Bienvenida

al Blog

Bienvenida

al Blog.

Estrategia

Mentalidad

Negocios

Recursos

¿Tu página web

cómo debería?

convierte

Cuando tu cliente ideal aterriza en tu página web, tienes tan solo 5 segundos para hacer que se enamore de ti y empiece a interesarse por tu trabajo.

Tu página actual, ¿hace que se quede
o que huya despavorido?

¡HAZ EL TEST Y AVERÍGUALO!

Categorías

¿Tu página web

cómo debería?

convierte

Cuando tu cliente ideal aterriza en tu página web, tienes tan sólo 5 segundos para hacer que se enamore de ti y empiece a interesarse por tu trabajo.

Tu página actual, ¿hace que se quede o que huya despavorido?

¡HAZ EL TEST
Y AVERÍGUALO!

Los últimos Post

Cambio de Vida y Superación Personal, Gestión del Tiempo, Mis Historias, Uncategorized

Hoy quiero escribirte desde el corazón y abrirme a ti, que siempre has estado ahí apoyándome en todo lo que he hecho los últimos años.

No sé muy bien por dónde empezar, así que como en cualquier libro o película, mejor empiezo por el principio.

Hace 6 años, tras una etapa de reflexión interior muy grande y de plantearme qué quería hacer con mi vida, descubrí que era una persona MultiApasionada. Decidí abrir un blog en el que poder contar al mundo lo que había descubierto (ya que no había nada en habla hispana que hablase de nosotras, las personas multiapasionadas) y un blog en el que poder contarle a todas las que se identificaran conmigo todo lo que yo iba haciendo para salir del agujero en el que me encontraba, poner foco a mi vida y conseguir ser feliz viviendo el estilo de vida con el que siempre había soñado.

Poco a poco descubrí cómo comenzar a poner orden en tu vida, se publicó el libro del Método KonMari que lo cambió todo y comencé a indagar en temas de desarrollo personal, coaching y gestión del tiempo, tema en el que ya había empezado a investigar algún año antes.

Precisamente esta última parte de mi búsqueda de nuevo conocimiento sobre lograr organizar mejor mi tiempo me llevó a crear la Agenda MultiApasionada, a escribir un libro del que luego derivó el curso Activa tu Brújula Interior, ¡e incluso a abrir mi propia tienda online de papelería bonita! (que cerré para poder conciliar mejor mi vida familiar tras la llegada de mi tercera peque).

Poco a poco, tras casi 8 años, me fui especializando en gestión del tiempo y productividad. Sin embargo, he estado durante los últimos 12 meses (o más) con una sensación muy extraña en mi interior.

A finales del año pasado no sabía muy bien qué pasaba, pensaba que eran las hormonas que las tenía revolucionadas todavía tras el último parto. Hasta el mes de agosto o así, en el que comencé a ser más consciente de que algo estaba pasando (y no era algo bueno).

Agosto fue el pistoletazo de salida, digamos que de mi reconocimiento como experta en gestión del tiempo con el método único que he creado estos años. Comencé a dar conferencias, a impartir masterclass en programas premium de emprendedoras reconocidas de la blogosfera ¡e incluso monté un gran evento que fue todo un éxito! (Fórmula E+E)…

Desde fuera se veía todo muy bonito, sin embargo desde dentro, esa sensación de que algo no iba bien se multiplicó de manera exponencial.

Me volví a encontrar bloqueada como hacía años que no me sentía. No disfruté de casi ninguno de esos logros, si te soy sincera. Me sentía como si estuviera montada en un vagón de tren, recorriendo una vía hacia un destino muy borroso, al que yo no quería ir y que no me hacía nada feliz. Sentía además como si estuviera con las manos atadas y como si la palanca del freno estuviera rota. No me gustaba nada esa sensación y sólo deseaba bajarme de ese tren (aunque no sabía muy bien cómo narices hacerlo).

Si has sentido alguna vez esta sensación, imagino que entenderás perfectamente de lo que te estoy hablando.

En noviembre decidí parar por completo todo. Verás que estoy desaparecida por completo del blog, de emails y de redes sociales. Necesitaba espacio para alejarme de todo y sobre todo necesitaba pensar.

Me he mantenido tan ocupada los últimos años que ya no recordaba esa sensación de estar tirada en el sofá sin tener nada que hacer. Madre mía, sin duda eso ha sido lo mejor de las últimas semanas. Algo tan simple como aburrirse.

Tras dejar mi mente en blanco he vuelto a retomar muchos ejercicios de reflexión que hice en la etapa de «qué estoy haciendo y qué quiero hacer  con mi vida» de hace 6 años. Y muy feliz hoy, te escribo para contarte que voy a reinventarme.

Mi estómago me lo decía a gritos desde hacía tiempo, y no ha sido hasta que he parado todo el ruido exterior por completo que no he podido escucharme a mí misma de verdad.

Y en esta escucha he reconocido que la gestión del tiempo y la productividad no me hacía plenamente feliz, por mucho que tras tantos años haya creado un método único. Soy una persona creativa y siento que ha sido precisamente el haber dejado morir esta faceta mía por seguir todos estos temas productivos, lo que me gritaba desde dentro que por favor parase este viaje que había emprendido.

Por tanto, quiero anunciarte que evagias.com, tal y como la conocías hasta ahora va a desaparecer. He sido consciente las últimas semanas de mi gran pasión, de eso que realmente me ha hecho siempre perder la noción del tiempo cuando lo hacía, así que voy a dejarme de miedos y voy a seguir mi instinto.

Estoy deseando contarte en unos días de qué se trata, cuando tenga más claro cómo voy a hacer la transición entre lo que ha sido mi blog y mi etapa anterior con esta nueva etapa. No sé si escribiré un libro con mi método para seguir ayudando a más personas o qué haré, ya que me siento muy orgullosa y feliz de lo que he creado y hecho hasta ahora y me daría mucha pena que se perdiese.

Lo que sí puedo anunciarte ahora mismo es que todos mis cursos van a estar disponibles solamente hasta reyes. Una vez acabe la navidad, cerraré el blog y la web hasta que haya realizado todo el cambio.

Por ello hoy era tan importante para mí empezar por el principio, para que entendieras la razón de esta decisión y también para ayudarte a dar el paso si te sientes identificada con alguna de las sensaciones de las que te he hablado en este email.

Este 2018 se traduce para mí en el año en el que he aprendido a decir no a todo lo que no me hacía feliz, no a los contratos emocionales, no a todo aquello que me desvía de mi verdadero camino.

No puedes imaginarte el peso que me quito de encima al poder contarte todo esto por fin. Llevaba semanas deseando hablarte de todo este proceso aunque no sabía muy bien por dónde empezar.

Y estoy muy muy feliz porque por fin siento que voy a poder hacer aquello que realmente me hace sentir viva.

Un gran cambio me espera este 2019 y me encantaría que siguieras conmigo para vivirlo y disfrutarlo juntas.

Me reinvento (y cierro la web un tiempo)

Leer Más

Gestión del Tiempo, Mis Historias, Uncategorized

Hoy quiero hablarte de cómo hacer balance del año y prepararte para dejar que puedan entrar nuevos objetivos a tu vida. Conseguir avanzar y crecer como persona, como multiapasionada y como emprendedora.

Para ello es primordial que dediques unos minutos cada cierto tiempo a realizar un Balance de tu momento actual, de las últimas semanas o meses y de cuáles quieres que sean tus próximos objetivos. A mí me gusta realizar al menos cuatro balances a lo largo del año. Puedes hacerlo coincidir con el fin de cada trimestre, con el fin de cada trayecto (si estás aplicando mi método de Gestión del Tiempo) o al final/principio de cada año.

En el podcast de hoy te hablo además del cambio y de cómo nos enfrentamos a él como multiapasionadas, de la experiencia de ser madre y cómo lo remueve todo, de lo importante que es escribir un diario de logros para saber apreciar (e identificar) todos aquellos éxitos que vamos consiguiendo en el día a día. De cómo conseguir un poco de foco siendo MultiApasionada y, además de todo esto, te hablo del tema del post de hoy: Cómo hacer balance del año.

Por si todavía no has hecho tu repaso del 2017 (o por si te apetece hacerlo de una manera positiva), no te pierdas el podcast de hoy (y el post dónde te muestro el resultado de mi balance más personal):

LOS HECHOS QUE ME HAN MARCADO

En este 2017 que acaba de irse hay dos sucesos que me han marcado y han cambiado por completo mi manera de entender mi vida y la vida misma.

Por un lado, en junio me convertí en mamá de familia numerosa. Mi tercera peque ha revolucionado aún más mi día a día. Todavía estaba terminando de asentar los cimientos de «mi nuevo yo» tras la llegada de los mellizos, cuando Noelia llegó a mi vida. Dicen que ser madre lo cambia todo, y estoy totalmente de acuerdo. La lucha interna de sentimientos que se genera es enorme:

  • Por un lado, tienes que conocer a ese nuevo ser (o seres) que llegan a ti (casi siempre tras poco o mucho tiempo deseando convertirte en madre). Tienes que adaptar tus rutinas a tu bebé/s y crear muchas otras que no habías imaginado antes.
  • Por otro lado, la revolución hormonal de las primeras semanas (y meses) tras el parto hace que tu cabeza gire y gire como una peonza. Es como si hubieran sacudido todo tu ser y de repente, lo que creías ser, desaparece. Hay veces que no te reconoces, otras estás deseando dejar a un lado tu «modo mamá» y volver a ser (aunque sea por un ratito), tu «modo Eva» (o Natalia, Laura, Patricia, etc). Y otras muchas veces ves como afloran temores y creencias negativas que creías que habías enterrado (o eliminado) hacía mucho tiempo y otras muchas que no sabías ni que existían.

La maternidad es un hecho maravilloso, inolvidable y que trae consigo muchos cambios. Supone volver a re-encontrarte contigo misma y ser consciente (más si cabe), de lo volátil y veloz que es el tiempo.

El otro suceso que ha tambaleado por completo mi mundo este pasado 2017 fue el casi perder a mi madre. Me ha hecho darme cuenta de lo poco que apreciamos el tiempo que vamos a estar vivas (siempre pensando que en nuestro caso es infinito) y me ha hecho darme cuenta también de lo mucho que me cuesta expresar mis sentimientos a las personas más cercanas. Precisamente por ello, porque siempre están ahí y no nos paramos a pensar que quizás mañana ya no estén (o seamos nosotras mismas las que no estemos).

Y todo este terremoto emocional es lo que ha sentado las bases de una nueva versión de mí misma que iréis viendo los próximos meses.

MIS LOGROS DE 2017

  • Me siento llena de vida y energía. ¡Tengo las pilas totalmente cargadas para afrontar cualquier reto que se me ponga por delante!
  • ¡Lancé mi nueva web! Tras miles de horas y un año entero trabajando, en septiembre de 2017 logré terminar la nueva página web, acorde a mi nueva imagen y mis nuevos objetivos empresariales.
  • He conseguido establecer unas rutinas y horarios para toda la familia. Y esto para mí no te puedes imaginar el logro que es porque me permite poder planificar mis proyectos y sacar tiempo para mí cada día.
  • He logrado centrarme, parar y poner en una balanza lo importante y lo que no lo es realmente.
  • A raíz de este proceso de cambio y de centrarme en lo importante, logré tomar la decisión a finales de año de cerrar la tienda online.
  • ¡He conseguido sacar tiempo para mí! Esto he empezado a hacerlo en diciembre y no puedo negarte que está siendo un proceso duro, pero puedo decirte con éxito que, a fecha de hoy, me obligo a sentarme cada día a no hacer otra cosa que leer, dormir la siesta o pensar simplemente en las musarañas… ¡y es algo que echaba TANTO de menos!
  • He comenzado a dejar de enfadarme conmigo misma (y con el mundo) porque las cosas no se hagan como yo creo «que deberían» hacerse. Cosa que me ha causado mucha frustración desde que fui madre por primera vez. Me he dado cuenta que todo lo que me enfadaba estaba en realidad dentro de mí.
  • Bailo y canto todos los días.
  • He vuelto a hacer ejercicio.
  • Me siento más a gusto conmigo misma y vuelvo por fin a sentirme guapa.
  • He comenzado a comer más sano (durante los meses de embarazo había «aprovechado» a comer un poco de todo jejeje).
  • He empezado un nuevo proceso de «salir de mi caparazón» y enfrentarme a mis miedos.
  • Voy siendo más consciente de todo lo que tengo que agradecer cada día. Y he expresado «gracias» de manera más directa que hasta ahora.
  • Me he lanzado con mis primeras sesiones de asesoramiento individual y las que he hecho han ayudado mucho y han sido un éxito.
  • He dejado de esconderme y sentirme más orgullosa de todo mi trabajo. Voy recogiendo los frutos de lo que llevo años sembrando y eso me hace ver el futuro con perspectiva, alegría y mucha ilusión.
  • ¡He comenzado a formarme como coach! Uno de mis sueños desde hace años.
  • He aplicado por 3ª vez el método Kon Mari a la ropa y me siento preparada por fin para dar un paso más y seguir avanzando en la aplicación del método.
  • Estoy comenzando a lograr el orden con las cosas de los peques y estoy extendiendo ese orden al resto de habitaciones.
  • He recuperado mi espacio para mí en casa, dónde puedo dar rienda suelta a mis planes y a mi creatividad.
  • Después de unos meses con un auténtico aluvión de ideas, he conseguido centrarme.
  • He logrado deshacerme de un montón de proyectos e ideas que no estaban alineados con mis sueños y el estilo de vida que quiero seguir teniendo y que me estaban robando un montón de tiempo y energía.
  • He conseguido parar y darme tiempo para pensar y avanzar.
  • He dado algún paso hacia atrás, sabiendo ahora que eso me va a ayudar a dar los pasos hacia adelante que realmente deseo.
  • Estoy en un grupo mastermind, que me recarga las pilas y me ha hecho recuperar la energía que había perdido los últimos meses.
  • Me he dado cuenta de lo mucho que quiero a mis amigas.
  • He logrado dar las gracias y decir adiós de mi vida a quiénes realmente no me hacían feliz.
  • He comenzado el podcast, otro de los proyectos a los que le tenía muchas ganas desde hacía mucho tiempo.
  • Me voy dando cuenta que más vale tarde, que nunca.

Esta es mi lista de logros del año 2017. Desde los más grandes, a los más pequeños. Me gusta mostrártelos todos los años para que te des cuenta que cualquier cosa que hayas conseguido, por pequeña que sea, es un gran paso en tu proceso de cambio a una mejor versión de ti misma y hacia una vida que te haga sentirte plena y feliz.

Cuando he comenzado a escribir esta lista no pensaba que recordaría más de tres o cuatro. He eliminado las distracciones y me he dejado llevar por los recuerdos de los últimos meses. Y al final me he dado cuenta que había conseguido mucho más de lo que había pensado inicialmente.

Aquí radica la magia de escribir las cosas. En nuestra mente minimizamos nuestros éxitos y olvidamos todos esos pequeños pasos dados que vamos dando hacia nuestros objetivos. ¿Te atreves a sentarte una horita contigo misma y poner por escrito todo lo que has conseguido los últimos meses?

Este año he decidido llevar un diario de mis logros. Y está siendo una herramienta fantástica para ir escribiendo todas aquellas cosas de mi día a día que, de otro modo, podrían quedar inadvertidas. ¿Qué necesitas? Nada más sencillo que una agenda (de 2018 o una vieja que no hayas usado) o un cuaderno en blanco. ¿Tú también tienes un diario de logros?

MIS NO-LOGROS DE 2017

Ahora toca la segunda parte del balance. Analizar los fallos no-logros de los últimos meses para poder aprender de ellos. ¿Haces esta parte del proceso en tus repasos anuales, o eres de las que cierras los ojos y miras para otro lado?

Esta parte puede hacer pupa. Créeme, ¡es la mejor parte de todas! Porque es la única manera de que tus errores se conviertan en tu mejor maestro. Te animo a probarlo si nunca lo has hecho.

  • Me he dispersado. Porque la parte de la que no te he hablado durante estos meses es de la cantidad de ideas que he empezado a poner en marcha y que me distraían de mis principales objetivos. Lo bueno es que después de agotarme por completo, me he dado cuenta que no era más que la manera que tenía mi mente de oponerse al cambio y a salir de mi zona de confort. Me quedo con la parte buena de todos estos proyectos a mitad: Que he aprendido muchísimo de un montón de temas nuevos.
  • Me he sentido vulnerable e insegura. De este tema te hablé hace unas semanas. Quiero verlo como la manera que está teniendo mi mente de seguir enfrentándose al cambio, de querer intentar convencerme que me refugie en mi caparazón porque allí estoy segura y calentita. Imagino (o quiero pensar) que nos pasará a muchas tras la maternidad, cuando sale nuestro instinto protector y nace ese nuevo miedo a que le pase algo a nuestros peques. Sea como fuere, he comenzado a trabajar en ello este final de año y, conforme vaya notando resultados, te iré contando en el blog lo que me funciona por si te sirve de ayuda.
  • Desorden. Éste ha sido el último no-logro de este pasado año. ¿La causa? Lo analicé hace unos días en el post sobre cómo eliminar el ruido y los focos de energía negativa. Pienso también que el reajuste interior que se produjo tras la llegada de mi tercera peque lo he exteriorizado estos meses a través del desorden. Por fortuna, ha sido un no-logro que estoy consiguiendo solucionar desde hace unas pocas semanas y se está transformando ya en pequeños logros.

 

MI PALABRA PARA 2018

Este año he decidido apostar de nuevo por mí. Por ello mi palabra para los próximos meses es «YO». Engloba todo lo que quiero: crecer como persona, lograr recuperar la fuerza perdida estos meses, mantenerme centrada en mis objetivos y ser (aún más) consciente que si yo no creo en mí y me quiero, no puedo hacerle llegar ese mensaje a los demás.

MIS OBJETIVOS PARA 2018

La última fase de la revisión anual: Decidir los objetivos para el nuevo año.

  1. CENTRARME EN LO IMPORTANTE. Cómo ves, mi palabra y este primer objetivo están muy relacionados. Llevo mucho tiempo dispersa en miles de ideas que no me dejaban ver lo que de verdad importa.
  2. LESS IS MORE. El Reto personal que comencé hace unas semanas va a ser otro de mis grandes ejes de trabajo los próximos meses. Estoy muy orgullosa del camino que he empezado a recorrer.
  3. Y en cuanto a mi negocio, tengo los objetivos marcados desde hace semanas y casi todo el plan de acción creado para poder llevarlos a cabo. El más importante, repito un objetivo que me marqué el año pasado, al que le tengo muchísimas ganas porque implica conocerte y poder trabajar contigo mano a mano y que he tenido que paralizar por motivo de la llegada de la peque: PUBLICAR MI PROGRAMA DE MENTORING. Si te inscribes a la newsletter, serás la primera en enterarte cuando lo termine.

Y hasta aquí mi balance de 2017. Me gustaría terminar con algo de humor este post y enseñarte un vídeo muy personal que resume en 36 segundos el caos de mi nueva vida tras la llegada de Noelia: Nuestro primer intento de hacer una foto familiar, jejeje.

 

 

[sf_icon image=»sf-im-heart» character=»» size=»small» cont=»no» float=»left» color=»#f2d9dd»]
Estoy deseando que me cuentes: ¿Cuáles son tus objetivos para este año? ¿Has elegido una palabra que te guíe y te centre los próximos meses? ¿Eres consciente de la cantidad de pequeños logros que realizas cada día?

Cómo hacer balance del año y prepararte para el cambio // Mi 2017 más personal.

Leer Más

Gestión del Tiempo, Mis Historias, Uncategorized

Hoy quiero hablarte de cómo hacer balance del año y prepararte para dejar que puedan entrar nuevos objetivos a tu vida. Conseguir avanzar y crecer como persona, como multiapasionada y como emprendedora.

Para ello es primordial que dediques unos minutos cada cierto tiempo a realizar un Balance de tu momento actual, de las últimas semanas o meses y de cuáles quieres que sean tus próximos objetivos. A mí me gusta realizar al menos cuatro balances a lo largo del año. Puedes hacerlo coincidir con el fin de cada trimestre, con el fin de cada trayecto (si estás aplicando mi método de Gestión del Tiempo) o al final/principio de cada año.

En el podcast de hoy te hablo además del cambio y de cómo nos enfrentamos a él como multiapasionadas, de la experiencia de ser madre y cómo lo remueve todo, de lo importante que es escribir un diario de logros para saber apreciar (e identificar) todos aquellos éxitos que vamos consiguiendo en el día a día. De cómo conseguir un poco de foco siendo MultiApasionada y, además de todo esto, te hablo del tema del post de hoy: Cómo hacer balance del año.

