué vas a encontrar en este post?

¿Te ha pasado lo mismo?
¿Qué ha supuesto para ti descubrir que eres Multi-Apasionada/o, saber qué no estás sóla/o, qué no es algo malo?

¿No lo ves ahora como una de tus mayores cualidades, en vez de como un defecto?

 

REPASANDO EL AÑO QUE SE VA

Inevitablemente el final de un año va unido a un deseo de cambiar y mejorar tu vida. Está claro que puedes decidir hacerlo en cualquier momento del año pero parece que, esta época, nos hace reflexionar a todos sobre las cosas buenas y malas del año que se va y sobre qué ha pasado con nuestros sueños, si los estamos cumpliendo o si por el contrario, han quedado olvidados en el fondo de un cajón.

Para poder establecer lo que quieres conseguir las próximas semanas, sea a partir del 1 de enero o a partir de cualquier otra fecha, tienes que ser consciente de tus aciertos, de tus errores y de tus sueños.

Justamente el pasado sábado, publicó un post muy interesante (y que te recomiendo leer detenidamente) nuestra coach Multi-Apasionada Amparo Millán. En él habla de darle la vuelta a la reflexión que haces a final de cada año y, en vez de pensar en todo lo que te ha quedado pendiente, pienses en todo lo que has conseguido y escribas la “LISTA DE LO QUE SÍ HE HECHO ESTE AÑO”. Esto te va a ayudar, no sólo a motivarte y ver todo de lo que eres capaz (y de lo que no eres consciente hasta que te paras a pensarlo) y a dejar a un lado el sentimiento de culpabilidad que suele acompañar a esta reflexión anual, cuándo sólo te centras en los aspectos negativos.

Este post iba a ser muy diferente. Quizás, si no hubiera leído el post de Amparo, hubiera caído en este último aspecto y te hubiera contado más penas que glorias (que las ha habido, y algunas me han dejado muy tocada). Pero, cómo estoy en un proceso de cambio de mentalidad y de intentar ver el vaso medio lleno (siempre hay algo positivo por lo que vale la pena luchar), voy a seguir la idea de Amparo y voy a contarte lo que SÍ he conseguido este 2014:

LISTA DE LO QUE SÍ HE HECHO ESTE AÑO

Para no dejarme nada, voy a repasar cada área de mi vida basándome en las áreas y preguntas del ejercicio de La Rueda de la Vida que vimos hace un tiempo.

  • He conseguido decir lo que pienso sin sentirme culpable y estoy comenzando a expresar mis sentimientos, sobre todo cuando algo no me gusta.
  • He conseguido ver el mar. Mi objetivo es al menos una vez al año para recargar pilas. Este año lo he visto y me he bañado 4 veces.
  • He viajado varias veces y ¡he tenido vacaciones de verdad!: Cantabria, Valencia, Gran Canaria.
  • ¡He logrado que Lúa me hiciera caso! Se ha vuelto un poco rebelde últimamente, pero si lo conseguí una vez lo puedo volver a lograr, jejeje.
  • He contactado con otras personas que tienen las mismas inquietudes que yo y he descubierto que soy Multi-Apasionada.
  • He conseguido no sentirme culpable por tener muchas pasiones y he aprendido que no “tengo que centrarme” en una sola cosa.
  • He comenzado a hacer de mi casa un hogar y estoy aprendiendo a ser ordenada (aún me queda muuucho, no te creas).
  • He comenzado a reírme de mis defectos.
  • ¡He estado casi 3 meses levantándome a las 6:30! ¡¡guau!!
  • Y he estado un mes seguido haciendo ejercicio nada más levantarme (¡yupii!)
  • He aprendido a hacerme tirabuzones en el pelo con la plancha, a hacerme algún recogido y estoy aprendiendo a combinar la ropa como dios manda.
  • Por fin me siento guapa y sin complejos. Y a quién no le guste mi cuerpo, que no mire.
  • Intento sonreír todo lo que puedo, aunque tenga que obligarme a ello (y cuando me devuelven la sonrisa se acabaron todos los malos pensamientos).
  • He encontrado un método de planificación que me está funcionando y se ha acabado el dolor de cabeza constante por no llegar a todo.
  • ¡He montado la oficina de mi casa, yo solita!
  • He conseguido controlar mi gasto compulsivo en cursos y libros (no te puedes ni imaginar el esfuerzo que ha supuesto).
  • También he conseguido controlar mis saltos de una pasión a otra sin darme tiempo a disfrutar de ninguna.
  • He aprendido a ensayar y preparar el trabajo con tiempo y he conseguido hacer una presentación ante un montón de gente mostrándome confiada y segura de mí misma.
  • Y, como ya sabes, he trabajado muy duro y he conseguido que ¡la Agenda MultiApasionada se haya hecho realidad!
¡Ahora te toca a ti!