Por si todavía no has hecho tu repaso del 2017 (o por si te apetece hacerlo de una manera positiva), no te pierdas el podcast de hoy (y el post dónde te muestro el resultado de mi balance más personal):

LOS HECHOS QUE ME HAN MARCADO

En este 2017 que acaba de irse hay dos sucesos que me han marcado y han cambiado por completo mi manera de entender mi vida y la vida misma.

Por un lado, en junio me convertí en mamá de familia numerosa. Mi tercera peque ha revolucionado aún más mi día a día. Todavía estaba terminando de asentar los cimientos de «mi nuevo yo» tras la llegada de los mellizos, cuando Noelia llegó a mi vida. Dicen que ser madre lo cambia todo, y estoy totalmente de acuerdo. La lucha interna de sentimientos que se genera es enorme:

  • Por un lado, tienes que conocer a ese nuevo ser (o seres) que llegan a ti (casi siempre tras poco o mucho tiempo deseando convertirte en madre). Tienes que adaptar tus rutinas a tu bebé/s y crear muchas otras que no habías imaginado antes.
  • Por otro lado, la revolución hormonal de las primeras semanas (y meses) tras el parto hace que tu cabeza gire y gire como una peonza. Es como si hubieran sacudido todo tu ser y de repente, lo que creías ser, desaparece. Hay veces que no te reconoces, otras estás deseando dejar a un lado tu «modo mamá» y volver a ser (aunque sea por un ratito), tu «modo Eva» (o Natalia, Laura, Patricia, etc). Y otras muchas veces ves como afloran temores y creencias negativas que creías que habías enterrado (o eliminado) hacía mucho tiempo y otras muchas que no sabías ni que existían.

La maternidad es un hecho maravilloso, inolvidable y que trae consigo muchos cambios. Supone volver a re-encontrarte contigo misma y ser consciente (más si cabe), de lo volátil y veloz que es el tiempo.

El otro suceso que ha tambaleado por completo mi mundo este pasado 2017 fue el casi perder a mi madre. Me ha hecho darme cuenta de lo poco que apreciamos el tiempo que vamos a estar vivas (siempre pensando que en nuestro caso es infinito) y me ha hecho darme cuenta también de lo mucho que me cuesta expresar mis sentimientos a las personas más cercanas. Precisamente por ello, porque siempre están ahí y no nos paramos a pensar que quizás mañana ya no estén (o seamos nosotras mismas las que no estemos).

Y todo este terremoto emocional es lo que ha sentado las bases de una nueva versión de mí misma que iréis viendo los próximos meses.

MIS LOGROS DE 2017

  • Me siento llena de vida y energía. ¡Tengo las pilas totalmente cargadas para afrontar cualquier reto que se me ponga por delante!
  • ¡Lancé mi nueva web! Tras miles de horas y un año entero trabajando, en septiembre de 2017 logré terminar la nueva página web, acorde a mi nueva imagen y mis nuevos objetivos empresariales.
  • He conseguido establecer unas rutinas y horarios para toda la familia. Y esto para mí no te puedes imaginar el logro que es porque me permite poder planificar mis proyectos y sacar tiempo para mí cada día.
  • He logrado centrarme, parar y poner en una balanza lo importante y lo que no lo es realmente.
  • A raíz de este proceso de cambio y de centrarme en lo importante, logré tomar la decisión a finales de año de cerrar la tienda online.
  • ¡He conseguido sacar tiempo para mí! Esto he empezado a hacerlo en diciembre y no puedo negarte que está siendo un proceso duro, pero puedo decirte con éxito que, a fecha de hoy, me obligo a sentarme cada día a no hacer otra cosa que leer, dormir la siesta o pensar simplemente en las musarañas… ¡y es algo que echaba TANTO de menos!
  • He comenzado a dejar de enfadarme conmigo misma (y con el mundo) porque las cosas no se hagan como yo creo «que deberían» hacerse. Cosa que me ha causado mucha frustración desde que fui madre por primera vez. Me he dado cuenta que todo lo que me enfadaba estaba en realidad dentro de mí.
  • Bailo y canto todos los días.
  • He vuelto a hacer ejercicio.
  • Me siento más a gusto conmigo misma y vuelvo por fin a sentirme guapa.
  • He comenzado a comer más sano (durante los meses de embarazo había «aprovechado» a comer un poco de todo jejeje).
  • He empezado un nuevo proceso de «salir de mi caparazón» y enfrentarme a mis miedos.
  • Voy siendo más consciente de todo lo que tengo que agradecer cada día. Y he expresado «gracias» de manera más directa que hasta ahora.
  • Me he lanzado con mis primeras sesiones de asesoramiento individual y las que he hecho han ayudado mucho y han sido un éxito.
  • He dejado de esconderme y sentirme más orgullosa de todo mi trabajo. Voy recogiendo los frutos de lo que llevo años sembrando y eso me hace ver el futuro con perspectiva, alegría y mucha ilusión.
  • ¡He comenzado a formarme como coach! Uno de mis sueños desde hace años.
  • He aplicado por 3ª vez el método Kon Mari a la ropa y me siento preparada por fin para dar un paso más y seguir avanzando en la aplicación del método.
  • Estoy comenzando a lograr el orden con las cosas de los peques y estoy extendiendo ese orden al resto de habitaciones.
  • He recuperado mi espacio para mí en casa, dónde puedo dar rienda suelta a mis planes y a mi creatividad.
  • Después de unos meses con un auténtico aluvión de ideas, he conseguido centrarme.
  • He logrado deshacerme de un montón de proyectos e ideas que no estaban alineados con mis sueños y el estilo de vida que quiero seguir teniendo y que me estaban robando un montón de tiempo y energía.
  • He conseguido parar y darme tiempo para pensar y avanzar.
  • He dado algún paso hacia atrás, sabiendo ahora que eso me va a ayudar a dar los pasos hacia adelante que realmente deseo.
  • Estoy en un grupo mastermind, que me recarga las pilas y me ha hecho recuperar la energía que había perdido los últimos meses.
  • Me he dado cuenta de lo mucho que quiero a mis amigas.
  • He logrado dar las gracias y decir adiós de mi vida a quiénes realmente no me hacían feliz.
  • He comenzado el podcast, otro de los proyectos a los que le tenía muchas ganas desde hacía mucho tiempo.
  • Me voy dando cuenta que más vale tarde, que nunca.

Esta es mi lista de logros del año 2017. Desde los más grandes, a los más pequeños. Me gusta mostrártelos todos los años para que te des cuenta que cualquier cosa que hayas conseguido, por pequeña que sea, es un gran paso en tu proceso de cambio a una mejor versión de ti misma y hacia una vida que te haga sentirte plena y feliz.

Cuando he comenzado a escribir esta lista no pensaba que recordaría más de tres o cuatro. He eliminado las distracciones y me he dejado llevar por los recuerdos de los últimos meses. Y al final me he dado cuenta que había conseguido mucho más de lo que había pensado inicialmente.

Aquí radica la magia de escribir las cosas. En nuestra mente minimizamos nuestros éxitos y olvidamos todos esos pequeños pasos dados que vamos dando hacia nuestros objetivos. ¿Te atreves a sentarte una horita contigo misma y poner por escrito todo lo que has conseguido los últimos meses?

Este año he decidido llevar un diario de mis logros. Y está siendo una herramienta fantástica para ir escribiendo todas aquellas cosas de mi día a día que, de otro modo, podrían quedar inadvertidas. ¿Qué necesitas? Nada más sencillo que una agenda (de 2018 o una vieja que no hayas usado) o un cuaderno en blanco. ¿Tú también tienes un diario de logros?

MIS NO-LOGROS DE 2017

Ahora toca la segunda parte del balance. Analizar los fallos no-logros de los últimos meses para poder aprender de ellos. ¿Haces esta parte del proceso en tus repasos anuales, o eres de las que cierras los ojos y miras para otro lado?

Esta parte puede hacer pupa. Créeme, ¡es la mejor parte de todas! Porque es la única manera de que tus errores se conviertan en tu mejor maestro. Te animo a probarlo si nunca lo has hecho.

  • Me he dispersado. Porque la parte de la que no te he hablado durante estos meses es de la cantidad de ideas que he empezado a poner en marcha y que me distraían de mis principales objetivos. Lo bueno es que después de agotarme por completo, me he dado cuenta que no era más que la manera que tenía mi mente de oponerse al cambio y a salir de mi zona de confort. Me quedo con la parte buena de todos estos proyectos a mitad: Que he aprendido muchísimo de un montón de temas nuevos.
  • Me he sentido vulnerable e insegura. De este tema te hablé hace unas semanas. Quiero verlo como la manera que está teniendo mi mente de seguir enfrentándose al cambio, de querer intentar convencerme que me refugie en mi caparazón porque allí estoy segura y calentita. Imagino (o quiero pensar) que nos pasará a muchas tras la maternidad, cuando sale nuestro instinto protector y nace ese nuevo miedo a que le pase algo a nuestros peques. Sea como fuere, he comenzado a trabajar en ello este final de año y, conforme vaya notando resultados, te iré contando en el blog lo que me funciona por si te sirve de ayuda.
  • Desorden. Éste ha sido el último no-logro de este pasado año. ¿La causa? Lo analicé hace unos días en el post sobre cómo eliminar el ruido y los focos de energía negativa. Pienso también que el reajuste interior que se produjo tras la llegada de mi tercera peque lo he exteriorizado estos meses a través del desorden. Por fortuna, ha sido un no-logro que estoy consiguiendo solucionar desde hace unas pocas semanas y se está transformando ya en pequeños logros.

 

MI PALABRA PARA 2018

Este año he decidido apostar de nuevo por mí. Por ello mi palabra para los próximos meses es «YO». Engloba todo lo que quiero: crecer como persona, lograr recuperar la fuerza perdida estos meses, mantenerme centrada en mis objetivos y ser (aún más) consciente que si yo no creo en mí y me quiero, no puedo hacerle llegar ese mensaje a los demás.

MIS OBJETIVOS PARA 2018

La última fase de la revisión anual: Decidir los objetivos para el nuevo año.

  1. CENTRARME EN LO IMPORTANTE. Cómo ves, mi palabra y este primer objetivo están muy relacionados. Llevo mucho tiempo dispersa en miles de ideas que no me dejaban ver lo que de verdad importa.
  2. LESS IS MORE. El Reto personal que comencé hace unas semanas va a ser otro de mis grandes ejes de trabajo los próximos meses. Estoy muy orgullosa del camino que he empezado a recorrer.
  3. Y en cuanto a mi negocio, tengo los objetivos marcados desde hace semanas y casi todo el plan de acción creado para poder llevarlos a cabo. El más importante, repito un objetivo que me marqué el año pasado, al que le tengo muchísimas ganas porque implica conocerte y poder trabajar contigo mano a mano y que he tenido que paralizar por motivo de la llegada de la peque: PUBLICAR MI PROGRAMA DE MENTORING. Si te inscribes a la newsletter, serás la primera en enterarte cuando lo termine.

Y hasta aquí mi balance de 2017. Me gustaría terminar con algo de humor este post y enseñarte un vídeo muy personal que resume en 36 segundos el caos de mi nueva vida tras la llegada de Noelia: Nuestro primer intento de hacer una foto familiar, jejeje.

 

 

[sf_icon image=»sf-im-heart» character=»» size=»small» cont=»no» float=»left» color=»#f2d9dd»]
Estoy deseando que me cuentes: ¿Cuáles son tus objetivos para este año? ¿Has elegido una palabra que te guíe y te centre los próximos meses? ¿Eres consciente de la cantidad de pequeños logros que realizas cada día?

Cómo hacer balance del año y prepararte para el cambio // Mi 2017 más personal.

Leer Más

Mis Historias, Tienda online, Uncategorized

En el post de hoy me gustaría hablarte de la aventura que supone montar una tienda online. Ya que no todo es tan bonito como parece ni es algo con lo que te vayas a hacer rica de la noche a la mañana como piensa mucha gente (¡ojalá que en tu caso sí, como no!).

Hace ya un año y poco que decidí montar mi tienda online. Era algo que me hacía muchísima ilusión desde hace varios años. Había intentado alguna cosa en el pasado, no en plan serio, que me vino fenomenal para ir preparando el camino.

En este post quiero hablarte un poco de los entresijos, desde la parte más técnica a la más visible. Si llevas tiempo intentando o queriendo crear un trabajo a tu medida basado en tus pasiones, y queriendo montar tu propia tienda online, me gustaría compartir contigo mi experiencia de los últimos meses por si te pudiera ser de utilidad (¡que espero que sí!).

1. LA BASE: PARA QUÉ, DE QUÉ Y PARA QUIÉN

Esto es lo básico para empezar. Si las patas de tu negocio no son estables, claras y están bien definidas, es probable que termine por hundirse con el tiempo.

Mi recomendación es que comiences por preguntarte:

¿Para qué quieres montar tu propia tienda online?

¿Es por hobby, por obligación, para poder ser independiente económicamente, para ganar un dinero extra, para poder vender y dar a conocer aquello que fabricas…?

Ten esto muy claro porque en función del objetivo que quieras para tu tienda, deberás realizar unos planes a corto, medio y largo plazo que te permitan conseguir ese o esos objetivos que hay detrás.

¿De qué quieres montar tu tienda? ¿Qué quieres vender en ella?

Quieres especializarte en un sector concreto, estás más abierta a vender cualquier cosa, te interesa más el margen de beneficio que la calidad, ¿o es al revés?, vas a vender sólo tus productos o diversificarás un poco,…

Y por último pregúntate:

¿A quién quieres venderle los productos de tu tienda?

¿Has creado tu perfil ideal de cliente? Cómo es esa persona, qué gustos y aficiones tiene, a qué se dedica, qué problemas tiene,… Esta última pregunta que mucha gente pasa por alto es en realidad una de las bases más importantes de un negocio. Vale la pena dedicar unos minutos a poner por escrito tu perfil de cliente ideal (si puedes ponerle cara mucho mejor) ya que de ello va a depender que te dirijas a tus clientes con el tono adecuado o que muestres lo que ellos desean realmente.

¿Qué problema vas a solucionarle?

Otra pregunta importantísima también. ¿Qué vas a aportarle tú a tu cliente ideal que otra tienda no esté haciendo ya? ¿Tus clientes están deseando llenar su casa de productos bonitos como los que ven por instagram? ¿Vas a ayudarles con su problema de peso, alopecia, o deseo de aprender a hacer postres deliciosos…?

Es muy importante que tengas estos cuatro conceptos muy muy claros antes de lanzarte a la piscina.

2. DÓNDE CONTRATAR HOSTING y DOMINIO

Una vez tienes decidido el nombre y temática de tu tienda online, necesitas contratar un dominio para tu web o tienda online (lo que sería el nombre de tu negocio, es decir, el www.tudominio.es) y por otro lado, necesitas contratar un hosting (es decir, dónde va a ir alojada toda la información de tu página web). Si lo equiparamos a una tienda física, el dominio sería como el cartel de tu tienda y el hosting sería el local.

DOMINIO

En mi caso, al principio de comenzar a crear páginas web trabajé con 1and1 y he de confesar que la mayoría de mis dominios los tengo contratados allí todavía. Como tienen una tarifa muy reducida para el primer año, en cuanto se me ocurría una idea nueva de negocio (que han sido muchas), iba corriendo a 1and1 y contrataba el dominio para que nadie me lo quitara (luego ya decidiría si desarrollaba esa idea o no).

Actualmente, lo más cómodo para mí es contratar el dominio (o trasladarlo) al mismo hosting en el que tengo alojada la web, porque si no luego es un lío todo.

HOSTING

El hosting, hasta ahora lo contrataba en páginas americanas. He trabajado con Hostmonster, alguna otra que no recuerdo y con nuevasideasnuevoscomienzos he trabajado con Justhost. La verdad es que he estado muy contenta con este tipo de hosting. Son baratos y nunca me han dado problemas de caídas ni nada parecido. Tampoco tenía tráfico al principio como para necesitar mucho más, así que para comenzar me parecen buenas ideas.

Lo único que hay que tener cuidado es que el primer año, si buscas en comparadores online de hosting, puedes encontrar ofertas muy buenas, pero cuando toca renovar al año el desembolso puede ser importante. Lo que yo hacía era mudarme a otro hosting cada año, con el consiguiente peligro de perder información en el traslado (que ya me pasó una vez). Aquí mi recomendación es que le encargues a algún experto el traslado (normalmente algunos hosting lo hacen de manera gratuita).

El año pasado contraté a Flor Terbeck, de porquegooglenomequiere.com, la mayor experta en SEO que conozco, y he aprendido muchísimas cosas gracias a ella. Una de las lecciones más importantes, es que para el SEO (es decir, para aparecer de las primeras posiciones en google), es importante que el hosting dónde está alojada la web esté en tu propio país, así que este año decidí mudarme a un hosting español (he pasado por dos ya). Ahora estoy en Raiola Networks y muy contenta. Trabajan con cPanel (digamos que es un programa universal para administrar tu hosting), resuelven todas tus dudas de manera rapidísima y además te migran la web a su hosting de manera gratuita.

Ahora mismo mientras escribo este post, el hosting se me ha quedado pequeño debido a la gran cantidad de tráfico que recibe la página web, el blog y la tienda, así que estoy mudando la web a mi propio servidor en Raiola Networks. Es un paso nuevo, así que ya te contaré qué tal esta nueva fase.

3. ¿CÓMO ELEGIR LA PLATAFORMA PERFECTA PARA TU TIENDA ONLINE?

Para montar una tienda online necesitas una plataforma a la que poder subir tus productos y venderlos. Existen muchas: Shopify, Woocommerce, Magento, Prestashop, Squarespace, Bigcartel

Lo primero que debes tener en cuenta es la cantidad de productos que vas a vender. Si son muchos (miles) o quieres montar algo muy grande desde el principio, creo que las mejores opciones serán Prestahop, Magento o (para cantidades de cientos a pocos miles), Woocommerce. Porque como el resto suele cobrar por cantidad de productos que vendes o pedidos realizados, al final puede salirte la broma bastante cara (que es lo que me pasó a mí con la tienda de Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos SHOP, más adelante te cuento).

Lo otro que yo tengo muy en cuenta es la estética de la tienda a montar. Es decir, la plantilla. Si no puedes permitirte un diseñador (que a mi parecer, para empezar es un gasto que puedes aplazar), tienes un montón por ahí y muy bonitas que puedes comprar e instalar fácilmente. Eso sí, hazte a la idea que vas a necesitar meter muchas horas para conseguir customizar tu plantilla a tu gusto. Suelen llevar manuales explicando todo y sueles tener apoyo del creador de la plantilla durante unos meses, así que cuentas con ayuda suficiente para poder hacerlo tú misma.

Todas mis plantillas las he comprado siempre en ThemeForest, y lo que te decía. Tienes auténticas preciosidades, por muy poco dinero y con soporte de ayuda durante al menos 6 meses, que puedes adaptarlas de manera fácil a lo que buscas. También he trabajado mucho en el pasado (no sé si alguna vez te he contado que trabajé diseñando páginas web durante un tiempo, es una de mis grandes pasiones) con los temas de Elegant Themes, especialmente con la plantilla Divi que es ideal si buscas una plantilla bonita para wordpress/woocommerce, con la que poder crear una web espectacular y que además sea suuuuper sencilla de utilizar, sin necesitar tener ningún conocimiento de código o diseño web. La verdad es que llevo años recomendándosela a todo el que me pide alguna recomendación y todo el mundo que la utiliza me dice que está muy contento con ella.

LAS PLATAFORMAS CON LAS QUE HE TRABAJADO

BIGCARTEL

La primera tienda online que abrí para vender la Agenda MultiApasionada (cuando la fabricaba físicamente) fue en la plataforma Bigcartel. Recuerdo que era muy muy básica, la cantidad de productos que podías publicar era muy limitada y no se podían instalar aplicaciones o extras que ayudasen a mejorar las ventas. Lo bueno es que era barato y para una producción puntual como era la venta de las agendas que salían sólo unos pocos meses al año, me servía. Recuerdo que la configuración estética era sencilla y publicar los productos también, por ponerle algún punto positivo. La cuota a pagar al mes creo que era de unos 9-10€.

SHOPIFY

La siguiente plataforma con la que he estado trabajando durante un año es Shopify. Me ha encantado su diseño minimalista (tiene plantillas muy chulas gratuitas) y el montón de aplicaciones y opciones que tiene para añadir a tu tienda y hacer aumentar tus ventas. Mis preferidas eran:

  • Aftership (para que los clientes puedan hacer seguimiento de sus envíos). La uso también en mi tienda actual.
  •  Tidio Chat (el chat de la tienda). Otra de las app que también me he traído a mi tienda actual (y que además tiene app para el móvil, lo cual es muy práctico).
  • Momentum (para crear ofertas flash). Es una pena que no esté disponible para woocommerce porque se dispararon las ventas con ella.

Shopify se puede personalizar muy fácilmente y el panel de administración es muy sencillo y comodísimo de usar. Además a nivel SEO funciona súper bien (he publicado productos que al día siguiente estaban las primeras posiciones en google). Si quieres customizar más de lo normal tu plantilla necesitas meterte con el código, es un punto negativo.

¿Por qué me he ido si estaba tan contenta? Por su coste. Yo tenía el plan básico (29€/mes), a lo que había que sumar la comisión por venta realizada + el coste mensual de muchas de las aplicaciones que tenía instaladas (sin contar las tasas de paypal y las de stripe para pagos con tarjeta). Se me iba casi todo el beneficio en tasas, así que me vi obligada a cambiar.

WOOCOMMERCE

Con la tienda actual estoy trabajando con Woocommerce, que me permite tener TODO (blog, web, tienda y academia para los cursos) bajo un mismo formato (wordpress). ¡Espero que el cambio sea para mejor, sobre todo para ti!

Punto negativo, que el panel de administración de la tienda no es tan intuitivo ni sencillo de usar como en Shopify. He encontrado esta alternativa (metorik), que llevo usando desde hace poquito y la verdad estoy encantada. Tiene gráficas muy útiles, me permite gestionar las comunicaciones con los clientes, me permite ver sus historiales de compra, productos más visitados y mil cosas más. Si usas wordpress te recomiendo que le eches un vistazo.

Puntos positivos de Woocommerce, ¡de momento muchos! Por un lado, el poder trabajar desde un mismo sitio (web, blog, tienda) no veas la de tiempo que puede ahorrarte. Por otro lado, no tiene cuota mensual (si no vendes, no tienes que pagar nada). Te permite instalar pasarelas de pago de tu banco (que tiene una diferencia de tasas por venta realizada enorme) y, al igual que shopify, te permite trabajar con multitud de plugins para mejorar la experiencia de usuario de la tienda.

Mis plugins preferidos por el momento son los Plugins de Yith (que por cierto, es una empresa de Tenerife), sobre todo estos:

PRESTASHOP era la otra opción que barajaba porque es una plataforma creada exclusivamente para comercio electrónico, pero no me gustaban las plantillas (no eran tan bonitas como las que encuentras para woocommerce), ni podía integrar tienda/blog/web/academia y además los módulos (el equivalente a los plugins de wordpress) son bastante caros.

Si estás barajando otras opciones te recomiendo que hagas búsquedas en google tipo «shopify vs squarespace» (por ejemplo), para ver pros y contras de cada plataforma. Algo que te ayudará a descartar opciones puede ser la forma de pago, porque hay plataformas que no permiten paypal, otras que no admiten pagos con tarjeta etc.

4. BUSCAR PROVEEDORES

Esto sí que es toda una aventura, jajaja. Por un lado, encontrar proveedores o productos que sean únicos y que tengan un margen decente (por debajo del 30% ni te molestes, no te sale a cuenta). Mínimo se necesita ese margen para cubrir gastos. Si son productos que tienen otras tiendas corres el riesgo de entrar en una guerra de precios, a no ser que aportes algún valor extra (en mi caso empaqueto cuidadosamente y con mucho mimo cada pedido y doy regalitos y chuches con todos ellos).

A la hora de decidir tus proveedores otro punto importante es de dónde son: Españoles, de la Unión Europea o de fuera. Ten en cuenta los impuestos que tienes que liquidar cada trimestre, el tiempo de tránsito de lo que pidas (y aduanas) o cómo te apañas con el inglés (en caso de que surja algún problema).

El poder traer productos nuevos a la tienda ya es otra aventura. Si no hay novedades, no hay tráfico a la tienda. Así que olvídate de tener beneficio durante una buena temporada porque prácticamente todo lo que ganes se irá directamente a traer cosas nuevas a la tienda y cubrir gastos. Eso sí, con el tiempo verás recompensado el esfuerzo.

Dicen por ahí que se necesitan al menos dos años para que una tienda comience a ser rentable, así que ¡no pierdas la esperanza y asegúrate de amar mucho lo que haces!

5. EL ALMACÉN

La gran mayoría de las que tenemos tienda online sabemos muy bien lo que supone tener el almacén de la tienda en casa: El armario de mi cuarto de invitados está lleno de las cajas y sobres para los envíos. Mi oficina, ha pasado de ser mi rincón ordenado y creativo de casa a mi medio almacén, atestado de cajas y con los cajones y estanterías llenos de productos (he tenido que realizar una mini-reforma hace poco para poder meter todo lo que voy trayendo porque me había quedado sin espacio). Y sé de algunas otras tiendas que han tenido que recurrir a la bañera de ese cuarto de baño que no se usaban, hacer tetris en las viejas cunas de sus hijos o aprender a sortear cajas en los pasillos de casa…

Así que mi consejo es: Cuando montes tu almacén, mejor piensa a lo grande y haz una planificación del espacio imaginando que tu tienda crece mucho. Vale más tener un par de estanterías vacías (esperando a ser llenadas), que quedarte sin espacio y tener que gastar el doble porque la que compraste al principio se te ha quedado pequeña (doy fe de ello…)

6. ELEGIR UN BUEN TRANSPORTISTA

Cuando comencé a vender la agenda multiapasionada física, contraté a una agencia de transporte que sólo tenía delegación en un par de ciudades. Consecuencia: Que para el resto subcontrataba a otras empresas (que a su vez subcontrataban a autónomos u otras pequeñas empresas de transporte). El resultado: Me llegaban emails diariamente con quejas de la gente (retrasos, transportistas que no querían cruzar la calle para dejarle el paquete a la vecina, que te decían que eso tenía un sobrecoste de x€, no dejaban avisos a los clientes o decían que ya habían pasado…). Me pegaba más tiempo gestionando este tipo de incidencias que trabajando por mejorar la tienda.

No te voy a decir quién era esta empresa ni te voy a hablar sobre aquellas con las que nunca trabajaré, porque en cada ciudad cada delegación de cada empresa funciona de manera diferente. Así que te daré algunos consejos que pueden ayudarte a elegir la mejor agencia de transporte para tu tienda online:

  • Lo primero de todo piensa en aquellas empresas que te han traído paquetes a ti. Las que te han dejado mal sabor de boca, descártalas (no quieras para los demás lo que no quieras para ti).
  • Pregunta siempre cómo gestionan los avisos en caso que no esté el destinatario en casa (si llaman, mandan email, dejan papel, envían sms o no hacen nada).
  • ¿Cuántos intentos de entrega hacen sin cobrarte extras?
  • ¿Entregan en cualquier punto? ¿O te cobran por km fuera de lo que sería la capital de zona?
  • ¿Se ponen en contacto con el cliente antes de ir?
  • ¿Los chófer que hacen las entregas, los tienen en plantilla o los subcontratan?
  • ¿Qué pasaría si un destinatario le dice al chófer si se lo puede dejar a un vecino si ellos no están?
  • ¿Y si necesitan que se entregue en una franja horaria concreta?

7. SERVICIO POST-VENTA DE CALIDAD

Aquí igual tengo defecto profesional porque me he pegado muchísimos años gestionando temas de calidad cliente en un grupo de empresas de mi ciudad, pero para mí es importantísimo (lo que más), ofrecer un servicio de calidad a mis clientes de la tienda.

Mi consejo es que si un cliente te escribe con una pregunta o queja, lo primero de todo es buscar una solución antes de responder. Ellos (al igual que tú cuando eres cliente de cualquier otra tienda), no quieres que te den explicaciones o que te cuenten su vida. Necesitan una solución. Así que no te importe dedicar un poco de tiempo antes de responderles para buscar una alternativa a su problema o duda.

Un servicio de atención al cliente bueno puede hacerte ganar un cliente que dabas por perdido. Y al contrario, puede hacerte perder clientes que estaban muy contentos contigo hasta el momento en que ha surgido un problema y no le has atendido como debieras.

 

[sf_icon image=»sf-im-heart» character=»» size=»small» cont=»no» float=»left» color=»#f2d9dd»]

El post de hoy ha sido largo. ¡Y la verdad es que me quedo con muchísimas cosas en el tintero! Pero creo que si estás dándole vueltas al tema de montar tu tienda online (o ya tienes una), todo lo que hoy te he contado te puede ayudar a mejorar un poco más tu tienda (o empezar cómo es debido).

Me encantará saber tu opinión sobre el post de hoy: ¿Te ha gustado o te ha parecido útil? ¿Tienes una tienda online? ¡Cuéntame tu experiencia y consejos con ella!

Lo que Deberías Saber (antes) de Montar tu propia Tienda Online

Leer Más

Mis Historias, Pasiones y Creatividad, Uncategorized

Durante este verano me marqué el objetivo de leer al menos un libro (y sobre todo terminarlo). La verdad es que el terminar de montar la nueva web (unido a los tres peques sin guardería) se comió todo mi tiempo y mi atención, así que lo de terminar algún libro ha quedado aparcado porque ni siquiera he podido tocar ninguno en todo el mes de agosto.

Durante todo este proceso de la web, he aprendido mucho sobre el negocio de montar tu propia tienda online, marketing, redes sociales, plataformas de comercio electrónico y, como no, sobre «el maravilloso» mundo de emprender online.

Como multiapasionada, estoy convencida que tú también tiendes a intentar hacer el máximo de cosas posibles por ti misma. Te encanta aprender y disfrutas muchísimo en todo este proceso (aunque haya algunas cosas que te parezcan un auténtico coñazo) y esto unido a que la economía no está para muchos trotes, implican que el DIY esté a la orden del día.

En mi caso, como buena Curso-Adicta (dícese de toda persona que sufre el síndrome de locura transitoria por comprar todos los libros y cursos que se le ponen por delante), durante el último año he pecado de unos cuantos cursos y libros sobre todos estos temas (y he seguido aumentando mi biblioteca de libros sobre crecimiento personal).

Estoy convencida que tú también sufres este mismo síndrome de la curso-adicción (creo que es algo común en todos los multiapasionados, sobre todo cuando nos da «por algo» y tenemos ese ansía de querer aprender lo máximo posible de ese tema). Mi consejo para no dejarte todos los ahorros en esta adicción es dejar pasar al menos una noche antes de decidirte a comprar algo (que muchas veces esa locura transitoria es sólo eso, algo transitorio, y tras una buena cabezadita con la almohada al día siguiente ya no se siente la misma emoción por comprarlo).

Por si te puede ser de utilidad, al principio de abrir el blog publiqué un gráfico con un diagrama que te puede ayudar a tomar una decisión sobre si comprar algo o no. Si todavía no sabes controlar esta curso-adicción (o últimamente te sientes muy culpable por todos esos libros y cursos que has acumulado), es buena idea imprimirlo y dejarlo cerca del ordenador o tu cartera (así cuando vayas a coger la tarjeta de crédito te lo puedes pensar dos veces).

Volviendo al hilo del post de hoy, durante este último año he recaído sobre todo en la compra de libros. La mayoría los he empezado y dejado por otros nuevos, pero la buena noticia es que sí que he ido acabando algunos pocos estos meses pasados.

Como llevaba tiempo queriendo hablarte de ellos, de mis cursos y libros preferidos, he querido recopilar en el post de hoy:

MI TOP10 DE LIBROS Y CURSOS SOBRE CRECIMIENTO PERSONAL, EMPRENDER, MARKETING Y REDES SOCIALES

(de los últimos meses)

 

1. eBook: Copywriting para tu web (de Rosa Morel)

Me ha gustado mucho de este libro el tono en el que está escrito. Cercano y sin tapujos y, sobre todo, muy entendible. Con otros libros de copywriting que había leído te duermes en la segunda hoja (sobre todo cuando ya se meten con muchos tecnicismos que a los bloggers en general ni nos van, ni nos vienen).

Lo otro que me gusta es que es un libro práctico y con ejemplos que te hacen entender fácilmente la aplicación de las distintas técnicas que enseña.

Tienes toda la información aquí.

2. Libro: Lo Único

Éste libro me está gustando mucho (he leído un 75%). Da un montón de consejos para mentalizarte que lo verdaderamente importante es centrarte en aquello (único) que te va a hacer feliz de verdad o te va a aportar algo realmente positivo. Te invita a reflexionar sobre todas aquellas decisiones que tan tontamente tiendes a tomar en tu vida sin pararte a pensar que lo que de verdad deberías hacer es centrarte lo único que realmente importa. Me gusta que, aunque pueda decir cosas obvias (pero que normalmente pasamos por alto en nuestro día a día), es un libro práctico con consejos y multitud de historias que te ayudarán a reflexionar.

Es uno de esos libros (como el siguiente), que hay que leer poco a poco, dedicando tiempo a trabajar cada tema por separado antes de pasar al siguiente.

Puedes conseguirlo aquí.

3. Libro: Cómo hacer amigos e influir sobre las personas

Si estás suscrita a mi newsletter (si no lo estás, ¡apúntate ya aquí!), te contaba a principios del verano que una de las cosas que más echo en falta al trabajar desde casa es el contacto humano del día a día. Creo que estar encerrada en casa tanto tiempo y el no tener a demasiada gente en mi entorno que hable mi mismo idioma de redes sociales y el mundo online, ha hecho que mi confianza en mí misma se mermé un poco. Por ello, cuando nació Noelia decidí retomar este libro que tanto me gustó en el pasado.

He decidido que será el próximo que retome de nuevo los próximos días para finalizarlo (y sobre todo para comenzar a poner en práctica todo lo que aporta).

Si eres una persona tímida o que no tiene facilidad para las relaciones sociales, te va a parecer el libro más útil del mundo. Te iré hablando de ello en próximos post porque esta temporada quiero centrarme en esta parte de la confianza personal y lo que una mala o no adecuada relación con los demás puede acarrearte.

Puedes conseguirlo aquí.

4. Curso: Fotografía de Producto (por Mina Barrio, para Hello Creatividad)

Soy una adicta total a los cursos de fotografía de producto y, aunque luego me bloqueo porque no paso de aprender como funciona la cámara en modo manual, con este curso he aprendido los entresijos y trucos que tiene este estilo de fotografía.

Me ha gustado sobre todo que Mina Barrio (la fotógrafa de melonblanc), lo da todo. Así como otros profesores notas que siempre se guardan algo en la recámara, Mina ha contado todo lo que sabe y cómo lo aplica en este curso. ¡Lo recomiendo al 100%!

Puedes apuntarte aquí.

5. eBook: Triunfagram (de Vilma Núñez)

Éste ebook ha sido uno de los grandes hallazgos de los últimos meses. Sinceramente, me queda más de la mitad por leer pero en lo poco que he leído, he aprendido un montón de trucos sobre Instagram de los que no tenía ni idea y que me han ayudado a ir creciendo cada día.

A Vilma la sigo desde hace bastante tiempo, así que puedo asegurarte que todo lo que ella publica es de lo más práctico que encontrarás por internet. Si no la sigues, te recomiendo que lo hagas.

Puedes conseguirlo aquí.

6. Curso: Mejora el SEO de tu web (de Idearium 3.0)

Este es un curso que me ha sorprendido gratamente (y ha superado mis expectativas con creces). Aunque he contratado a una experta (expertísima) en SEO, Flor (de porquegooglenomequiere.com) para hacer la migración de Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos a la nueva web, nunca está de más conocer un poco más de qué va el tema para no meter la gamba y para no tener que trabajar dos veces cuando escribes un post o una página de tu web.

El curso lo he empezado hace poco y está siendo de lo más enriquecedor. Me gusta que lo explican todo con vídeos muy prácticos y cortitos (5-10 minutos), así que se puede ir haciendo y aplicando poco a poco.

Tienes más información aquí.

7. Libro: Marca Personal para el éxito (de Matilda Navarro, de Mooiketing y Mooi Magazine)

Éste libro, que lleva súper poquito tiempo en el mercado, me lo regaló Matilda tras haber participado en él. Estoy enamorada de todo lo que hacen Matilda y Martín de Mooi Magazine, pero es que este libro me tiene robado el corazón desde que lo tuve en mis manos.

En él, Matilda te enseña un método paso a paso, muy práctico, a través de preguntas y distintas historias personales, que te ayudará a construir, encontrar y dar forma a tu propia marca personal. Aquello que, como dice ella, es tu señal  personal, la que dejas a modo de huella única y diferente.

Si estás comenzando a dar forma a tu negocio (o llevas tiempo con él pero sientes que has perdido tu esencia y necesitas volver a encontrarla), éste libro te va a encantar.

Puedes conseguirlo aquí.

8. Curso: Snail Mail (de Sami Garra)

Éste ha sido uno de mis cursos online favoritos de los últimos años. Ya no sólo por lo bien que explica las cosas Sami, sino también por el movimiento creativo que despertó en mí. Es un curso muy práctico y divertido en el que vas a aprender el precioso arte de escribir cartas y hacer amigos por todo el mundo, a la antigua usanza, pero de manera muy bonita y enriquecedora.

Puedes apuntarte a la próxima edición aquí.

9. Curso: Redes Sociales (de Personalización de Blogs)

Llevo años haciendo cursos de Blanca (de Personalización de Blogs) y me encanta cada vez que saca algo nuevo. Creo que la característica más importante de los cursos de Blanca es que aporta tal cantidad de información en cada uno de sus cursos que dudo mucho que encuentres algo parecido en otro sitio (y te lo digo yo que llevo consumiendo cursos de estas temáticas desde hace un montón de años).

He tenido oportunidad de leer en primicia parte del contenido de este nuevo curso y ya te digo que promete muchísimo. En el curso Blanca enseñará todos los entresijos de Facebook, Instagram, Twitter y Pinterest. La parte que he leído yo es la de Pinterest, 97 páginas escritas en letra pequeña (¡que eso dice mucho!). Sólo con esta parte del curso, ¡no te puedes ni imaginar la de consejos que da! La parte más trabajosa va a ser la de implementar todo. Pero vamos, ¡que los resultados van a llegar seguro!

Y por recomendar otro curso de Blanca que me gustó mucho en su día, el de Cómo promocionar tu blog es una auténtica joya.

Tienes más información aquí sobre todos sus cursos.

10. Libro: Donde tus Sueños te lleven (de Javier Iriondo)

Este libro lo leí hace unos años, justo antes de comenzar el blog cuando pasaba por esa época tan oscura de mi vida de la que tantas veces te he hablado (cuando me encontraba en la búsqueda de mi porqué en la vida). Olvidé como se llamaba y me he pegado años buscándolo e intentando acordarme de su título. Lo encontré este año en una librería y no he podido evitar traérmelo de nuevo a mi biblioteca (no vaya a ser que pierda de nuevo este tesoro).

El libro va del viaje interior que realiza el protagonista tras perder a un amigo en una escalada al Himalaya, hasta lograr superarlo, vencer sus miedo y conseguir poner los ojos en el futuro (en vez de en el pasado). Es uno de esos libros (junto al de Marie Kondo o Una mochila para el Universo), que debes leer al menos una vez en la vida.

Puedes conseguirlo aquí.

 

[sf_icon image=»sf-im-heart» character=»» size=»small» cont=»no» float=»left» color=»#f2d9dd»]

¡Espero que te haya gustado mi selección! Los próximos días por instagram stories te enseñaré los cursos por dentro para que los veas. Mi perfil en instagram: @evagias

Si te ha gustado y/o te ha parecido útil el post de hoy, ¡me encantará saber tu opinión! No te olvides de dejar tu comentario y de darle al corazoncito que encontrarás justo debajo de donde pone «share» (debajo de estas líneas, junto a mi foto).

PD: ¡¡No te pierdas el post de la semana que viene porque viene con sorteo (y con otra sorpresa extra)!!

 

[sf_button colour=»black» type=»sf-icon-reveal» size=»large» link=»http://bit.ly/BundleEmprendedores» target=»_blank» icon=»fa-child» dropshadow=»no» rounded=»no» extraclass=»»]¡HAZTE CON EL BUNDLE YA! ¡¡PINCHA AQUÍ!![/sf_button]

[sf_icon image=»sf-im-arrow-downincircle» character=»» size=»small» cont=»no» float=»none» color=»#dfa0aa»] [Wow-Countdowns id=1]

Mi TOP10 de Libros y Cursos sobre Emprender y Crecimiento Personal

Leer Más

Mis Historias, Pasiones y Creatividad, Uncategorized

Durante este verano me marqué el objetivo de leer al menos un libro (y sobre todo terminarlo). La verdad es que el terminar de montar la nueva web (unido a los tres peques sin guardería) se comió todo mi tiempo y mi atención, así que lo de terminar algún libro ha quedado aparcado porque ni siquiera he podido tocar ninguno en todo el mes de agosto.