(Amparo, si lees este post, me ha encantado este ejercicio. Lo voy a imprimir y colgar en la oficina para tenerlo siempre presente).

 

LOS FALLOS NO-LOGROS: PORQUÉ Y CÓMO EVITARLOS

Aunque haya puesto arriba el listado de todo lo que he conseguido, quiero compartir contigo también mi pequeña reflexión acerca de mis no-logros.

El objetivo es ver el vaso medio lleno, así que cuando redactes tu LISTA DE NO-LOGROS tienes que darle la vuelta, encontrar el motivo de porqué fallaste y ver cómo podrías evitarlo en el futuro. Y, de esta manera, aprender una lección que te ayudará a no cometer esos mismos errores en el futuro.

  • Este año me he comprometido públicamente a seguir el Reto Zen to Done y a no comprar ningún libro o curso más hasta que no termine de leer y hacer todos los que tengo pendiente.
  • He intentado adquirir cada hábito, cada mes. He conseguido realizar muchos, excepto aquellos para los que no estaba realmente motivada. Una de las claves del éxito según Leo Babauta, el creador del método ZTD, es ir adquiriendo los hábitos para los que estás realmente motivada. Iniciar algo sin ganas puede ser factible si hayas la manera de verle el lado positivo. He escrito varios post sobre el tema en la categoría “Aprendiendo a Quererte“. No creas que para mí es fácil. Me cuesta y mucho. Este 2015 voy a seguir investigando sobre el tema para poder conseguir vencer esos impedimentos (la mayor parte sólo están en nuestro subconsciente) y lo compartiré contigo para que también te sirva de ayuda.
  • El tema de los libros y los cursos: He reducido notablemente mi gasto en libros y cursos. Ahora pienso mucho antes de darle al botón de comprar: Dejo pasar al menos 24  horas para ver si realmente ese curso me interesa o lo necesito; busco alternativas, referencias, opiniones a ver si es lo que realmente necesito; recapacito si tengo el tiempo necesario para hacer ese curso, si estoy a mitad con otro libro… He picado con un par de cursos desde que me comprometí a no inscribirme a más (uno ha coincidido con el lanzamiento de la agenda y ni siquiera lo he empezado. El otro, coincidía con una de mis metas para 2015: aprender a hacer vídeos chulos. Lo tengo en febrero, ya os contaré…). Y sobre los libros, creo que cometí un pequeño error: fijé el primer libro en inglés. Al principio comencé muy bien: leía media hora al día, unas 5-6 páginas, con el diccionario al lado y del que no me separaba. Estaba muy motivada hasta que se me ocurrió una brillante idea: en vez de apuntar las palabras desconocidas en el libro, iría escribiendo en un word todo el libro en español. De pronto, mi motivación para seguir leyendo ese libro se esfumó. La idea no está mal, pero cómo no lo planeé correctamente abandoné mi objetivo. El error: no me paré a pensar el cambio que tenía que hacer. Convertí el momento de desconexión de todo el día, con mi libro, en el sofá y con una tacita de té, en continuar sin despegarme de una pantalla. Gran error. Buena idea, pero mal gestionada. Tampoco caí en que ahora puede apetecerme leer sobre un tema, pero dentro de un par de semanas puede apetecerme lo contrario.