Durante todo este proceso de la web, he aprendido mucho sobre el negocio de montar tu propia tienda online, marketing, redes sociales, plataformas de comercio electrónico y, como no, sobre «el maravilloso» mundo de emprender online.

Como multiapasionada, estoy convencida que tú también tiendes a intentar hacer el máximo de cosas posibles por ti misma. Te encanta aprender y disfrutas muchísimo en todo este proceso (aunque haya algunas cosas que te parezcan un auténtico coñazo) y esto unido a que la economía no está para muchos trotes, implican que el DIY esté a la orden del día.

En mi caso, como buena Curso-Adicta (dícese de toda persona que sufre el síndrome de locura transitoria por comprar todos los libros y cursos que se le ponen por delante), durante el último año he pecado de unos cuantos cursos y libros sobre todos estos temas (y he seguido aumentando mi biblioteca de libros sobre crecimiento personal).

Estoy convencida que tú también sufres este mismo síndrome de la curso-adicción (creo que es algo común en todos los multiapasionados, sobre todo cuando nos da «por algo» y tenemos ese ansía de querer aprender lo máximo posible de ese tema). Mi consejo para no dejarte todos los ahorros en esta adicción es dejar pasar al menos una noche antes de decidirte a comprar algo (que muchas veces esa locura transitoria es sólo eso, algo transitorio, y tras una buena cabezadita con la almohada al día siguiente ya no se siente la misma emoción por comprarlo).

Por si te puede ser de utilidad, al principio de abrir el blog publiqué un gráfico con un diagrama que te puede ayudar a tomar una decisión sobre si comprar algo o no. Si todavía no sabes controlar esta curso-adicción (o últimamente te sientes muy culpable por todos esos libros y cursos que has acumulado), es buena idea imprimirlo y dejarlo cerca del ordenador o tu cartera (así cuando vayas a coger la tarjeta de crédito te lo puedes pensar dos veces).

Volviendo al hilo del post de hoy, durante este último año he recaído sobre todo en la compra de libros. La mayoría los he empezado y dejado por otros nuevos, pero la buena noticia es que sí que he ido acabando algunos pocos estos meses pasados.

Como llevaba tiempo queriendo hablarte de ellos, de mis cursos y libros preferidos, he querido recopilar en el post de hoy:

MI TOP10 DE LIBROS Y CURSOS SOBRE CRECIMIENTO PERSONAL, EMPRENDER, MARKETING Y REDES SOCIALES

(de los últimos meses)

 

1. eBook: Copywriting para tu web (de Rosa Morel)

Me ha gustado mucho de este libro el tono en el que está escrito. Cercano y sin tapujos y, sobre todo, muy entendible. Con otros libros de copywriting que había leído te duermes en la segunda hoja (sobre todo cuando ya se meten con muchos tecnicismos que a los bloggers en general ni nos van, ni nos vienen).

Lo otro que me gusta es que es un libro práctico y con ejemplos que te hacen entender fácilmente la aplicación de las distintas técnicas que enseña.

Tienes toda la información aquí.

2. Libro: Lo Único

Éste libro me está gustando mucho (he leído un 75%). Da un montón de consejos para mentalizarte que lo verdaderamente importante es centrarte en aquello (único) que te va a hacer feliz de verdad o te va a aportar algo realmente positivo. Te invita a reflexionar sobre todas aquellas decisiones que tan tontamente tiendes a tomar en tu vida sin pararte a pensar que lo que de verdad deberías hacer es centrarte lo único que realmente importa. Me gusta que, aunque pueda decir cosas obvias (pero que normalmente pasamos por alto en nuestro día a día), es un libro práctico con consejos y multitud de historias que te ayudarán a reflexionar.

Es uno de esos libros (como el siguiente), que hay que leer poco a poco, dedicando tiempo a trabajar cada tema por separado antes de pasar al siguiente.

Puedes conseguirlo aquí.

3. Libro: Cómo hacer amigos e influir sobre las personas

Si estás suscrita a mi newsletter (si no lo estás, ¡apúntate ya aquí!), te contaba a principios del verano que una de las cosas que más echo en falta al trabajar desde casa es el contacto humano del día a día. Creo que estar encerrada en casa tanto tiempo y el no tener a demasiada gente en mi entorno que hable mi mismo idioma de redes sociales y el mundo online, ha hecho que mi confianza en mí misma se mermé un poco. Por ello, cuando nació Noelia decidí retomar este libro que tanto me gustó en el pasado.

He decidido que será el próximo que retome de nuevo los próximos días para finalizarlo (y sobre todo para comenzar a poner en práctica todo lo que aporta).

Si eres una persona tímida o que no tiene facilidad para las relaciones sociales, te va a parecer el libro más útil del mundo. Te iré hablando de ello en próximos post porque esta temporada quiero centrarme en esta parte de la confianza personal y lo que una mala o no adecuada relación con los demás puede acarrearte.

Puedes conseguirlo aquí.

4. Curso: Fotografía de Producto (por Mina Barrio, para Hello Creatividad)

Soy una adicta total a los cursos de fotografía de producto y, aunque luego me bloqueo porque no paso de aprender como funciona la cámara en modo manual, con este curso he aprendido los entresijos y trucos que tiene este estilo de fotografía.

Me ha gustado sobre todo que Mina Barrio (la fotógrafa de melonblanc), lo da todo. Así como otros profesores notas que siempre se guardan algo en la recámara, Mina ha contado todo lo que sabe y cómo lo aplica en este curso. ¡Lo recomiendo al 100%!

Puedes apuntarte aquí.

5. eBook: Triunfagram (de Vilma Núñez)

Éste ebook ha sido uno de los grandes hallazgos de los últimos meses. Sinceramente, me queda más de la mitad por leer pero en lo poco que he leído, he aprendido un montón de trucos sobre Instagram de los que no tenía ni idea y que me han ayudado a ir creciendo cada día.

A Vilma la sigo desde hace bastante tiempo, así que puedo asegurarte que todo lo que ella publica es de lo más práctico que encontrarás por internet. Si no la sigues, te recomiendo que lo hagas.

Puedes conseguirlo aquí.

6. Curso: Mejora el SEO de tu web (de Idearium 3.0)

Este es un curso que me ha sorprendido gratamente (y ha superado mis expectativas con creces). Aunque he contratado a una experta (expertísima) en SEO, Flor (de porquegooglenomequiere.com) para hacer la migración de Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos a la nueva web, nunca está de más conocer un poco más de qué va el tema para no meter la gamba y para no tener que trabajar dos veces cuando escribes un post o una página de tu web.

El curso lo he empezado hace poco y está siendo de lo más enriquecedor. Me gusta que lo explican todo con vídeos muy prácticos y cortitos (5-10 minutos), así que se puede ir haciendo y aplicando poco a poco.

Tienes más información aquí.

7. Libro: Marca Personal para el éxito (de Matilda Navarro, de Mooiketing y Mooi Magazine)

Éste libro, que lleva súper poquito tiempo en el mercado, me lo regaló Matilda tras haber participado en él. Estoy enamorada de todo lo que hacen Matilda y Martín de Mooi Magazine, pero es que este libro me tiene robado el corazón desde que lo tuve en mis manos.

En él, Matilda te enseña un método paso a paso, muy práctico, a través de preguntas y distintas historias personales, que te ayudará a construir, encontrar y dar forma a tu propia marca personal. Aquello que, como dice ella, es tu señal  personal, la que dejas a modo de huella única y diferente.

Si estás comenzando a dar forma a tu negocio (o llevas tiempo con él pero sientes que has perdido tu esencia y necesitas volver a encontrarla), éste libro te va a encantar.

Puedes conseguirlo aquí.

8. Curso: Snail Mail (de Sami Garra)

Éste ha sido uno de mis cursos online favoritos de los últimos años. Ya no sólo por lo bien que explica las cosas Sami, sino también por el movimiento creativo que despertó en mí. Es un curso muy práctico y divertido en el que vas a aprender el precioso arte de escribir cartas y hacer amigos por todo el mundo, a la antigua usanza, pero de manera muy bonita y enriquecedora.

Puedes apuntarte a la próxima edición aquí.

9. Curso: Redes Sociales (de Personalización de Blogs)

Llevo años haciendo cursos de Blanca (de Personalización de Blogs) y me encanta cada vez que saca algo nuevo. Creo que la característica más importante de los cursos de Blanca es que aporta tal cantidad de información en cada uno de sus cursos que dudo mucho que encuentres algo parecido en otro sitio (y te lo digo yo que llevo consumiendo cursos de estas temáticas desde hace un montón de años).

He tenido oportunidad de leer en primicia parte del contenido de este nuevo curso y ya te digo que promete muchísimo. En el curso Blanca enseñará todos los entresijos de Facebook, Instagram, Twitter y Pinterest. La parte que he leído yo es la de Pinterest, 97 páginas escritas en letra pequeña (¡que eso dice mucho!). Sólo con esta parte del curso, ¡no te puedes ni imaginar la de consejos que da! La parte más trabajosa va a ser la de implementar todo. Pero vamos, ¡que los resultados van a llegar seguro!

Y por recomendar otro curso de Blanca que me gustó mucho en su día, el de Cómo promocionar tu blog es una auténtica joya.

Tienes más información aquí sobre todos sus cursos.

10. Libro: Donde tus Sueños te lleven (de Javier Iriondo)

Este libro lo leí hace unos años, justo antes de comenzar el blog cuando pasaba por esa época tan oscura de mi vida de la que tantas veces te he hablado (cuando me encontraba en la búsqueda de mi porqué en la vida). Olvidé como se llamaba y me he pegado años buscándolo e intentando acordarme de su título. Lo encontré este año en una librería y no he podido evitar traérmelo de nuevo a mi biblioteca (no vaya a ser que pierda de nuevo este tesoro).

El libro va del viaje interior que realiza el protagonista tras perder a un amigo en una escalada al Himalaya, hasta lograr superarlo, vencer sus miedo y conseguir poner los ojos en el futuro (en vez de en el pasado). Es uno de esos libros (junto al de Marie Kondo o Una mochila para el Universo), que debes leer al menos una vez en la vida.

Puedes conseguirlo aquí.

 

[sf_icon image=»sf-im-heart» character=»» size=»small» cont=»no» float=»left» color=»#f2d9dd»]

¡Espero que te haya gustado mi selección! Los próximos días por instagram stories te enseñaré los cursos por dentro para que los veas. Mi perfil en instagram: @evagias

Si te ha gustado y/o te ha parecido útil el post de hoy, ¡me encantará saber tu opinión! No te olvides de dejar tu comentario y de darle al corazoncito que encontrarás justo debajo de donde pone «share» (debajo de estas líneas, junto a mi foto).

PD: ¡¡No te pierdas el post de la semana que viene porque viene con sorteo (y con otra sorpresa extra)!!

 

[sf_button colour=»black» type=»sf-icon-reveal» size=»large» link=»http://bit.ly/BundleEmprendedores» target=»_blank» icon=»fa-child» dropshadow=»no» rounded=»no» extraclass=»»]¡HAZTE CON EL BUNDLE YA! ¡¡PINCHA AQUÍ!![/sf_button]

[sf_icon image=»sf-im-arrow-downincircle» character=»» size=»small» cont=»no» float=»none» color=»#dfa0aa»] [Wow-Countdowns id=1]

Mi TOP10 de Libros y Cursos sobre Emprender y Crecimiento Personal

Leer Más

Mis Historias, Tienda online, Uncategorized

No veas la ilusión que me hace el post de hoy. Hace justo un año que comenzó todo el trabajo de cambiar y actualizar la imagen de mi web acorde a las nuevas ilusiones y proyectos que estaban surgiendo en mi interior. Hace justo un año que nació mi sueño de tener una página web que me enamorara y de la que me sintiera orgullosa. Que me identificara por completo y me hiciera vibrar.

Un año en el que he tenido que darle mil vueltas a todos los planes iniciales, pensar cómo me gustaría que fuera hasta el último detalle, pasar noches en vela soñando con esta nueva web y trabajar en ella hasta caer exhausta del agotamiento.

Un año en el que me he vuelto a quedar embarazada, en el que he tenido que frenar, para después darme alguna que otra patada en el culo para retomar y terminar lo que hoy ha nacido. Un año en el que he no he dudado en pedir ayuda a los cuatro vientos, en el que he aprendido lecciones importantísimas y en el que me he sentido súper arropada y apoyada por un montón de personas a las que quiero mogollón.

Tras todo lo que he superado este último año, me siento super nerviosa al preguntarte: ¿Qué te parece el resultado de todo este trabajo?

Hace tres años nació Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos.

Aún recuerdo lo nerviosísima que me sentía por comenzar a mostrar abiertamente mis sentimientos, mis miedos, mis grandes defectos. Ahora me siento la persona más feliz del mundo por haber dado ese paso. Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos no me ha traído más que buenas experiencias. He conocido a muchísimas multiapasionadas como tú, en un momento de mi vida en el que pensaba que era la única que estaba pasando por todo el caos, el miedo y la frustración de no saber quién era realmente ni qué quería hacer con mi vida.

Desde luego abrir el blog supuso un nuevo comienzo para mí, ha cambiado mi vida por completo tomando un rumbo que jamás habría podido imaginar. Y me siento muy feliz porque sé que todo lo que os he ido contando en el blog o enseñando a través de mis cursos y herramientas sobre gestión del tiempo y autoconocimiento interior, todo lo que a mí tanto me ha ayudado, también ha ayudado a un montón de multiapasionadas más a transformar sus vidas y comenzar a sentirse orgullosas de lo que son.

Ese antiguo blog, que nació basándose en tonos esmeralda y verdes, de esperanza e ilusión, ahora se tornan en tonos rosados, románticos, soñadores. Así soy yo, multiapasionada y de las que sueñan con los ojos abiertos (que no sé si será otra de las características que definen a las multiapasionadas).

En definitiva, hoy nace un nuevo comienzo. Una nueva imagen, un nuevo blog, una nueva tienda y un montón de nuevas ilusiones.

No me enrollo más. Te dejo que cotillees a gusto por la nueva web.

Me encantará saber qué te parece el cambio.

¿Me lo cuentas en la sección de comentarios?

Un abrazo enorme,

Eva Gías

Nuevos Comienzos… ¡NUEVA WEB Y NUEVA IMAGEN!

Leer Más

Mis Historias, Pasiones y Creatividad, Uncategorized

Hoy quiero hablarte de los 7 errores de libro que cometí en mi primer intento (serio) de emprender.

Digo «serio» porque la verdad es que llevo toda la vida intentando crear negocios a partir de lo que me ha ido apasionando en cada momento. Aunque ésta fue la primera vez que pasé de los sueños y los castillos de naipes a un negocio real.

Al principio todo pintaba muy bien. Imagino que como cualquiera que comienza un negocio, me encontraba llena de energía, nervios y mucha ilusión. Todo el mundo me decía: «Eva, ¡esto es lo tuyo!», «Te va a ir fenomenal»… y claro, yo me decía que iba a ser la bomba. Y de tanto repetírmelo, me lo creí.

Y no, no fue así para nada. Duro no, ¡¡fue durísimo!! Ya no tanto los casi dos años que estuve luchando porque mi negocio funcionase, sino por la caída que me hizo pasar uno de los peores momentos de mi vida. Dicen que cuanto más alto llegas, peor será la caída. Y no es que llegase muy lejos en mi primera aventura empresarial. Es que soñé demasiado alto y demasiado rápido. Y así me fue…

Ahora que ya han pasado varios años y lo veo con perspectiva me digo: ¡Eva, pero si era una muerte anunciada!… Pero claro, quién se va a creer que lo suyo no va a funcionar (y lo de otros sí), cuando estás metida de lleno en esa nube de mariposas que no te deja poner los pies en el suelo.

Mis ERRORES, garrafales, DE LIBRO, me han servido para que ahora mismo no me esté dando de nuevo de bruces contra un muro. No sé qué es lo que me deparará el futuro, aún me queda mucho por aprender, aunque sé que por lo menos estos fallos ya no los voy a volver a cometer.

Seguramente en algún momento de tu vida se te ha pasado por la cabeza intentar hacer de tus pasiones o tus hobbies tu profesión. Puede que incluso le estés dando vueltas ahora mismo o ya te hayas lanzado a la piscina. ¡Fenomenal!

Y como ya sabes que me gusta mucho compartir mi experiencia contigo por si te puede ser de utilidad, te voy a contar cuáles fueron mis errores para que no los cometas tú (o por lo menos para que puedas estar alerta para evitarlos).

ERROR DE EMPRENDEDOR (multiapasionado) Nº 1: ESCOGER UNA SOLA DE SUS PASIONES

Precisamente el mayor consejo que te puedo dar como multiapasionada es que no escojas una sola de entre todas tus pasiones para comenzar un negocio. No debes hacerlo. Sólo terminarás quemándote, aborreciendo esa antigua pasión y deseando salir de esa situación lo más rápidamente posible. Lo que además seguramente te provocará un bloqueo creativo bastante importante que puede afectar a tu ánimo y a tu energía y ganas para emprender algo nuevo.

La clave en un negocio multiapasionado es lograr encontrar el nexo de unión de todas tus pasiones. Sólo así podrás disfrutar de tu trabajo, ofrecer tu mayor potencial y desarrollarlo y evolucionarlo hasta límites insospechados. ¿Por qué? Porque la unión de todas tus pasiones puede lograr un flujo creativo como nunca antes habías sentido. Una pasión se apoya en otra, y todas te ayudan a crear nuevas ideas que harán crecer y evolucionar tu negocio de manera única a cualquier otro proyecto creativo del sector.

Y claro, aquí está la gran pregunta: ¿cómo encontrar el nexo de unión de todas tus pasiones?

Hablé sobre ello hace tiempo en el blog (ver post aquí), aunque te cuento que la persona que más me ayudó a conseguir esto fue Emilie, del blog Puttylike.com (una de las primeras blogger del mundo que escribió sobre los multiapasionados). En su ebook Renaissance Business tiene un ejercicio muy bueno para encontrar este nexo de unión a nuestras pasiones que puedas trasladar luego a tu propio negocio.

ERROR DE EMPRENDEDOR Nº 2: DEJARSE LLEVAR POR EL DÍA A DÍA

No establecí ningún plan de trabajo, de marketing o de contenidos para el blog. Me dejaba llevar por el día a día, por lo que se me iba ocurriendo o me iba apasionando en ese momento.

Eso (unido a otros errores que ahora te contaré), me llevó a no tener nada definido el rumbo y objetivo de mi negocio.

Sinceramente, creo que este fue uno de los principales errores (sino el que más). No sentarme a hablar conmigo misma, marcarme objetivos y luchar por conseguirlos. TODO negocio o proyecto que no cuenta con una planificación y unos objetivos claros detrás está abocado al fracaso. Por mucho que luches y luches sin descanso. Es así.

Realmente te habrás convertido más en una persona «apagafuegos» que en una emprendedora o empresaria de éxito. Aunque desde fuera pueda darte la sensación que estás trabajando muchísimo, en el fondo sabes que algo no va bien (y seguro que los números acompañan y no terminan de ser lo que esperabas). Puede que vayas «sobreviviendo» pero desde luego no esperes crecer porque no lo vas a conseguir.

Por fortuna, este error tiene muy fácil solución: Sentarte contigo (o con el resto de personas de tu equipo) y marcaros unos objetivos y unas obligaciones para cada uno de manera clara. Puedes echarle un vistazo a mis trucos y recursos gratuitos de Gestión del Tiempo (te invito también a mis cursos) para que veas cómo trabajo yo en mi proyecto y cómo puedes hacerlo tú para conseguir ser lo más eficiente posible.

ERROR DE EMPRENDEDOR Nº 3: QUERER LLEGAR A TODOS LOS PÚBLICOS

Cuando comencé con mi anterior negocio ofrecía toda clase de servicios (todo lo que se podía ofrecer en el sector diría yo) y no tenía muy claro el tipo de cliente con el que quería trabajar.

Conforme me fueron contratando sí que tuve más claro el perfil de cliente o el tipo de trabajo que quería hacer, pero por aquel entonces ya estaba bastante quemada por los bloqueos que me habían ocasionado no haber definido esto desde el principio.

Con Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos decidí que no iba a cometer este fallo. Tenía una ligera idea de lo que quería hacer y hasta que no tuve claro mi público objetivo no comencé el blog. Estoy muy contenta con los resultados hasta ahora, así que creo que ha sido la mejor decisión que pude tomar.

ERROR DE EMPRENDEDOR Nº 4: PASAR DEMASIADO TIEMPO INSPIRÁNDOSE Y SOÑANDO

Otro de los errores que cometí es que pasaba demasiado tiempo buscando inspiración y soñando con lo que iba a hacer, en vez de sentarme en serio y escribir y planificar cómo lo iba a hacer. Por eso lo que te comentaba al principio. La caída desde el mundo imaginario de éxito que había montado en mi cabeza fue grande, muuy grande.

La solución aquí es fácil: menos pensar y más hacer. Para encontrar tiempo para hacer, hay que organizarse muy bien y, seguramente, cambiar o adquirir hábitos y una nueva metodología de trabajo, lo que te comentaba antes.

ERROR DE EMPRENDEDOR Nº 5: SENTIRSE MINÚSCULA ANTE LOS GRANDES

Un error que intento no repetir ahora es el sentirme minúscula cuando encuentro algún blog o web que está realizando lo mismo que yo (o lo mismo que yo tenía en la cabeza hacer) y que está consiguiendo resultados muy buenos. Aquí creo que hay varias posibles soluciones o formas de combatir esta sensación:

  • Por un lado, entender que en un mundo tan globalizado es muy complicado no encontrar a otra persona que haya tenido la misma idea que tú.
  • Si es algo que llevabas tiempo queriendo hacer, puede servirte de combustible para poner en marcha la maquinaria de una vez por todas y dejar de posponer todos tus sueños.
  • Si es algo novedoso, aquí suele ser importante ser el primero pero no por eso quiere decir que vayas a dejar de intentarlo. Puedes estudiar de los errores del otro y ofrecer una versión mejorada.
  • Y, lo más importante, hay que hacer las cosas a nuestra manera, mostrando nuestra esencia. Sin duda esa es la clave de que a otros le funcione algo y a ti no. Porque ellos están aportando algo y tú estás intentando simularlo. Y esto está claro, que no funciona.

ERROR DE EMPRENDEDOR Nº 6: ACEPTAR TODOS LOS PROYECTOS QUE TE PROPONEN

Otro de los puntos que más nos puede afectar a nivel profesional a los multiapasionados es que tenemos dificultades para decir que no y solemos aceptar casi todos los proyectos que nos proponen. Por mucho que un proyecto o propuesta nos parezca lo más maravilloso del mundo, tenemos que ser conscientes:

  • Por un lado del tiempo del que disponemos,
  • Si vamos a poder ser capaces de realizarlo y hacerlo bien,
  • Si es algo que nos va a beneficiar
  • O si por el contrario no se trata más que de un ladrón del tiempo.

Tener tantas pasiones puede perjudicarnos en el sentido que aceptamos hacer algo porque simplemente nos gusta. Hay que aprender a delegar, a mirar por la rentabilidad de nuestro negocio y a darse cuenta que para crecer necesitas dedicar un tiempo a desarrollar tus nuevos objetivos y sueños empresariales (no los de los demás).

ERROR DE EMPRENDEDOR Nº 7: LANZARTE A LA PISCINA SIN FORMACIÓN NI UNA BUENA BASE

Y por último, no hay nada más importante que comenzar tu negocio sobre una buena base. Tampoco hay que paralizarse porque no sabes de todo (impuestos, facturas, marketing, redes sociales, negociar con proveedores, leyes, gestión del tiempo, marca, diseño gráfico, comunicación…).

Sí, temas de los que aprender hay muchísimos, ¡casi todos los que quieras buscar! Y, aunque no es necesario ser una experta en todos ellos, sí que conviene que por lo menos lo básico lo aprendas para que los cimientos de tu negocio sean fuertes y puedas concentrarte en trabajar por crecer y evolucionar y no en estar parando cada dos por tres porque «piensas» que para avanzar es imprescindible que aprendas sobre este tema y este otro.

Dos de las lecciones más importantes que he aprendido los últimos meses son éstas:

  1. Es mejor viajar acompañada que sola. No hay nada más bonito y que te hace crecer más que poder compartir tu experiencia, triunfos, dudas y fallos con otros emprendedores que están recorriendo el mismo camino que tú.
  2. Hay que aprender a delegar. Que nos gusta mucho el DIY lo sabemos, pero no hay nada mejor que sentirte segura porque un profesional se está encargando de esas partes de tu negocio en las que no eres (ni debes ser) una experta. Si tu negocio va bien, llega un momento además en que este punto se vuelve imprescindible para poder seguir creciendo.

La unión de todos estos aspectos hará que la base de tu negocio sea fuerte y por ello es tan importante dedicar un tiempo a crearla antes de lanzarte a la piscina, por muchas ganas que tengas de empezar.

Puedes dedicar un tiempo a encontrar personas que te ayuden a no perder el tiempo y a ir directa al grano. Los famosos mentores. A mí en mis comienzos me ayudó muchísimo Elia Fibla (que seguramente conocerás de SuperYuppies). Ella es experta en ayudar a emprendedores que intentan transformar sus hobbies y sus pasiones en negocios craft. Ha creado un curso online: Business Craft (que por cierto, ¡cierra sus puertas el próximo día 7 de febrero!) en el que te explica (junto a un montón de emprendedores que han triunfado) las bases de todo lo que necesitas saber para comenzar tu propio negocio (¡ya lo hubiera querido tener yo en su día!).

Lo que te comentaba. A mí Elia me ayudó muchísimo en su día cuando empecé, por ello hablé con ella y le pregunté si podía aportar mi pequeño granito de arena y darle unos regalos extras a todas mis lectoras que se apuntaran al curso. Le pareció una idea fantástica, así que te cuento que si te apuntas al curso de Business Craft de Elia ¡te voy a regalar mis dos cursos de gestión del tiempo!

Activa tu Brújula Interior

y el curso para Aprender a sacarle el máximo provecho a tu Agenda

(los dos valorados ¡en 158,90€!)

Para que completes tu formación y aprendas mi método de gestión del tiempo que te ayudará a organizar todas tus ideas, a mantenerte centrada y a saber cómo planificar (y llevar a cabo) de manera fácil y efectiva todos tus objetivos.

IMPORTANTE: Para que Elia sepa que te interesan estos dos extras, tan sólo tienes que inscribirte a través de este enlace (es la única manera de que sepamos Elia y yo que te gustaría tener estos dos regalos).

(Si te apetece cotillear un poco antes de que va Business Craft, aquí tienes un acceso exclusivo al módulo 0 del curso)

Y con todos estos consejos basados en mi experiencia, espero que si estás trabajando por sacar adelante tu propio negocio multiapasionado al menos te sirvan para no atascarte en estos errores. Estoy convencida que por el camino que me queda los próximos años voy a cometer mil y un más errores, ¡pero que hay más bonito que aprender de ellos, levantarte y continuar luchando por tus sueños!

Me encantaría conocer tu experiencia: ¿Has decidido emprender tu propio negocio multiapasionado? ¿Has cometido alguno de estos errores? ¿Cuáles añadirías a la lista? ¿Qué consejo le darías a alguien que está pensando e

 

[sf_button colour=»black» type=»sf-icon-reveal» size=»large» link=»http://bit.ly/BundleEmprendedores» target=»_blank» icon=»fa-child» dropshadow=»no» rounded=»no» extraclass=»»]¡HAZTE CON EL BUNDLE YA! ¡¡PINCHA AQUÍ!![/sf_button]

[sf_icon image=»sf-im-arrow-downincircle» character=»» size=»small» cont=»no» float=»none» color=»#dfa0aa»] [Wow-Countdowns id=1]

Los 7 errores que me hicieron fracasar con mi anterior negocio

Leer Más

Mis Historias, Pasiones y Creatividad, Uncategorized

Hoy quiero hablarte de los 7 errores de libro que cometí en mi primer intento (serio) de emprender.

Digo «serio» porque la verdad es que llevo toda la vida intentando crear negocios a partir de lo que me ha ido apasionando en cada momento. Aunque ésta fue la primera vez que pasé de los sueños y los castillos de naipes a un negocio real.

Al principio todo pintaba muy bien. Imagino que como cualquiera que comienza un negocio, me encontraba llena de energía, nervios y mucha ilusión. Todo el mundo me decía: «Eva, ¡esto es lo tuyo!», «Te va a ir fenomenal»… y claro, yo me decía que iba a ser la bomba. Y de tanto repetírmelo, me lo creí.

Y no, no fue así para nada. Duro no, ¡¡fue durísimo!! Ya no tanto los casi dos años que estuve luchando porque mi negocio funcionase, sino por la caída que me hizo pasar uno de los peores momentos de mi vida. Dicen que cuanto más alto llegas, peor será la caída. Y no es que llegase muy lejos en mi primera aventura empresarial. Es que soñé demasiado alto y demasiado rápido. Y así me fue…

Ahora que ya han pasado varios años y lo veo con perspectiva me digo: ¡Eva, pero si era una muerte anunciada!… Pero claro, quién se va a creer que lo suyo no va a funcionar (y lo de otros sí), cuando estás metida de lleno en esa nube de mariposas que no te deja poner los pies en el suelo.

Mis ERRORES, garrafales, DE LIBRO, me han servido para que ahora mismo no me esté dando de nuevo de bruces contra un muro. No sé qué es lo que me deparará el futuro, aún me queda mucho por aprender, aunque sé que por lo menos estos fallos ya no los voy a volver a cometer.

Seguramente en algún momento de tu vida se te ha pasado por la cabeza intentar hacer de tus pasiones o tus hobbies tu profesión. Puede que incluso le estés dando vueltas ahora mismo o ya te hayas lanzado a la piscina. ¡Fenomenal!

Y como ya sabes que me gusta mucho compartir mi experiencia contigo por si te puede ser de utilidad, te voy a contar cuáles fueron mis errores para que no los cometas tú (o por lo menos para que puedas estar alerta para evitarlos).

ERROR DE EMPRENDEDOR (multiapasionado) Nº 1: ESCOGER UNA SOLA DE SUS PASIONES

Precisamente el mayor consejo que te puedo dar como multiapasionada es que no escojas una sola de entre todas tus pasiones para comenzar un negocio. No debes hacerlo. Sólo terminarás quemándote, aborreciendo esa antigua pasión y deseando salir de esa situación lo más rápidamente posible. Lo que además seguramente te provocará un bloqueo creativo bastante importante que puede afectar a tu ánimo y a tu energía y ganas para emprender algo nuevo.

La clave en un negocio multiapasionado es lograr encontrar el nexo de unión de todas tus pasiones. Sólo así podrás disfrutar de tu trabajo, ofrecer tu mayor potencial y desarrollarlo y evolucionarlo hasta límites insospechados. ¿Por qué? Porque la unión de todas tus pasiones puede lograr un flujo creativo como nunca antes habías sentido. Una pasión se apoya en otra, y todas te ayudan a crear nuevas ideas que harán crecer y evolucionar tu negocio de manera única a cualquier otro proyecto creativo del sector.

Y claro, aquí está la gran pregunta: ¿cómo encontrar el nexo de unión de todas tus pasiones?

Hablé sobre ello hace tiempo en el blog (ver post aquí), aunque te cuento que la persona que más me ayudó a conseguir esto fue Emilie, del blog Puttylike.com (una de las primeras blogger del mundo que escribió sobre los multiapasionados). En su ebook Renaissance Business tiene un ejercicio muy bueno para encontrar este nexo de unión a nuestras pasiones que puedas trasladar luego a tu propio negocio.

ERROR DE EMPRENDEDOR Nº 2: DEJARSE LLEVAR POR EL DÍA A DÍA

No establecí ningún plan de trabajo, de marketing o de contenidos para el blog. Me dejaba llevar por el día a día, por lo que se me iba ocurriendo o me iba apasionando en ese momento.

Eso (unido a otros errores que ahora te contaré), me llevó a no tener nada definido el rumbo y objetivo de mi negocio.

Sinceramente, creo que este fue uno de los principales errores (sino el que más). No sentarme a hablar conmigo misma, marcarme objetivos y luchar por conseguirlos. TODO negocio o proyecto que no cuenta con una planificación y unos objetivos claros detrás está abocado al fracaso. Por mucho que luches y luches sin descanso. Es así.

Realmente te habrás convertido más en una persona «apagafuegos» que en una emprendedora o empresaria de éxito. Aunque desde fuera pueda darte la sensación que estás trabajando muchísimo, en el fondo sabes que algo no va bien (y seguro que los números acompañan y no terminan de ser lo que esperabas). Puede que vayas «sobreviviendo» pero desde luego no esperes crecer porque no lo vas a conseguir.

Por fortuna, este error tiene muy fácil solución: Sentarte contigo (o con el resto de personas de tu equipo) y marcaros unos objetivos y unas obligaciones para cada uno de manera clara. Puedes echarle un vistazo a mis trucos y recursos gratuitos de Gestión del Tiempo (te invito también a mis cursos) para que veas cómo trabajo yo en mi proyecto y cómo puedes hacerlo tú para conseguir ser lo más eficiente posible.

ERROR DE EMPRENDEDOR Nº 3: QUERER LLEGAR A TODOS LOS PÚBLICOS

Cuando comencé con mi anterior negocio ofrecía toda clase de servicios (todo lo que se podía ofrecer en el sector diría yo) y no tenía muy claro el tipo de cliente con el que quería trabajar.

Conforme me fueron contratando sí que tuve más claro el perfil de cliente o el tipo de trabajo que quería hacer, pero por aquel entonces ya estaba bastante quemada por los bloqueos que me habían ocasionado no haber definido esto desde el principio.

Con Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos decidí que no iba a cometer este fallo. Tenía una ligera idea de lo que quería hacer y hasta que no tuve claro mi público objetivo no comencé el blog. Estoy muy contenta con los resultados hasta ahora, así que creo que ha sido la mejor decisión que pude tomar.

ERROR DE EMPRENDEDOR Nº 4: PASAR DEMASIADO TIEMPO INSPIRÁNDOSE Y SOÑANDO

Otro de los errores que cometí es que pasaba demasiado tiempo buscando inspiración y soñando con lo que iba a hacer, en vez de sentarme en serio y escribir y planificar cómo lo iba a hacer. Por eso lo que te comentaba al principio. La caída desde el mundo imaginario de éxito que había montado en mi cabeza fue grande, muuy grande.

La solución aquí es fácil: menos pensar y más hacer. Para encontrar tiempo para hacer, hay que organizarse muy bien y, seguramente, cambiar o adquirir hábitos y una nueva metodología de trabajo, lo que te comentaba antes.

ERROR DE EMPRENDEDOR Nº 5: SENTIRSE MINÚSCULA ANTE LOS GRANDES

Un error que intento no repetir ahora es el sentirme minúscula cuando encuentro algún blog o web que está realizando lo mismo que yo (o lo mismo que yo tenía en la cabeza hacer) y que está consiguiendo resultados muy buenos. Aquí creo que hay varias posibles soluciones o formas de combatir esta sensación:

  • Por un lado, entender que en un mundo tan globalizado es muy complicado no encontrar a otra persona que haya tenido la misma idea que tú.
  • Si es algo que llevabas tiempo queriendo hacer, puede servirte de combustible para poner en marcha la maquinaria de una vez por todas y dejar de posponer todos tus sueños.
  • Si es algo novedoso, aquí suele ser importante ser el primero pero no por eso quiere decir que vayas a dejar de intentarlo. Puedes estudiar de los errores del otro y ofrecer una versión mejorada.
  • Y, lo más importante, hay que hacer las cosas a nuestra manera, mostrando nuestra esencia. Sin duda esa es la clave de que a otros le funcione algo y a ti no. Porque ellos están aportando algo y tú estás intentando simularlo. Y esto está claro, que no funciona.

ERROR DE EMPRENDEDOR Nº 6: ACEPTAR TODOS LOS PROYECTOS QUE TE PROPONEN

Otro de los puntos que más nos puede afectar a nivel profesional a los multiapasionados es que tenemos dificultades para decir que no y solemos aceptar casi todos los proyectos que nos proponen. Por mucho que un proyecto o propuesta nos parezca lo más maravilloso del mundo, tenemos que ser conscientes:

  • Por un lado del tiempo del que disponemos,
  • Si vamos a poder ser capaces de realizarlo y hacerlo bien,
  • Si es algo que nos va a beneficiar
  • O si por el contrario no se trata más que de un ladrón del tiempo.

Tener tantas pasiones puede perjudicarnos en el sentido que aceptamos hacer algo porque simplemente nos gusta. Hay que aprender a delegar, a mirar por la rentabilidad de nuestro negocio y a darse cuenta que para crecer necesitas dedicar un tiempo a desarrollar tus nuevos objetivos y sueños empresariales (no los de los demás).

ERROR DE EMPRENDEDOR Nº 7: LANZARTE A LA PISCINA SIN FORMACIÓN NI UNA BUENA BASE

Y por último, no hay nada más importante que comenzar tu negocio sobre una buena base. Tampoco hay que paralizarse porque no sabes de todo (impuestos, facturas, marketing, redes sociales, negociar con proveedores, leyes, gestión del tiempo, marca, diseño gráfico, comunicación…).

Sí, temas de los que aprender hay muchísimos, ¡casi todos los que quieras buscar! Y, aunque no es necesario ser una experta en todos ellos, sí que conviene que por lo menos lo básico lo aprendas para que los cimientos de tu negocio sean fuertes y puedas concentrarte en trabajar por crecer y evolucionar y no en estar parando cada dos por tres porque «piensas» que para avanzar es imprescindible que aprendas sobre este tema y este otro.

Dos de las lecciones más importantes que he aprendido los últimos meses son éstas:

  1. Es mejor viajar acompañada que sola. No hay nada más bonito y que te hace crecer más que poder compartir tu experiencia, triunfos, dudas y fallos con otros emprendedores que están recorriendo el mismo camino que tú.
  2. Hay que aprender a delegar. Que nos gusta mucho el DIY lo sabemos, pero no hay nada mejor que sentirte segura porque un profesional se está encargando de esas partes de tu negocio en las que no eres (ni debes ser) una experta. Si tu negocio va bien, llega un momento además en que este punto se vuelve imprescindible para poder seguir creciendo.

La unión de todos estos aspectos hará que la base de tu negocio sea fuerte y por ello es tan importante dedicar un tiempo a crearla antes de lanzarte a la piscina, por muchas ganas que tengas de empezar.

Puedes dedicar un tiempo a encontrar personas que te ayuden a no perder el tiempo y a ir directa al grano. Los famosos mentores. A mí en mis comienzos me ayudó muchísimo Elia Fibla (que seguramente conocerás de SuperYuppies). Ella es experta en ayudar a emprendedores que intentan transformar sus hobbies y sus pasiones en negocios craft. Ha creado un curso online: Business Craft (que por cierto, ¡cierra sus puertas el próximo día 7 de febrero!) en el que te explica (junto a un montón de emprendedores que han triunfado) las bases de todo lo que necesitas saber para comenzar tu propio negocio (¡ya lo hubiera querido tener yo en su día!).

Lo que te comentaba. A mí Elia me ayudó muchísimo en su día cuando empecé, por ello hablé con ella y le pregunté si podía aportar mi pequeño granito de arena y darle unos regalos extras a todas mis lectoras que se apuntaran al curso. Le pareció una idea fantástica, así que te cuento que si te apuntas al curso de Business Craft de Elia ¡te voy a regalar mis dos cursos de gestión del tiempo!

Activa tu Brújula Interior

y el curso para Aprender a sacarle el máximo provecho a tu Agenda

(los dos valorados ¡en 158,90€!)

Para que completes tu formación y aprendas mi método de gestión del tiempo que te ayudará a organizar todas tus ideas, a mantenerte centrada y a saber cómo planificar (y llevar a cabo) de manera fácil y efectiva todos tus objetivos.

IMPORTANTE: Para que Elia sepa que te interesan estos dos extras, tan sólo tienes que inscribirte a través de este enlace (es la única manera de que sepamos Elia y yo que te gustaría tener estos dos regalos).

(Si te apetece cotillear un poco antes de que va Business Craft, aquí tienes un acceso exclusivo al módulo 0 del curso)

Y con todos estos consejos basados en mi experiencia, espero que si estás trabajando por sacar adelante tu propio negocio multiapasionado al menos te sirvan para no atascarte en estos errores. Estoy convencida que por el camino que me queda los próximos años voy a cometer mil y un más errores, ¡pero que hay más bonito que aprender de ellos, levantarte y continuar luchando por tus sueños!