Como te cuento siempre:

Hay momentos de bajón cuando intentas lograr tus objetivos. Unas veces estarás arriba y otras abajo. El truco para conseguirlo es aprender de los errores y no parar nunca.
Cuando paras la maquinaria, luego cuesta mucho arrancarla. Pero si está en marcha, aunque sea a una velocidad muy baja, es más fácil dar un pequeño acelerón y volver al mismo nivel de energía con la que comenzaste, o incluso a uno mayor.

¿Qué conclusiones puedo sacar de mis no-logros?

La primera, si no estoy realmente motivada por algo y sé, internamente, que esa pasión/cambio/objetivo/amistad/etc me va a quemar si sigo luchando, es mejor aparcarla y recuperarla más tarde (si vale la pena).

También que la falta de planificación o de previsión de imprevistos puede hacer que te desmotives en un segundo. En mi caso: si lo que busco con la lectura de un libro es desconectar del mundo virtual, con papel y boli suficiente por si tengo que tomar notas. Y si sé que es muy probable que me canse de leer siempre la misma temática, preparo un par de libros de dos temáticas diferentes para elegir uno u otro en función de lo que me apetezca cada día.

De todo, bueno o malo, se puede aprender. Si tienes un no-logro que no quieres retomar por el momento, al redactarlo y estudiar qué lección aprendes de él y vas a saber cómo evitarlo si lo vuelves a intentar en el futuro. Y si tienes un no-logro que quieres convertir en un objetivo conseguido, vas a saber cómo hacerlo esta vez.

No cierres la puerta a segundas oportunidades (o terceras, o cuartas, o las que sean). Que no lo hayas conseguido a la primera no significa que no puedas hacerlo y ya no valga la pena volver a intentarlo.

 

FIJANDO OBJETIVOS PARA EL NUEVO AÑO

¿Cómo tienes que hacerlo correctamente? ¿Estás cansada de fijar objetivos y no conseguirlos?

Te voy a contar cómo lo voy a hacer yo este año y lo que me ha funcionado anteriormente.

LO PRIMERO: REDUCIR LA LISTA DE OBJETIVOS

¿Te has dado cuenta la cantidad de objetivos que te pusiste el año pasado? Si lees algunos blogs puedes echarte a temblar: 50 objetivos para el año siguiente, 100 cosas que hacer antes de morir, 300 cosas que probar antes de los 30… listas, listas y más listas.

¿Realmente tienes energía para tanto? ¿Cómo puedes mantenerte concentrada si estás pensando en “La Gran Lista” mientras estás “intentando” llevar a cabo alguno de los objetivos? ¿Cuánto tiempo y ganas pierdes eligiendo en qué objetivo te centras ahora? ¿No te aburres y pasas enseguida al siguiente, dejando el anterior a mitad?

Ésta es una de las cosas que más y mejor me ha funcionado del Reto Zen to Done:

Elige un MÁXIMO de 3 Objetivos

Mi recomendación es que, una vez elegidos, te vayas centrando en hacerlos de uno en uno.

Y, la NORMA: Hasta que no consigas uno, no puedes añadir otro nuevo.

APRENDE A REDACTARLOS CORRECTAMENTE

Huye de objetivos ambiguos, generales, no concretos. Este tipo de objetivos no van a conseguir que te comprometas a hacerlos. Dejan tantas puertas abiertas que pueden dificultarte demasiado la tarea de elegir.

Si eres de las que tiendes a poner excusas, tu objetivo en sí mismo será la excusa perfecta para no hacerlo, para ni si quiera intentarlo.

Por ejemplo:

  • Quiero mejorar la relación con mis seres queridos.
  • Sueño con ganar más dinero.
  • Me gustaría llevar una vida más saludable.
  • Me encantaría volver a estudiar.
  • Siempre he soñado con abrir una tienda.

¿Te das cuenta la cantidad de opciones posibles que existen? ¿Cómo tienes que hacerlo entonces?

Tienes que ser concreta a la hora de definirlos.