Me encantaría conocer tu experiencia: ¿Has decidido emprender tu propio negocio multiapasionado? ¿Has cometido alguno de estos errores? ¿Cuáles añadirías a la lista? ¿Qué consejo le darías a alguien que está pensando e

 

[sf_button colour=»black» type=»sf-icon-reveal» size=»large» link=»http://bit.ly/BundleEmprendedores» target=»_blank» icon=»fa-child» dropshadow=»no» rounded=»no» extraclass=»»]¡HAZTE CON EL BUNDLE YA! ¡¡PINCHA AQUÍ!![/sf_button]

[sf_icon image=»sf-im-arrow-downincircle» character=»» size=»small» cont=»no» float=»none» color=»#dfa0aa»] [Wow-Countdowns id=1]

Los 7 errores que me hicieron fracasar con mi anterior negocio

Leer Más

Gestión del Tiempo, Mis Historias, Uncategorized

Ha llegado el momento de hacer balance de todo el año, repasar todo lo conseguido, los no-logros y meditar sobre cómo me gustaría que fuesen los próximos meses.

Me parece increíble lo rápido que se me ha pasado este año. No sé quién me dijo hace bastante tiempo, que una vez que tienes peques (y que cumples los 30), es como si tu vida cogiera carrerilla y comienzas a viajar a la velocidad de la luz. Así me he sentido este año, como en un coche de fórmula 1. ¿Te ha pasado lo mismo?

Como todos los años, el balance que voy a realizar hoy de 2016 va a ser un balance positivo. Es decir, nada de centrarse en los objetivos no cumplidos o en aquellas promesas y sueños que no has podido realizar. En vez de ello, mi consejo es que te centres en todo aquello (grande y super pequeñito) que hayas logrado los últimos meses. ¡Qué seguro hay mucho más de lo que te imaginas!

Comienza repasando mentalmente cada uno de los meses del año. Concéntrate en todo aquello que te dio una alegría, aquello que te hizo crecer como persona, eso que aprendiste, lo que hiciste (y nunca pensaste que podrías hacer). Cualquier cosa es válida. Desde haber estado tres meses madrugando hasta haber sacado adelante ese proyecto en el que llevabas trabajando tanto tiempo. Lo pequeño y lo grande tiene que estar presente en tu Lista de Logros del año. Da igual si después de madrugar tres meses te has pegado 9 remoloneando. ¡Conseguiste madrugar sin chistar durante 90 días! Así que, este tipo de logros no pueden faltar en tu lista.

Algo que me he propuesto para el nuevo año es llevar un Diario de Logros. Así cuando llegue el próximo año tan sólo tendré que acudir a él y repasar todo lo escrito. Y no sólo cuándo toque hacer balance del año, si no en cualquier momento en los que me dé la sensación que no estoy avanzando (nada mejor que revisar lo conseguido las últimas semanas para darte cuenta que ese fantasma sólo está en tu cabeza).

Y ahora sí (no me enrollo más), mi balance de los últimos doce meses:

LISTA DE LO QUE SÍ HE CONSEGUIDO EN 2016

  • No he dejado de avanzar: He aprendido a aprovechar cada hueco que me han dejado los peques para trabajar en mis planes. He avanzado más despacio de lo que hubiera querido pero no puedo quejarme porque mi sensación es de no haber parado ni un segundo.
  • He aprendido a descansar y disfrutar de la familia: Esto ha sido una gran lección de este 2016 y que he tenido que aprender precisamente a raíz del primer logro. Llegó un momento en que me dí cuenta que tenía que bajar el ritmo. Me considero una adicta total al trabajo (disfruto como una enana) y ello me lleva muchas veces a marcarme unos plazos que me han agotado mental y físicamente. Por ello, uno de mis grandes logros de este año ha sido aprender a desconectar y darme cuenta de que si no puede estar para mañana, pues no puede estar. Que si este mes no he podido publicar más de un post, pues no se ha podido. Y que debo dejar de sentirme culpable por ello.
  • Rutinas, rutinas, rutinas: Creo que es sin duda mi gran reto de 2016 y de los próximos años. Establecer unas rutinas que me permitan trabajar y estar con la familia. Trabajar desde casa tiene su lado bueno y su lado menos bueno y se hace imprescindible marcar unos horarios. Lo que he aprendido desde que tengo a los peques es que esos horarios cambian continuamente (invierno/verano, tener guardería o no, contar con ayuda o no, catarros y mil virus,…). FLEXIBILIDAD y COLCHÓN PARA IMPREVISTOS. Esas son sin dudas las claves del éxito:
    1. Ser flexible y «abrazar» los imprevistos y cambios repentinos en tus planes. Y que «no te importe» tener que rehacer mil millones de veces tu planificación semanal.
    2. Dejar siempre un colchón para imprevistos. O lo que viene a ser lo mismo: no dejar nunca las cosas para el último momento. Porque esta forma de trabajar unido a lo anterior puede ser sinónimo de fracaso absoluto.
  • Si yo soy feliz, todos los de mi alrededor también lo son: Así lo creo y así procuro vivirlo. Nada de abandonar mis planes y mis sueños por tener hijos. Si yo no soy feliz, estoy convencida de que mis peques tampoco lo serán. Así que siendo consciente de que algunas cosas tardarán un poco más en llegar, he mantenido la mirada en mis sueños y no he dejado que nadie me robe la ilusión.
  • Mi trabajo, mi negocio: Éste si que ha sido un cambio de visión ¡importantísimo! Dejar de pensar en que lo que te gusta es un hobby y en que debes regalar tu tiempo (porque te encanta pasar tiempo realizando tus pasiones) y que encima no te valoren por ello, y pasar a ver mi trabajo como un negocio que hay que rentabilizar si quiero seguir manteniendo este estilo de vida, ha sido un gran cambio que me costó muchísimo hacer. Menos mal que a principios de año tomé una de las decisiones más importantes (creo que la que más) de este 2016: Contratar una mentora que me ayudase a rentabilizar mis sueños.
  • Sacar mi primer curso on-line (Activa tu Brújula Interior): Madre mía, ¡no me podía imaginar el trabajo que hay detrás de realizar un curso online! Meses estudiando, probando técnicas y dando forma al contenido del curso. Aprender después las mil opciones y plataformas que existen para montar un curso. Programar y diseñar todo el contenido para que sea práctico, fácil de seguir y efectivo. Grabar los vídeos, redactar y diseñar los ejercicios. Preparar el lanzamiento, publicidad, seguir los resultados, aprender de los errores… Un trabajo titánico. Eso sí, ¡estoy tan feliz de haberlo conseguido! He aprendido muchísimo en este camino (y lo que me queda) y me siento tan feliz de que el feedback del curso sea tan bueno que eso me motiva a seguir trabajando por este camino.
  • Y después llegó mi segundo curso… ¡y la Academia MultiApasionada!: Y tras Activa tu Brújula Interior llegó el mini-curso de la Agenda Charuca que tanto os ha gustado (y que te avanzo voy a transformarlo para que se adapte a cualquier modelo de agenda). Y tras él, ¡la Academia MultiApasionada! Esto no lo he publicitado mucho porque es una idea a la que estoy dando forma poco a poco. ¿En que consiste? En la Academia en la que encontrarás cursos online de profesionales del orden y de las cosas bonitas, que te ayuden a que tu día a día sea más organizado y creativo. (Te invito a descubrir los cursos que hay ahora aquí).
  • He vencido mi miedo a los vídeos: Aunque sea de una manera sencilla, he aprendido muchísimo de vídeo este año. Veo los primeros que grabé, recuerdo lo tensa y avergonzada que me sentía al principio y lo comparo con ahora y me siento genial! Me queda muchíiiiiisimo por aprender, pero ha sido como una auto-terapia para ayudarme a ir perdiendo el miedo a decir lo que pienso. ¡Te lo recomiendo!
  • Abrir mi tienda online: ¡Un sueño cumplido! Tenía tantísimas ganas desde hace años de tener mi tienda online de papelería bonita, que cuando algo en mi interior me dijo hacia abril: «Eva, ha llegado el momento», me puse manos a la obra y en julio, tras muchas horas de trabajo, conseguí abrir las puertas de la SHOP y convertir mi oficina y en el sitio con más cosas bonitas por metro cuadrado (¡lo prometo, es pura tentación!).
  • Dejar de ser la que tira siempre del carro: Este es un aprendizaje de las últimas semanas. ¿Sabes aquellas relaciones en las que tienes la sensación de que siempre eres tú la que está tirando del carro? Tú eres la que llamas, la que te preocupas por esa persona y la que haces lo posible por quedar o mantener esa amistad/relación. Pues he decidido que me he cansado de este tipo de relaciones y me he dado cuenta que ni debo sentirme culpable, ni estoy haciendo nada malo ni tiene nada que ver conmigo. Si alguien decide que no avanzar en la vida es la mejor de las opciones, lo siento mucho pero no puede convertirse en un ancla en mi vida que no me deje avanzar a mí y me impida ser feliz. Lo mismo digo para esas relaciones en las que sientes que estar un minuto con esa persona es como si te robaran toda tu energía, como si te golpearan y te dejaran hecha una mierdecilla. Está decidido. Estas personas, fuera de mi vida.
  • ¡Vivan las colaboraciones y conocer gente! Este año he conocido a muchísima gente (o casi diría a muchísimas emprendedoras) de las que he aprendido, con las que me he reído, que me han hecho sentir viva, que me han llenado de energía, que me han ayudado, con las que he colaborado, con las que tengo planes que van a ser la monda y a las que quiero seguir manteniendo en mi vida y viendo siempre que sea posible. Anna, Tania, GloriaTete, Cristina, BegoñaSami, Mar, Ysabel, Beatriz, ElisabetCharo, Flor, SilviaGemma, Xenia, May, Mina, ¡y muchas más!
  • He hecho deporte, yuhuuu! Dije que no me iba a preocupar de mi cuerpo hasta que los peques cumplieran el primer año, y aunque sólo hayan sido unas diez semanas, ¡me siento super feliz de haber mantenido el hábito durante todo ese tiempo!
  • Me he cortado la coleta y me he pintado los labios. Sí, yo que juraba como Sansón que mi fuente de fuerza era mi melenaza y que nunca me la cortaría, decidí a mitad de año hacer un cambio radical y pasarme al corte midi que tan de moda está ahora. Parece una tontería, pero lo que un cambio de imagen puede hacerte en un momento es espectacular. Si hace mucho tiempo que no te atreves a cambiar y hacer alguna locura, ésta puede ser una opción. No hay nada mejor que sentirte guapa para comenzar a ganar confianza en ti misma.
  • ¡¡No me he dejado llevar por mi curso-adicción!! O lo que viene a ser lo mismo, no me he comprado cada curso o libro que pasaba por delante de mis ojos. Mi lista de deseos en amazon crece cada mes de manera exponencial, no te voy a engañar, pero en vez de dejarme llevar por esos arrebatos que antes me hacían dejarme los cuartos en cada curso que se publicaba o cada libro que recomendaban he aprendido a meditar sobre si realmente me hace falta o no y he aprendido a dejar pasar al menos unos cuantos días antes de tomar la decisión. Sorprendentemente, la mayoría de esas euforias desaparecían pasados esos días y las que se mantenían y decidía comprar las he disfrutado como una enana. Tengo algunos libros y cursos a mitad de este año, pero he terminado otros que tenía pendientes y otros que he comenzado. ¡Así que es un gran paso!

Creo que estos son mis logros más importantes de este año. Cómo ves hay de todo, grandes y pequeños. Ahora es tu turno.

Un último consejo: Elige un momento en el que vayas a estar tranquila y sin distracciones para ponerte a cabo con esta reflexión. Y si la apuntas en un cuaderno (para poder recordarla siempre que quieras, mejor!). Si la publicas en tu blog, me encantaría leerla. ¿Te animas a compartirlo aquí conmigo?

LOS FALLOS NO-LOGROS: PORQUÉ Y CÓMO EVITARLOS

El segundo paso de este balance en positivo de tus últimos doce meses consiste en analizar tus no-logros, encontrar el motivo de porqué no los conseguiste y meditar sobre cómo podrías haberlos evitado. Es la manera más divertida de darles la vuelta y ver el lado guay de «cometer errores». Y es que, tan sólo ellos, pueden enseñarte la manera de avanzar y convertirte en una versión mejor de ti misma.

MIS FALLOS NO-LOGROS DE 2016
  • Desorden y vuelta al caos. He pasado de conseguir mantener una casa ordenada en 2015 a tener una auténtica leonera al finalizar el 2016. Sin duda esto va a marcar una de mis palabras para 2017: ORDEN. ¿La causa? Creo que han sido dos: Primero, han entrado muchísimos objetos a mi vida (los peques + la tienda lo han revolucionado todo) y no les he encontrado un sitio. Con lo cuál, se han ido amontonando allí dónde los dejaba y, como me ha pasado toda la vida, conforme la «montaña» va descontrolándose (el desorden llama al desorden) mi pereza va en aumento. Es como una unión de dos factores que no han hecho más que robarme energía los últimos meses. Por fortuna, me voy a poner las pilas y lo he marcado como tarea prioritaria para las próximas semanas.
  • Nueva imagen. No la mía, que fue un subidón tremendo, sino de la web y el blog. Es para matarme, pero tengo un cambio de imagen esperando en la recámara ¡desde el verano! Pero es lo que hemos hablado al principio, a veces unos proyectos tienen que dejar paso a otros más prioritarios y los imprevistos se comen mucho tiempo del que puedes tener planificado. Así que me ha tocado ser muy flexible en este tema (más del que me hubiera gustado). No obstante, ya estoy trabajando en la nueva web y espero poder desvelártela muuuy pronto.
  • Blog paradete. Sí, mea culpa total. La causa: La apertura de la tienda. ¡No me imaginaba la cantidad de trabajo que hay detrás! Preparar pedidos, atender emails, planificar compras, buscar nuevas marcas, publicar en redes sociales, hacer fotos, preparar campañas… brrrrrr. Total, que entre unas cosas y otras se me ha ido por completo el tema de las manos. Así que toca reorganizar y ponerse las pilas este próximo año.
  • Comida rica, rica… pero no sana. Aquí se me ha ido un poco la mano todos estos meses. La falta de actividad unido a que he abandonado mi alimentación sana y la he cambiado por una más práctica y «de último momento», ha supuesto que los kilos de más se hayan ido acumulando en mi tripilla, cadera y (gran) culamen. Aquí no tengo excusas, me dejo llevar por lo rico (que no siempre es lo más sano). Pero claro, que los peques comiencen a comer como nosotros y a imitar todo lo que hacemos los mayores me hace darme cuenta que debo controlar y mejorar mi alimentación.

A grandes rasgos, creo que esos han sido mis principales no-logros de los que debo aprender y trabajar por no volver a repetirlos.

Y los tuyos, ¿cuáles son? ¿Te atreves a compartirlos?

MI PALABRA PARA 2017

Este año he decidido elegir tan sólo una palabra. Pensar en más se me hacía más bien complicado y eso de elegir por elegir no va mucho conmigo. Cada vez más estoy adquiriendo la filosofía de centrarme en una sóla cosa/objetivo y cuando la consigo, pasar a la siguiente. Así que si llega un momento en que algo por dentro me dice que puedo pasar a otra palabra, la adoptaré por el camino.

Mientras tanto, mejor de una en una.

Mi palabra para 2017 es una de las que te he hablado en los no-logros y que para mí es la base fundamental de todo lo demás: ORDEN.

Sin orden mi vida es un caos, no me centro, me siento dispersa, mi creatividad no se desarrolla y me cuesta muchísimo esfuerzo concentrarme en llevar a cabo mis objetivos. Así que es fundamental que ponga orden en casa para que el desorden deje de impedirme centrar mi atención en otras opciones.

¿Ya tienes tu palabra o palabras elegidas para el próximo año?

MIS OBJETIVOS PARA 2017

Quiero seguir el hilo de mi palabra para los próximos meses y mi cuerpo y mente me dicen que necesito sencillez. Creo que el año pasado me cargué de demasiados objetivos (teniendo en cuenta que los peques tenían meses). Y este año se suma otro notición: Pasaré a tener familia numerosa en junio.

Así que me he encontrado con la siguiente tesitura: ¿Planifico mis objetivos hasta junio? ¿Cuántos me marco? Y los que me marque, ¿volverán a ser demasiados? He de confesar que me da un poco de pánico lo que pasará a partir de que nazca el nuevo miembro de la familia. Crear una rutina en mi día a día ya está siendo bastante complicado, así que tener que volver a empezar de cero me da miedo, aunque voy a verlo como un nuevo reto que seguro me ayudará a centrarme (aún más) en lo que de verdad importa y por lo que vale la pena dedicar tiempo y esfuerzo.

Después de darle muchas, muchísimas vueltas he decidido fijarme estos dos objetivos:

  1. Encontrarle un sitio a cada cosa. Se acabó el caos. Mi mente necesita mesas y estantes sin cosas, juguetes ordenados y en definitiva, orden, orden y orden. Para ello, volveré a leerme el método Kon Marie (lo cuál me encanta. Será ya la tercera vez) y lo aplicaré por completo (hasta ahora sólo había llegado hasta la parte de la ropa, la primera. Y aunque me he empapado de su filosofía todos estos años no termina de ser suficiente). Voy a reorganizar la despensa y trasteros y montar un cuarto de juegos/estudio para los peques. Me encantan las filosofías Montessori y Waldorf. Ambas implican orden, respeto por la naturaleza y creatividad y es primordial que los papis demos ejemplo para que los peques puedan empaparse de un buen ambiente que les permita desarrollarse por completo.
  2. Sacar mi programa de mentoría personalizado. Éste era uno de mis objetivos para 2016 y lo tengo planteado y empezado, pero otros proyectos me obligaron a dejarlos de lado. Así que mi objetivo es desarrollarlo, terminarlo y comenzar con él antes de que nazca el nuevo miembro.

Ya está. Nada más. Tengo muchíiisimos objetivos en mi lista de ideas y proyectos que están deseando ver la luz, pero con esos dos me voy a dar por satisfecha este año. Primero me centraré en el primero y después en el segundo. Ya no quiero estar con mil temas a la vez.

A la hora de marcarte objetivos recuerda el consejo que siempre te he dado en el blog. Por muchas ganas que tengas de hacer mil cosas (al final ya sabes que no terminas de hacer nunca ninguna), lo importante es centrarte en un máximo de 3 objetivos simultáneos. Coge una libreta, apunta todos esos objetivos y conforme vayas terminando proyectos, acudes allí y eliges el siguiente. Te centras en hacerlo y cuando lo tengas, vas a por otro.

LECTURAS RECOMENDADAS PARA ESTOS DÍAS DE REFLEXIÓN

Te recomiendo estos post antiguos en los que te he hablado de las técnicas que sigo para elegir y planificar mis objetivos:

Y si tienes ganas de aprender en detalle mi técnica para planificar y desglosar tus objetivos y para trasladar luego de manera adecuada y exitosa todos esos pasos a tu agenda, te recomiendo el mini-curso de la agenda charuca (que sirve para cualquier tipo de agenda).

Si tu caso es el contrario, no tienes nada claro qué quieres hacer, te sientes super perdida y tienes ganas de enfocarte y centrarte de una vez por todas en un tipo de vida acorde a tus ideales y pasiones, te recomiendo que le eches un vistazo a mi curso Activa tu Brújula Interior y a estos otros post:

Lo dicho antes, si vas a compartir tu balance en tu blog o quieres compartirlo conmigo y otras multiapasionadas, me encantaría que compartieras tu experiencia en la sección de comentarios.

Aprovecha este período de reflexión de los últimos y primeros días del año para realizar tu balance positivo del año que se va y comenzar el 2017 con ilusión y ganas de cambiar de vida.

¡Con todos mis deseos… FELIZ AÑO 2017!

Cómo hacer una revisión anual positiva del año que termina (y mi repaso de 2016)

Leer Más

Mis Historias, Tienda online, Uncategorized

Hoy es un día muuuy especial en el que tengo dos suuuper noticias que contarte!

La primera, la que más ilusión me hace, y es que ¡es un sueño cumplido! Tras muchos meses de trabajo, hoy tengo el placer de presentarte…

¡La TIENDA ONLINE de Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos!

(ver vídeo)

Trabajar en un entorno que te motive es fundamental para que sentarte a trabajar en tus proyectos se transforme en un momento muy especial del día a día.

Por ello, hace ya meses que quería reunir para ti y el resto de multiapasionadas, herramientas de gestión del tiempo prácticas y a la vez bonitas, especialmente diseñadas para mujeres creativas, como tú, a las que les gustan las cosas bien hechas y de calidad, que saben apreciar los detalles y que luchan por hacer realidad sus sueños.

¿Qué vas a encontrar en la tienda?

  • Una selección de las Agendas y Planners bonitos.
  • Decoración de Agendas: Un montón de elementos decorativos, para que tengas una agenda hiper-preciosa, que te motive, y te ayude además a dar rienda suelta a tus pasiones.
  • Una selección de Papelería Bonita, para que trabajar en tus proyectos sea lo más guay del mundo!
  • Y los Cursos que vaya publicando sobre Gestión del Tiempo.