Si estás pensando en volver a estudiar y ya tienes en mente todos los detalles de lo qué quieres hacer, cómo, cuándo y dónde, ¡escríbelo! Define una cantidad, un tipo concreto, … Es lo que se conoce como Objetivos Medibles. Tienes que ser capaz de cuantificar exactamente tu objetivo.

Volviendo a los ejemplos anteriores:

[divider divider_type=”type1″][/divider]

[social_icon bg_color=”#404040″ color=”#f16572″ icon=”icon-thumbs-down-alt” type=”type4″ href=””][/social_icon] Incorrecto: Quiero mejorar la relación con mis seres queridos.

[social_icon bg_color=”#404040″ color=”#5c4241″ icon=”icon-meh” type=”type4″ href=””][/social_icon] Algo mejor: Quiero sorprender a mis seres queridos al menos una vez al mes.

[divider divider_type=”type1″][/divider]

[social_icon bg_color=”#404040″ color=”#f16572″ icon=”icon-thumbs-down-alt” type=”type4″ href=””][/social_icon] Incorrecto: Sueño con ganar más dinero.

[social_icon bg_color=”#404040″ color=”#5c4241″ icon=”icon-meh” type=”type4″ href=””][/social_icon] Algo mejor: Sueño con ganar 3.000€ al mes.

[divider divider_type=”type1″][/divider]

[social_icon bg_color=”#404040″ color=”#f16572″ icon=”icon-thumbs-down-alt” type=”type4″ href=””][/social_icon] Incorrecto: Me gustaría llevar una vida más saludable.

[social_icon bg_color=”#404040″ color=”#5c4241″ icon=”icon-meh” type=”type4″ href=””][/social_icon] Algo mejor: Me gustaría comer verdura todos los días.

[divider divider_type=”type1″][/divider]

[social_icon bg_color=”#404040″ color=”#f16572″ icon=”icon-thumbs-down-alt” type=”type4″ href=””][/social_icon] Incorrecto: Me encantaría volver a estudiar.

[social_icon bg_color=”#404040″ color=”#5c4241″ icon=”icon-meh” type=”type4″ href=””][/social_icon] Algo mejor: Me encantaría estudiar Historia del Arte.

[divider divider_type=”type1″][/divider]

[social_icon bg_color=”#404040″ color=”#f16572″ icon=”icon-thumbs-down-alt” type=”type4″ href=””][/social_icon] Incorrecto: Siempre he soñado con abrir una tienda.

[social_icon bg_color=”#404040″ color=”#5c4241″ icon=”icon-meh” type=”type4″ href=””][/social_icon] Algo mejor: Siempre he soñado con abrir una tienda de scrapbooking y dar cursos.

[divider divider_type=”type1″][/divider]

COMPROMETIÉNDOTE A CONSEGUIRLO

Hay dos vías de compromiso que puedes hacer:

COMPROMISO PÚBLICO: Éste es otro de los pilares básicos del Reto Zen to Done que hemos visto los últimos meses. No hay nada más efectivo que comprometerte públicamente a hacer algo. Doy fe.

Si no lo has probado nunca, te invito a que lo hagas. Si no confías mucho en esta técnica, prueba una cosa: de los tres objetivos, comprométete públicamente a hacer uno de ellos. Cuéntaselo a cuántas más personas, mejor. De aquí a unos meses, comprueba lo que has avanzado con este objetivo y con los otros.

COMPROMISO INTERNO: Comprometiéndote tú misma/o a luchar lo que haga falta para lograrlo.

Olvida los: “Me gustaría…”, “Ojalá…”, “Sueño con…”, “Quiero…”.
Cámbialo por un: “VOY A…”

De esta manera, los ejemplos anteriores quedarían así:

[divider divider_type=”type1″][/divider]

[social_icon bg_color=”#404040″ color=”#f16572″ icon=”icon-thumbs-down-alt” type=”type4″ href=””][/social_icon] Incorrecto: Quiero mejorar la relación con mis seres queridos.

[social_icon bg_color=”#404040″ color=”#5c4241″ icon=”icon-meh” type=”type4″ href=””][/social_icon] Algo mejor: Quiero sorprender a mis seres queridos al menos una vez al mes.

[social_icon bg_color=”#404040″ color=”#2ba29c” icon=”icon-thumbs-up-alt” type=”type4″ href=””][/social_icon] Objetivo bien definido: Voy a escribir una carta relatando nuestra historia y momentos más divertidos a cada uno de mis amigos.

[divider divider_type=”type1″][/divider]

[social_icon bg_color=”#404040″ color=”#f16572″ icon=”icon-thumbs-down-alt” type=”type4″ href=””][/social_icon] Incorrecto: Sueño con ganar más dinero.

[social_icon bg_color=”#404040″ color=”#5c4241″ icon=”icon-meh” type=”type4″ href=””][/social_icon] Algo mejor: Sueño con ganar 3.000€ al mes.

[social_icon bg_color=”#404040″ color=”#2ba29c” icon=”icon-thumbs-up-alt” type=”type4″ href=””][/social_icon] Objetivo bien definido: Voy a ganar 3.000€ al mes.

[divider divider_type=”type1″][/divider]

[social_icon bg_color=”#404040″ color=”#f16572″ icon=”icon-thumbs-down-alt” type=”type4″ href=””][/social_icon] Incorrecto: Me gustaría llevar una vida más saludable.

[social_icon bg_color=”#404040″ color=”#5c4241″ icon=”icon-meh” type=”type4″ href=””][/social_icon] Algo mejor: Me gustaría comer verdura todos los días.

[social_icon bg_color=”#404040″ color=”#2ba29c” icon=”icon-thumbs-up-alt” type=”type4″ href=””][/social_icon] Objetivo bien definido: Voy a comer verdura todos los días y ensalada todas las noches.

[divider divider_type=”type1″][/divider]

[social_icon bg_color=”#404040″ color=”#f16572″ icon=”icon-thumbs-down-alt” type=”type4″ href=””][/social_icon] Incorrecto: Me encantaría volver a estudiar.

[social_icon bg_color=”#404040″ color=”#5c4241″ icon=”icon-meh” type=”type4″ href=””][/social_icon] Algo mejor: Me encantaría estudiar Historia del Arte.

[social_icon bg_color=”#404040″ color=”#2ba29c” icon=”icon-thumbs-up-alt” type=”type4″ href=””][/social_icon] Objetivo bien definido: Voy a estudiar Historia del Arte.

[divider divider_type=”type1″][/divider]

[social_icon bg_color=”#404040″ color=”#f16572″ icon=”icon-thumbs-down-alt” type=”type4″ href=””][/social_icon] Incorrecto: Siempre he soñado con abrir una tienda.

[social_icon bg_color=”#404040″ color=”#5c4241″ icon=”icon-meh” type=”type4″ href=””][/social_icon] Algo mejor: Siempre he soñado con abrir una tienda de scrapbooking y dar cursos.

[social_icon bg_color=”#404040″ color=”#2ba29c” icon=”icon-thumbs-up-alt” type=”type4″ href=””][/social_icon] Objetivo bien definido: Voy a abrir una tienda de scrapbooking dónde daré cursos, en un pueblo pequeño y en una casita de piedra con jardín y muchas flores.

[divider divider_type=”type1″][/divider]

¿A qué no suena igual? ¿Cuál te da más fuerza y te motiva más a llevarlo a cabo?

Una vez hayas redactado unos buenos objetivos, tan sólo te queda decidir los pasos que vas a dar para lograrlos. Recuerda: divide y vencerás.

Vale más dar 100 mini-pasitos que intentar dar 2 pasos de gigante.

Ya alcanzarás tu objetivo. Ahora toca disfrutar del camino.

¡FELIZ AÑO NUEVO!

***

El post de Cómo decidir y redactar unos buenos Objetivos para 2015 aparece primero en Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos.

¿Qué te ha parecido este post?
[Votos: 0 Puntuación: 0]
WordPress Security