 

¿Quieres ver todo lo que he preparado para ti?
¡IR A LA TIENDA!

 

Y la segunda noticia… ¡¡SORTEO!!El pasado mes de junio fue el aniversario del blog y, tal y como te prometí, estaba preparando un regalo muy chulo para celebrarlo.Y lo bueno es que, como este año ha sido el segundo aniversario, voy a celebrarlo contigo con dos regalos…

 

¡2 Cheques de 50€ para canjear en productos o cursos de la tienda!

 

¿Qué tienes que hacer para participar?

  1. Darle a me gusta en la publicación del sorteo en Facebook (aquí) o instagram (@evagias).
  2. Compartir la publicación del sorteo con todos tus amigos, usando el hasthag #sorteopapeleriabonita.
  3. Escribir un comentario contando cuáles son tus 2 productos favoritos de la tienda.

¡Así de sencillo!

 

Un cheque irá para todas las que participéis en Facebook y otro para las que participéis en instagram. Si participas en las dos redes sociales, ¡doble posibilidad de que te toque!

 

¿Vives fuera de España? La tienda nace con la filosofía de transformar tu oficina en un lugar bonito, útil, femenino y motivador, ¡estés dónde estés! Así que si vives fuera de España, ¡también puedes participar en el sorteo!

 

El plazo para participar es hasta el viernes que viene, 5 de agosto a las 23.59h. Las ganadoras, serán publicadas en Facebook, instagram y también te lo contaré en la newsletter del día 9 de agosto.Espero que estés disfrutando un montón del verano y que estés aprovechando para poner en orden tus ideas y disfrutar de todas tus pasiones.¡Mucha suerte si participas en el sorteo!

 

Te espero en la tienda online de agendas y papeleria más requetebonita de Internet.

 

¡Ya está aquí la TIENDA ONLINE!

Leer Más

Mis Historias, Tienda online, Uncategorized

Hoy es un día muuuy especial en el que tengo dos suuuper noticias que contarte!

La primera, la que más ilusión me hace, y es que ¡es un sueño cumplido! Tras muchos meses de trabajo, hoy tengo el placer de presentarte…

¡La TIENDA ONLINE de Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos!

(ver vídeo)

Trabajar en un entorno que te motive es fundamental para que sentarte a trabajar en tus proyectos se transforme en un momento muy especial del día a día.

Por ello, hace ya meses que quería reunir para ti y el resto de multiapasionadas, herramientas de gestión del tiempo prácticas y a la vez bonitas, especialmente diseñadas para mujeres creativas, como tú, a las que les gustan las cosas bien hechas y de calidad, que saben apreciar los detalles y que luchan por hacer realidad sus sueños.

¿Qué vas a encontrar en la tienda?

  • Una selección de las Agendas y Planners bonitos.
  • Decoración de Agendas: Un montón de elementos decorativos, para que tengas una agenda hiper-preciosa, que te motive, y te ayude además a dar rienda suelta a tus pasiones.
  • Una selección de Papelería Bonita, para que trabajar en tus proyectos sea lo más guay del mundo!
  • Y los Cursos que vaya publicando sobre Gestión del Tiempo.

 

¿Quieres ver todo lo que he preparado para ti?
¡IR A LA TIENDA!

 

Y la segunda noticia… ¡¡SORTEO!!El pasado mes de junio fue el aniversario del blog y, tal y como te prometí, estaba preparando un regalo muy chulo para celebrarlo.Y lo bueno es que, como este año ha sido el segundo aniversario, voy a celebrarlo contigo con dos regalos…

 

¡2 Cheques de 50€ para canjear en productos o cursos de la tienda!

 

¿Qué tienes que hacer para participar?

  1. Darle a me gusta en la publicación del sorteo en Facebook (aquí) o instagram (@evagias).
  2. Compartir la publicación del sorteo con todos tus amigos, usando el hasthag #sorteopapeleriabonita.
  3. Escribir un comentario contando cuáles son tus 2 productos favoritos de la tienda.

¡Así de sencillo!

 

Un cheque irá para todas las que participéis en Facebook y otro para las que participéis en instagram. Si participas en las dos redes sociales, ¡doble posibilidad de que te toque!

 

¿Vives fuera de España? La tienda nace con la filosofía de transformar tu oficina en un lugar bonito, útil, femenino y motivador, ¡estés dónde estés! Así que si vives fuera de España, ¡también puedes participar en el sorteo!

 

El plazo para participar es hasta el viernes que viene, 5 de agosto a las 23.59h. Las ganadoras, serán publicadas en Facebook, instagram y también te lo contaré en la newsletter del día 9 de agosto.Espero que estés disfrutando un montón del verano y que estés aprovechando para poner en orden tus ideas y disfrutar de todas tus pasiones.¡Mucha suerte si participas en el sorteo!

 

Te espero en la tienda online de agendas y papeleria más requetebonita de Internet.

 

¡Ya está aquí la TIENDA ONLINE!

Leer Más

Gestión del Tiempo, Mis Historias, Uncategorized

Parece que fue ayer cuando hacía la reflexión de lo que había supuesto el 2014 y el haber descubierto que era una persona MultiApasionada… ¡y resulta que ya ha pasado un año!

Hace algunas semanas que no me veías por el blog. Si acabas de aterrizar o llevas poco tiempo por aquí, se ha debido a un motivo muy especial: he sido mamá. Prometo ir recuperando el ritmo de publicación poco a poco mientras me adapto a esta nueva forma de vida, quizás tarde un tiempo en volver a publicar cada semana pero al menos voy a intentar hacerlo cada quince días. (Si no quieres perderte ningún post, apúntate al newsletter que allí te iré contando todo todito!)

Y aprovechando que tengo a los mellizos dormidos, no podía despedir el año sin hacer una reflexión de lo que ha supuesto este 2015 y qué objetivos quiero marcarme para 2016.

Voy a seguir la misma metodología que el año pasado, la que aprendí de la coach multiapasionada Amparo Millán, y que tanto éxito tuvo: En vez de fijarte en los puntos malos, en lo que no has conseguido este año, ¡haz un listado de todos tus logros!

Hacer esto el año pasado fue algo muy motivante. Darle la vuelta a la tortilla de esta manera hace que acabes el año con una sonrisa en vez de con la sensación de que otro año se te ha escapado de entre las manos. Todo el mundo, incluida tú, consigue grandes y pequeñas cosas a lo largo del año. El problema está en que si sólo te centras en lo negativo, en los objetivos no logrados, te vas con la sensación de no haber triunfado, de no haber avanzado nada en el camino. Seguramente te hayas encontrado con alguna piedra que te haya frenado pero, ¿te has parado a pensar en todas las piedras que has saltado y superado? ¿O en todos los pequeños pasos que has dado para estar más cerca de tus sueños? La mayoría de las veces no y es por eso que deberías hacer este ejercicio. Y ya no sólo te recomiendo que lo hagas una vez al año, sino cada trimestre (¡o incluso cada mes!).

LISTA DE LO QUE SÍ HE CONSEGUIDO EN 2015

  • ¡Ser madre! Quizás pueda parecerte una tontería o algo muy normal, pero después de llevar tantos años intentándolo, haberlo conseguido es casi un sueño para mí. ¡Y encima por partida doble! Qué más puedo pedir… Para mí, el gran logro de este año ha sido sin duda éste. Si también conoces lo que es llevar años luchando por ser madre, te diré que no pierdas la esperanza. Nunca, nunca la pierdas.
  • Establecer una rutina durante el embarazo: Pasar de tener un horario marcado debido al trabajo a encontrarte con las 24 horas del día libre puede suponer un fracaso absoluto si no estableces una rutina. Me costó un poco las dos primeras semanas, necesitaba descansar mental y físicamente, pero conseguí marcar un horario de trabajo, hacer cosas y disfrutar de momentos para mí. Y lo conseguí sin casi esfuerzo debido a que ya había llevado una rutina los meses anteriores. Si alguien hace un par de años, cuando mi vida era un auténtico caos, me hubiera hablado de que iba a conseguir esto no le hubiera creído. Si tu vida actualmente es un desorden absoluto, ¡ya ves que se puede conseguir! (y si yo lo he hecho, tú también). ¿Cómo lo he conseguido? Pues gracias a las bases que aprendí en el Reto Zen to Done.
  • He aprendido a deshacerme de las cosas sin dolor (¡¡yuhuuuu!!). Todo gracias al Método KonMari.
  • He conseguido mantener la casa limpia y, más o menos, organizada durante los últimos meses del embarazo (¡¡triple yuhuuuuu!!).
  • He dado forma a la nueva Agenda MultiApasionada y he fabricado fundas de anillas al estilo de las de Kikki, con diseños propios y de manera totalmente artesanal. ¡Mi sueño desde hace dos años!
  • ¡He escrito mi primer libro! = «Tu Cuaderno de Viaje«
  • Estoy aprendiendo a delegar. Cosa que para mí era impensable debido a lo perfeccionista que siempre he sido (y sigo siendo).
  • Ligado a lo anterior, estoy aprendiendo a sobrellevar ese perfeccionismo y a sacar adelante las cosas sin (auto)bloquearme continuamente.
  • He conocido a un montón de MultiApasionadas y he aprendido de sus logros y sus tropiezos.
  • Estoy aprendiendo a pedir ayuda cuando la necesito, sin sentirme culpable por creer que así soy menos independiente.
  • He retomado una amistad perdida.
  • He conseguido establecer un sitio para las cosas que he decidido que se queden en mi vida. Y lo más importante, mantengo ese orden que he establecido.
  • No he dejado de avanzar en mis objetivos a corto, medio y largo plazo.
  • He conseguido decir que no a muchas cosas, meditando si realmente era algo que me iba a hacer feliz o no.
  • He aprendido a dejar pasar al menos una noche (y a reflexionar con la almohada más días si hace falta) antes de tomar alguna decisión.
  • He dicho adiós a la multi-tarea y he aprendido a centrarme en lo que estoy haciendo sin distracciones (¡¡yuhuuu!!. Esto se merece un aplauso, ¿no crees?)
  • He desayunado de manera sana prácticamente todo el año.
  • He andado por la naturaleza al menos una hora diaria, todos los días de 2015 (¡hasta que no pude más por el embarazo!).
  • Madrugar ha dejado de ser un suplicio. ¡Casi diría que me he vuelto adicta a levantarme temprano!

¡Te toca!

LOS FALLOS NO-LOGROS: PORQUÉ Y CÓMO EVITARLOS

Ahora, al igual que el año pasado, llega el turno de los no-logros, su causa y cómo evitarlos. El objetivo es aprender de los errores, ver qué metas no has conseguido, meditar la causa y, lo más importante, analizar las posibles soluciones a esas pequeñas (o grandes) piedras que te has encontrado por el camino.

De esta manera aprenderás dos cosas:

  1. Sabrás cómo afrontar esos inconvenientes en el futuro (lo que te ayudará a no volver a cometer el mismo error de nuevo).
  2. Y encontrarás la solución al parón que hiciste con esos objetivos, por lo que puedes volver a retomarlos y llevarlos a cabo en 2016.
MIS FALLOS NO-LOGROS DE 2015
  • Continúo con el no-logro del año pasado de no comprar todos los libros y cursos que se me pongan por delante (lee este post si también eres una curso-adicta como yo). He conseguido mi objetivo con respecto a los cursos y, siguiendo la base del Método KonMari, sólo me he apuntado a aquellos que sabía que me iban a hacer feliz (y después de haberlo meditado varios días con la almohada). En contra, he seguido picando en lo que respecta a comprar libros. He bajado un poco la compra compulsiva siguiendo el mismo método que para los cursos (que me haga feliz + meditar con la almohada) pero siendo sincera todavía me queda mucho camino por recorrer antes de conseguir mi objetivo. Creo que en momentos de bajón o estrés de algún tipo, comprar libros sobre mis pasiones me relaja. Aunque es una solución temporal, en el fondo sé que no es la vía de solucionar el problema. Tengo que seguir trabajando en ello en 2016.
  • Otro no-logro que se repite es el de no terminar los libros y cursos que he ido comprando a lo largo de los últimos años. He de reconocer que sí que he conseguido terminar un curso este año, el de videostory de Hello!Creatividad (al segundo intento, pero ¡lo conseguí!). El motivo, el que seguro tendréis muchas multiapasionadas: el «aburrimiento» que llega cuando tenemos a mitad el curso. O mejor dicho, cuando desaparece de un día para otro la chispa y la emoción con la que compramos ese curso o libro. Es una sensación como de: «vale, ahora que me siento tranquila porque ya lo he comprado puedo dejarlo para más adelante porque ha surgido otra cosa más emocionante que me llama terriblemente más la atención» (¿te suena el síndrome del objeto brillante?)… pues eso… A seguir trabajando en ello se ha dicho.
  • Un no-logro de este año ha sido no haber trabajado mi lado creativo. El motivo ha sido el gran bloqueo que he tenido durante el primer semestre de 2015. Así que ahora que siento que ya no estoy bloqueada, me he marcado retomar el tema como objetivo para este 2016.
  • No puedo olvidarme del no-logro de ahorrar que había conseguido muy, pero que muy bien durante todo el año hasta que nacieron los peques. El no salir de casa y el no poder escaparme a comprar a ningún lado cuando necesito algo, hace que haya pasado a comprarlo todo por internet. Inevitablemente, pasar más tiempo mirando tiendas y blogs para informarme sobre qué comprar, hace que se me antojen muchas cosas que no habría «necesitado» si hubiera podido ir en persona a comprar. Y pongo «necesitado» entre comillas porque tengo serias dudas de que realmente todo haya venido de una necesidad y no de una compra impulsiva (bueno, no tengo dudas. Sé perfectamente que se debe a esto último).
  • La organización… Éste es un medio-logro. He conseguido aplicar el método KonMari con la ropa (abandoné a mitad del proceso en el primer intento y lo conseguí en un segundo, meses más tarde), pero ahí me quedé. Aunque me falta aplicarlo al 100% de las partes que nombra el libro (papeles, libros, recuerdos, objetos varios,…), sí que he logrado deshacerme de muchísimas cosas en el proceso de poner la casa a punto para la llegada de los bebés. Me hubiera gustado lograr tener todas las habitaciones 100% ordenadas. Lo conseguí en un 70% diría yo, aunque al final muchas cosas fueron a parar a «la habitación de los trastos» o a cajones lejos de miradas indiscretas. Una solución rápida que equivale a barrer el salón y meter el polvo debajo de la alfombra, pero no puedo quejarme. Este 2016 toca conseguir poner orden en el 30% restante y terminar de aplicar el método KonMari. ¿El motivo de no haberlo logrado en 2015? Como no, el aburrimiento que llega a mitad del proceso. Voy a trabajar este año por encontrar alguna vía de motivación para no dejar las cosas a mitad.
  • Y por último, el no-logro de seguir teniendo la sensación de tener que encontrar la aprobación de los demás. He mejorado mucho en este aspecto desde 2014, cuando empecé a ganar confianza en mi misma, pero de vez en cuando asoma un resquicio de inseguridad que me hace pasar malos ratos. Toca seguir trabajando en este aspecto algún tiempo más.

Como ves, la mayor parte de mis no-logros se deben a los abandonos a mitad (o a comienzos) del camino y de cualquier aventura que he comenzado este año. Está totalmente relacionado con nuestra naturaleza MultiApasionada, seguro que ya sabes de qué hablo. Pero como te comentaba al principio, hay que darle la vuelta a la tortilla, ver el camino realizado (¡aunque sea pequeño, algo es algo!) y, sobre todo, no tirar la toalla. Qué no lo consigues a la primera, no te preocupes. Puedes volver a intentarlo una segunda, tercera o las veces que haga falta. Lo importante es levantarte cuando te caigas y seguir adelante. Sin mirar atrás, con la vista siempre centrada en tus metas.

LOS OBJETIVOS PARA 2016

Después de analizar estos puntos y un montón más de este año que se va (y que puedes encontrar en Tu Cuaderno de Viaje), ha llegado del momento de transformarme en «mi nuevo yo», más creativa, más segura y dispuesta a luchar por mis sueños.

El año pasado te enseñé cómo debías redactar tus objetivos para conseguir mentalizarte de que vas a conseguirlos, cueste lo que cueste. Porque no es lo mismo un «ojalá lograse ser más creativa» a «voy a trabajar mi creatividad haciendo esto, esto y esto otro». Es muy importante fijar los objetivos de la manera correcta:

  1. Primordial, la manera de redactarlos. Lo que te comentaba antes y que te expliqué con varios ejemplos el año pasado (puedes verlos aquí).
  2. Lo segundo más importante, es que sean medibles. Es decir, que sepas cuándo has conseguido alcanzar tu objetivo porque has logrado hacer «x» cosas y/o «x» resultado. Si los redactas de manera relativa y subjetiva, corres el riesgo de creer que no has logrado tu meta al compararte con alguien que va unos cuantos pasos más allá que tú, por ejemplo.
  3. Y lo tercero, y también muy importante, ser concreta a la hora de marcarte objetivos. Olvídate de los mil propósitos que te ponías hasta ahora. Cómo hemos visto muchas veces, TRES es tu número mágico (y máximo). Más de tres equivale a estar centrada (descentrada, diría yo) en demasiadas cosas a la vez. Y si puedes ir haciéndolos de uno en uno, mucho mejor.
¿Qué objetivos me he marcado para este 2016?

En el próximo post te enseño mi plan de acción y todos los pasos que me he marcado para lograr mis objetivos y saber cuándo los he conseguido. Para que te sirva de ayuda en tu plan para 2016.

  1. Trabajar mi creatividad. Para ello voy a centrarme en trabajar la fotografía (hacer cursos pendientes y dedicar un ratito cada semana a practicar) + leer al menos 3 libros relacionados con el tema (y hacer todos los ejercicios que aparezcan en ellos) + dedicar al menos media hora a la semana a escribir.
  2. Ser más organizada. No busco milagros, y menos teniendo a los dos peques que seguro lucharán en mi contra en este aspecto conforme vayan creciendo, así que voy a marcarme un objetivo sin muchas pretensiones. Con organizar todos los papeles, las cosas de papelería, seguir aplicando el método KonMari, encontrarle su sitio a las cosas de los peques y mantener ordenado todo lo que ya tiene su sitio me conformo. También voy a trabajar por encontrar un método que nos ayude a los que nos aburre el tema de la limpieza a estar motivados para no abandonar a mitad.
  3. Lograr un aspecto más profesional. Estoy trabajando en una web para la Agenda MultiApasionada y quiero además terminar de darle forma a su imagen, logo, etc. Trabajaré más las redes sociales. Voy a cambiar el estilo del blog, a sacar más productos de papelería que te ayuden a organizarte en tu día a día multiapasionado. Y voy a preparar un curso relacionado con este tema, para poder trabajar mano a mano contigo el tema del caos, el orden y la creatividad.

LAS 3 PALABRAS QUE VAN A DEFINIR MI 2016

Hace unas semanas te conté lo bien que me había ido la creación de moodboards para mi vida personal y el blog. Me ha ayudado muchísimo a centrarme y darme cuenta de la vida que realmente quiero tener. (Si te perdiste el post, puedes leerlo aquí).

Uno de los primeros pasos es encontrar un tema y unas palabras que definan tu moodboard. Relacionado con el cambio de año, me parece importante elegir las 3 palabras (tres es el número mágico, recuerda) que van a definir tu año. No sólo para que puedas crear tu moodboard del año y futuro a corto-medio-largo plazo. Sino también para no perder el foco en lo verdaderamente importante, el motor que te hará moverte y luchar por tus sueños este 2016.

Mis 3 palabras para 2016 son éstas:

  1. Creatividad
  2. Orden
  3. Aventura

¿Cuáles son las tuyas?

Te invito a que hagas estos ejercicios durante estos primeros días del año y que guardes todo en un lugar que puedas ver todos los días.

¿Has hecho tus listas de lo SÍ conseguido en 2015? ¿Has meditado sobre tus no-logros? ¿Ya has elegido tus objetivos para este nuevo año?

Compártelo con otros multiapasionados en los comentarios y adquiere así un compromiso público para llevarlos a cabo.

¡Te deseo una muy feliz entrada de año!

Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos 2016

***

El post de Repasando el 2015: Lo conseguido, los no-logros y mis Objetivos para 2016 aparece primero en Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos.

Repasando el 2015: Lo conseguido, los no-logros y mis Objetivos para 2016

Leer Más

Gestión del Tiempo, Mis Historias, Uncategorized

Muchas me preguntáis cómo soy capaz de hacer tantas cosas, de dónde saco el tiempo, que a ellas se les escapa de entre las manos sin darse cuenta…

Hoy me gustaría contarte cómo tengo organizada mi rutina diaria y cómo es mi día a día antes de la llegada de los bebés por si te pudiera ser de utilidad. No sé cómo va a cambiar mi vida después de ser madre. Imagino que como todas las que ya lo sois decís: te cambia por completo, así que estoy intentando aprovechar al máximo el tiempo que me queda «para mí» antes de que mi tiempo se convierta en «tiempo para ellos».

ESTABLECER UNA RUTINA DIARIA

Lo primero que quiero contarte es que establecer una rutina diaria no ha sido nada fácil. Las primeras semanas después de que me concedieran la baja fueron bastantes caóticas: sentía que tenía todo el tiempo del mundo y, a la vez. tantas cosas que me gustaría hacer, que iba picando de una cosa a otra, perdida, como un pollo sin cabeza.

Seguro que muchas estáis experimentando esa sensación durante vuestras vacaciones: cuando trabajas, te pegas tanto tiempo pensando en toooodas las cosas que harías si no estuvieras trabajando, que cuando llega el momento estás un poco (o bastante) abrumada sin saber por dónde comenzar. Total, que se pasan los días y para cuando empiezas a organizarte mentalmente, se te han pasado las vacaciones.

El primer paso para evitar esta situación, y conseguir establecer una rutina que te ayude a ir consiguiendo todas esas cosas que quieres hacer, es sentarte, coger papel y boli y ponerte a escribir.

Yo comencé escribiendo todas las cosas que me gustaría hacer durante el período pre-babies: ordenar la casa, terminar de decorar todas las habitaciones que tenía pendientes, diseñar la agenda 2016, escribir y dejar programados todos los post del blog (de aquí a diciembre), retomar las redes sociales, leer post de mis blogs favoritos atrasados, preparar las cosas de los bebés, su cuarto, leer un montón de libros, hacer los cursos pendientes, tener la casa limpia, ir a la piscina, …

No sólo quería preparar todo para la llegada de los bebés sino que además soñaba con terminar todos los objetivos que me había marcado para 2015 (y que llevaba arrastrando desde enero). Todo ello en 3 meses y medio.

Tenía que ser realista y reducir el listado a lo que realmente me iba a dar tiempo a hacer para luego no frustrarme. Si también te pasa, este paso es fundamental. Cómo hemos ido viendo en el Reto Zen to Done la mejor forma de que un MultiApasionado logre conseguir sus objetivos es focalizar y centrarse en un máximo de 3 simultáneos (aunque yo diría, mejor de 1 en 1).

Después de darle muchas vueltas al coco, reduje mi lista de OBJETIVOS antes de la llegada de los bebés a éstos:

  1. Preparar la llegada de los bebés (cuarto + ropa + leer sobre el tema + demás cachibaches).
  2. Diseñar la Agenda 2016.
  3. Escribir y programar los post del blog hasta diciembre.
  4. Mantener la casa limpia.

Con esos cuatro, ya me puedo sentir satisfecha (que no es poco). El tercero estoy haciendo todo lo posible por cumplirlo pero voy a ser flexible ya que mis bebés pueden venir al mundo en cualquier momento a partir del 7º mes (que precisamente cumplo hoy). Así que si me da tiempo bien y si no, pues no pasará nada.

Con esto qué quiero que aprendas: que tienes que ser muy flexible cuando te marques objetivos. Muchas veces surgen pequeños imprevistos en el camino o hay que dar más pasos de los que tenías planificados en un principio, por lo que no hay que obsesionarse con el objetivo final. Si te centras en los pasos que vas dando y, llegado un momento, no puedes avanzar más, mira hacia atrás y sé consciente de todo lo que has recorrido hasta llegar a ese punto. Esa será tu recompensa y lo que te dará fuerzas para seguir cuando toque retomar el camino.

Una vez tienes tus objetivos definidos, toca establecer una rutina diaria. Es la única manera de conseguir ser productiva cuando se tiene tanto tiempo por delante (¡y más aún cuando no se tiene nada de tiempo!). Aquí, lo mismo de antes. También hay que ser flexible: hay veces que conseguirás una rutina productiva a la primera y otras te tocará ir moviendo tareas de franja horaria hasta que se ajuste al mejor ritmo para ti.

MI RUTINA DIARIA

07:20 – 07:30h Suena el despertador y toca levantarse.

07:30 – 08:15h Si conseguido dormir por la noche, aprovecho a dar un paseo con Lúa y el resto de la «manada perruna». Diría que es el mejor momento del día, ese paseo por el campo disfrutando de ver a Lúa jugando con otros perros y compartiendo el tiempo con los dueños del resto de la manada. Me ayuda a despertarme y a activarme y llenarme de energía para el resto del día.

 

Paseo Mañanero

 

08:15 – 09:00h Mi rato para un desayuno sano (y digamos también que es tiempo para mí). En estos minutos aprovecho para descansar del paseo (con el embarazo me canso un montón) y aprovecho para leer el correo, visitar Unroll.me para ver los newsletter del día y, casi siempre, perderme un poco por facebook e instagram.

Me marco una hora límite de descanso: las 9h, ya que si no acabaría media mañana perdida por internet y las redes sociales sin hacer nada. Así que lo intento cumplir a rajatabla.

 

Desayuno

 

09:00 – 09:15h Es el momento de sentarme con mi Agenda MultiApasionada y marcar mis tareas diarias. Siempre un máximo de tres, como recomienda el Reto Zen to Done: las 3 tareas más importantes (MIT’s) que voy a realizar cada día. En una libreta aparte tengo desglosados todos los pasos que necesito para lleva a cabo mis objetivos, así que lo que suelo hacer es coger un paso y trasladarlo a la Agenda cada día. De esa manera me aseguro que todos los días voy haciendo algo para conseguir lo que me he propuesto.

09:15 – 09:30h Si tengo algún correo, intento responderlo lo primero de todo. Es la mejor manera de no ir retrasando y retrasando esta tarea por estar cansada después de hacer esas 3 tareas del día. No siempre lo consigo, ya que si me siento muy productiva aprovecho esa energía para ponerme a hacer cosas lo antes posible.

09:30 – 11:00h Si no, normalmente hacia las 9:30 es cuando me siento por fin a trabajar en mis objetivos diarios. Es el momento de esconder el móvil y ponerlo en modo vibración para que ninguna distracción me tiente a dejar lo que tengo que hacer. Suelo aguantar una hora y media antes de que el cuerpo (y la mente) me pidan un descanso.

11:00 – 11:30h Rato de descanso. Suelo aprovechar para almorzar y echarle un vistazo al móvil. Según el día, aprovecho este rato para hacer alguna tarea del hogar, leer/preparar algún tema para los mellizos o hacer algún recado.

 

Descansando

 

11:30 – 13:00h Desconecto el móvil y vuelta a los objetivos diarios hasta la hora de comer.

13:00 – 13:30h Toca parar para hacer la comida. Si la acabo pronto, aprovecho hasta la hora de comer para seguir haciendo los objetivos marcados para ese día o alguna tarea doméstica.

 

Comida

 

13:30 – 14:30h ¡A comer!

14:30 – 15:30h Otro de los buenos momentos del día: la siesta. Imprescindible por lo poco que duermo últimamente. Si no recargara las pilas este rato, por la tarde no podría hacer nada.

15:30 – 16:45h Vuelta a los objetivos diarios.

17:00 – 19:00h Último bloque de trabajo según el día. Si he acabado todos mis objetivos de ese día, me doy un premio y aprovecho este rato para ir a la piscina. Si me queda algo pendiente, sigo trabajando hasta las 19h.

 

Trabajando

 

A partir de las 19h me obligo a terminar mi jornada de trabajo (es decir, a apagar el portátil) y comenzar a dedicar tiempo para mí y la familia. Desde que estoy más tiempo en casa, una de las primeras decisiones que tome fue que no quería seguir estando hasta las tantas preparando cosas del blog o navegando por internet. Si lo sufres porque tu horario de trabajo no te permite otro rato para conectarte, de verdad te recomiendo que descanses al menos 2-3 días a la semana para no desconectarte del mundo que te rodea.

Un último paseo con Lúa antes de preparar la cena y a descansar hasta el día siguiente.

 

PaseoTarde

 

Los fines de semana se repite todo el proceso hasta la hora de comer, tanto los sábados como los domingos. Aunque los sábados suelo aprovechar para hacer tareas más creativas o manuales y los domingos para tareas del hogar y avanzar en el tema de preparar las cosas de los mellizos. Las tardes son sagradas: es tiempo para estar con los amigos y disfrutar de la familia.

CALCULA EL TIEMPO REAL DEL QUE DISPONES CADA SEMANA

Como ves, tiempo productivo de trabajo suelen ser unas 5 a 7h al día entre semana y 5 horas los fines de semana. Entre 35 y 45 horas semanales. No quiere decir que todas esas horas sean 100% productivas, sino que intento verlo como el tiempo del que dispongo cada semana para sacar adelante mis objetivos.

Cuando estaba trabajando a jornada completa saque el mismo ratio para ver de cuánto tiempo disponía a la semana. Y el resultado fue 1:30h/día entre semana y 5h los sábados y domingos. Esto fue durante el período en qué saqué la Agenda el año pasado. Cómo se me quedaba corto el tiempo entre semana, opté por sacar tiempo de dónde se pudiese y comencé a levantarme a las 6:30. Eso me ayudó a conseguir al menos 1 hora más cada día.

Trabajes o no, te recomiendo que hagas este ejercicio, el de calcular el tiempo real del que dispones a la semana para conseguir tus objetivos. Tendrás que tener en cuenta el tiempo que gastas en trabajar, dormir, comer, hacer las tareas del hogar, ir a comprar, tus inamovibles (tiempo para ti, con la familia, amigos, pareja, …), etc. Sólo así te darás cuenta:

  • Por un lado, lo que puedes ir haciendo cada día realmente.
  • Cómo aprovechar ese rato para ser lo más productiva posible.
  • Por dónde se te está escapando el tiempo.
  • Y de dónde puedes sacar más tiempo para ti y tus proyectos.

Espero que mi rutina diaria y mi experiencia te ayude a poder establecer la tuya y poder sacar ese tiempo de debajo de las piedras que tanto deseas.

Descarga-Gratuita-GUÍA-Organizarse-Trabajar-desde-casa-con-bebe

Mi día a día antes de la llegada de los bebés

Leer Más

Gestión del Tiempo, Mis Historias, Uncategorized

Muchas me preguntáis cómo soy capaz de hacer tantas cosas, de dónde saco el tiempo, que a ellas se les escapa de entre las manos sin darse cuenta…

Hoy me gustaría contarte cómo tengo organizada mi rutina diaria y cómo es mi día a día antes de la llegada de los bebés por si te pudiera ser de utilidad. No sé cómo va a cambiar mi vida después de ser madre. Imagino que como todas las que ya lo sois decís: te cambia por completo, así que estoy intentando aprovechar al máximo el tiempo que me queda «para mí» antes de que mi tiempo se convierta en «tiempo para ellos».

ESTABLECER UNA RUTINA DIARIA

Lo primero que quiero contarte es que establecer una rutina diaria no ha sido nada fácil. Las primeras semanas después de que me concedieran la baja fueron bastantes caóticas: sentía que tenía todo el tiempo del mundo y, a la vez. tantas cosas que me gustaría hacer, que iba picando de una cosa a otra, perdida, como un pollo sin cabeza.

Seguro que muchas estáis experimentando esa sensación durante vuestras vacaciones: cuando trabajas, te pegas tanto tiempo pensando en toooodas las cosas que harías si no estuvieras trabajando, que cuando llega el momento estás un poco (o bastante) abrumada sin saber por dónde comenzar. Total, que se pasan los días y para cuando empiezas a organizarte mentalmente, se te han pasado las vacaciones.

El primer paso para evitar esta situación, y conseguir establecer una rutina que te ayude a ir consiguiendo todas esas cosas que quieres hacer, es sentarte, coger papel y boli y ponerte a escribir.

Yo comencé escribiendo todas las cosas que me gustaría hacer durante el período pre-babies: ordenar la casa, terminar de decorar todas las habitaciones que tenía pendientes, diseñar la agenda 2016, escribir y dejar programados todos los post del blog (de aquí a diciembre), retomar las redes sociales, leer post de mis blogs favoritos atrasados, preparar las cosas de los bebés, su cuarto, leer un montón de libros, hacer los cursos pendientes, tener la casa limpia, ir a la piscina, …

No sólo quería preparar todo para la llegada de los bebés sino que además soñaba con terminar todos los objetivos que me había marcado para 2015 (y que llevaba arrastrando desde enero). Todo ello en 3 meses y medio.

Tenía que ser realista y reducir el listado a lo que realmente me iba a dar tiempo a hacer para luego no frustrarme. Si también te pasa, este paso es fundamental. Cómo hemos ido viendo en el Reto Zen to Done la mejor forma de que un MultiApasionado logre conseguir sus objetivos es focalizar y centrarse en un máximo de 3 simultáneos (aunque yo diría, mejor de 1 en 1).

Después de darle muchas vueltas al coco, reduje mi lista de OBJETIVOS antes de la llegada de los bebés a éstos:

  1. Preparar la llegada de los bebés (cuarto + ropa + leer sobre el tema + demás cachibaches).
  2. Diseñar la Agenda 2016.
  3. Escribir y programar los post del blog hasta diciembre.
  4. Mantener la casa limpia.

Con esos cuatro, ya me puedo sentir satisfecha (que no es poco). El tercero estoy haciendo todo lo posible por cumplirlo pero voy a ser flexible ya que mis bebés pueden venir al mundo en cualquier momento a partir del 7º mes (que precisamente cumplo hoy). Así que si me da tiempo bien y si no, pues no pasará nada.

Con esto qué quiero que aprendas: que tienes que ser muy flexible cuando te marques objetivos. Muchas veces surgen pequeños imprevistos en el camino o hay que dar más pasos de los que tenías planificados en un principio, por lo que no hay que obsesionarse con el objetivo final. Si te centras en los pasos que vas dando y, llegado un momento, no puedes avanzar más, mira hacia atrás y sé consciente de todo lo que has recorrido hasta llegar a ese punto. Esa será tu recompensa y lo que te dará fuerzas para seguir cuando toque retomar el camino.

Una vez tienes tus objetivos definidos, toca establecer una rutina diaria. Es la única manera de conseguir ser productiva cuando se tiene tanto tiempo por delante (¡y más aún cuando no se tiene nada de tiempo!). Aquí, lo mismo de antes. También hay que ser flexible: hay veces que conseguirás una rutina productiva a la primera y otras te tocará ir moviendo tareas de franja horaria hasta que se ajuste al mejor ritmo para ti.

MI RUTINA DIARIA

07:20 – 07:30h Suena el despertador y toca levantarse.

07:30 – 08:15h Si conseguido dormir por la noche, aprovecho a dar un paseo con Lúa y el resto de la «manada perruna». Diría que es el mejor momento del día, ese paseo por el campo disfrutando de ver a Lúa jugando con otros perros y compartiendo el tiempo con los dueños del resto de la manada. Me ayuda a despertarme y a activarme y llenarme de energía para el resto del día.

 

Paseo Mañanero

 

08:15 – 09:00h Mi rato para un desayuno sano (y digamos también que es tiempo para mí). En estos minutos aprovecho para descansar del paseo (con el embarazo me canso un montón) y aprovecho para leer el correo, visitar Unroll.me para ver los newsletter del día y, casi siempre, perderme un poco por facebook e instagram.

Me marco una hora límite de descanso: las 9h, ya que si no acabaría media mañana perdida por internet y las redes sociales sin hacer nada. Así que lo intento cumplir a rajatabla.

 

Desayuno

 

09:00 – 09:15h Es el momento de sentarme con mi Agenda MultiApasionada y marcar mis tareas diarias. Siempre un máximo de tres, como recomienda el Reto Zen to Done: las 3 tareas más importantes (MIT’s) que voy a realizar cada día. En una libreta aparte tengo desglosados todos los pasos que necesito para lleva a cabo mis objetivos, así que lo que suelo hacer es coger un paso y trasladarlo a la Agenda cada día. De esa manera me aseguro que todos los días voy haciendo algo para conseguir lo que me he propuesto.

09:15 – 09:30h Si tengo algún correo, intento responderlo lo primero de todo. Es la mejor manera de no ir retrasando y retrasando esta tarea por estar cansada después de hacer esas 3 tareas del día. No siempre lo consigo, ya que si me siento muy productiva aprovecho esa energía para ponerme a hacer cosas lo antes posible.

09:30 – 11:00h Si no, normalmente hacia las 9:30 es cuando me siento por fin a trabajar en mis objetivos diarios. Es el momento de esconder el móvil y ponerlo en modo vibración para que ninguna distracción me tiente a dejar lo que tengo que hacer. Suelo aguantar una hora y media antes de que el cuerpo (y la mente) me pidan un descanso.

11:00 – 11:30h Rato de descanso. Suelo aprovechar para almorzar y echarle un vistazo al móvil. Según el día, aprovecho este rato para hacer alguna tarea del hogar, leer/preparar algún tema para los mellizos o hacer algún recado.

 

Descansando

 

11:30 – 13:00h Desconecto el móvil y vuelta a los objetivos diarios hasta la hora de comer.

13:00 – 13:30h Toca parar para hacer la comida. Si la acabo pronto, aprovecho hasta la hora de comer para seguir haciendo los objetivos marcados para ese día o alguna tarea doméstica.

 

Comida

 

13:30 – 14:30h ¡A comer!

14:30 – 15:30h Otro de los buenos momentos del día: la siesta. Imprescindible por lo poco que duermo últimamente. Si no recargara las pilas este rato, por la tarde no podría hacer nada.

15:30 – 16:45h Vuelta a los objetivos diarios.

17:00 – 19:00h Último bloque de trabajo según el día. Si he acabado todos mis objetivos de ese día, me doy un premio y aprovecho este rato para ir a la piscina. Si me queda algo pendiente, sigo trabajando hasta las 19h.

 

Trabajando

 

A partir de las 19h me obligo a terminar mi jornada de trabajo (es decir, a apagar el portátil) y comenzar a dedicar tiempo para mí y la familia. Desde que estoy más tiempo en casa, una de las primeras decisiones que tome fue que no quería seguir estando hasta las tantas preparando cosas del blog o navegando por internet. Si lo sufres porque tu horario de trabajo no te permite otro rato para conectarte, de verdad te recomiendo que descanses al menos 2-3 días a la semana para no desconectarte del mundo que te rodea.

Un último paseo con Lúa antes de preparar la cena y a descansar hasta el día siguiente.

 

PaseoTarde

 

Los fines de semana se repite todo el proceso hasta la hora de comer, tanto los sábados como los domingos. Aunque los sábados suelo aprovechar para hacer tareas más creativas o manuales y los domingos para tareas del hogar y avanzar en el tema de preparar las cosas de los mellizos. Las tardes son sagradas: es tiempo para estar con los amigos y disfrutar de la familia.

CALCULA EL TIEMPO REAL DEL QUE DISPONES CADA SEMANA

Como ves, tiempo productivo de trabajo suelen ser unas 5 a 7h al día entre semana y 5 horas los fines de semana. Entre 35 y 45 horas semanales. No quiere decir que todas esas horas sean 100% productivas, sino que intento verlo como el tiempo del que dispongo cada semana para sacar adelante mis objetivos.

Cuando estaba trabajando a jornada completa saque el mismo ratio para ver de cuánto tiempo disponía a la semana. Y el resultado fue 1:30h/día entre semana y 5h los sábados y domingos. Esto fue durante el período en qué saqué la Agenda el año pasado. Cómo se me quedaba corto el tiempo entre semana, opté por sacar tiempo de dónde se pudiese y comencé a levantarme a las 6:30. Eso me ayudó a conseguir al menos 1 hora más cada día.

Trabajes o no, te recomiendo que hagas este ejercicio, el de calcular el tiempo real del que dispones a la semana para conseguir tus objetivos. Tendrás que tener en cuenta el tiempo que gastas en trabajar, dormir, comer, hacer las tareas del hogar, ir a comprar, tus inamovibles (tiempo para ti, con la familia, amigos, pareja, …), etc. Sólo así te darás cuenta:

  • Por un lado, lo que puedes ir haciendo cada día realmente.
  • Cómo aprovechar ese rato para ser lo más productiva posible.
  • Por dónde se te está escapando el tiempo.
  • Y de dónde puedes sacar más tiempo para ti y tus proyectos.

Espero que mi rutina diaria y mi experiencia te ayude a poder establecer la tuya y poder sacar ese tiempo de debajo de las piedras que tanto deseas.

Descarga-Gratuita-GUÍA-Organizarse-Trabajar-desde-casa-con-bebe

Mi día a día antes de la llegada de los bebés

Leer Más