Mis 5 puntos claves que te ayudarán a poner foco a tu vida

Mis 5 puntos claves que te ayudarán a poner foco a tu vida
29/03/2016 Eva Gías

Hace unos años, cuando mi sensación día tras día podía describirse totalmente como “Caos Interior” y mi alrededor estaba gobernado por un “Caos Exterior”, sentía que debía poner foco a mi vida y cambiar el rumbo que estaba llevando hasta entonces.

Hace unos días escribí un post para el blog Partícula Traviesa. Me pidieron que fuera algo relacionado con la creatividad, el tema central del blog, así que me decidí por hablar de la relación entre Caos y Creatividad: ¿Es indispensable que exista caos para que surja la creatividad? Es una de las preguntas que hacía al principio del post (y que puedes leer aquí), justo antes de describir cómo era ese día a día caótico del que te hablaba al principcio.

Desde que escribí ese post llevo días dándole vueltas a cómo ha cambiado mi vida en tan poco tiempo. Bueno, dos años quizás pudiera parecerte bastante tiempo pero después de 30 años viviendo en un continuo desorden y tras más de diez años navegando sin rumbo, relativamente menos de 24 meses me parece un tiempo record para haber llegado al punto donde hoy me encuentro.

Por si no has leído mi historia (puedes hacerlo aquí), te contaré que con la llegada de los 30 comencé a plantearme qué había hecho con mi vida. Para nada me encontraba en el punto en el que quería estar ni era el tipo de vida que siempre me había imaginado que tendría. Fue como un momento de inflexión. La verdad, es que estaba tan feliz hasta que un día, como si me echaran un jarro de agua fría por encima, abrí los ojos, baje de las nubes y puse los pies en el suelo.

La sensación fue horrible y la verdad es que tardé muchos meses en salir de ese pozo oscuro en el que había caído. Me sentía indefensa, insegura. Podía sonreír por fuera pero en mis ojos se había apagado ese brillo que aparece cuando eres feliz. Y es que eso mismo, feliz, no me sentía para nada. Mi alrededor tampoco ayudaba mucho: “Tienes que centrarte”. Esa frase (y sus mil variantes, directas e indirectas), me llovía continuamente. Me pasé meses dándole vueltas a qué me pasaba. ¡No lo entendía! Veía a las personas de mi entorno que tenían tan claro “su propósito” en la vida, que estaban tan cómodas en sus rutinas diarias, que (aparentemente) todo iba bien…

Empecé a acudir a internet en busca de respuestas. Leyese donde leyese, parecía que todo el mundo decía que la única solución era encontrar “Tu Elemento”… ¡Arghh, qué gran error! Hasta me compré el libro de Ken Robison, en el que sólo cuenta historias de personas que tienen muy claro su (único) propósito en la vida. Ahora imagínate qué efecto puede tener eso en alguien que se encuentra totalmente perdido. Si tú también has pasado por esta etapa en algún momento de tu vida seguro que sabes a qué me refiero: Lo que hizo fue hundirme más en la miseria.

Sí. No sólo hizo que me frustrara y bloqueara más porque no era capaz de “encontrar mi elemento”, si no que hizo que perdiera unos valiosos meses de mi vida intentando buscar algo que no existe para las personas multiapasionadas: Estar centrada en una sóla cosa.

[Tweet “MultiApasionada, no pierdas el tiempo buscando un (único) propósito y disfruta de tus pasiones.”]

Yo que siempre me había sentido un bicho raro por ir saltando de pasión en pasión. Era un culo inquieto con mil pajaricos en la cabeza. ¡Pero es que me era imposible acomodarme como las personas que veía a mi alrededor!

  • “Tengo un curro de mierda, pero es lo que hay. Hay que pagar las facturas”
  • “No sé cómo te da tiempo a hacer tantas cosas. Cuando llego a casa, no tengo ganas más que de sentarme a ver la tele y ya…”
  • “Chica, qué ganas tienes de estar haciendo cosas. No sé para qué pierdes el tiempo con eso, si no te va a llevar a ningún lado”
  • “¿Pero no estabas con “esto” la última vez que nos vimos? Cada vez que hablamos me cuentas nuevos proyectos. Me agoto sólo de oírte”

Éstos son algunas joyas que solía oír cuando hablaba con los demás. Así que mi solución, fue dejar de expresar mis sueños y mis ideas por miedo a más “joyitas” como las anteriores (ya tenía bastante con lo que estaba lloviendo internamente como para que alguien externo le echara más leña al fuego).

Por fortuna, llegó el gran día que cambió mi vida:

Ese día en el que descubrí que era una persona MultiApasionada.

Recuerdo que estaba desayunando tan tranquila cuando de pronto aterricé en la página de Puttylike y comencé a leer a otras personas que tenían las mismas inquietudes que las mías. Recuerdo que casi me atraganto con el desayuno y recuerdo que me eché a llorar. No podía parar de llorar.

Recuerdo sobre todo la sensación de paz, tranquilidad y felicidad que me invadió. No estaba sola, había más personas como yo… ¡Si hasta teníamos un nombre! MultiApasionadas

Ha llovido mucho desde ese día. Y fue justo en ese momento cuando vi la luz al final del túnel y cuando mi vida comenzó a cambiar.

[Tweet “¿Qué recuerdas del día que descubriste que eras #MultiApasionada?”]

Después de todos estos meses echo la vista atrás y me doy cuenta que he llegado a un punto en el que me siento centrada. Estoy feliz, tengo claro el rumbo que quiero darle a mi vida, estoy trabajando en conseguir todo lo que me propongo y por fin comienzo a vivir la vida que siempre había querido tener.

Llegar a este punto no ha sido fácil. Han tenido que pasar muchos meses de ensayo y error (¡y los que quedan!). He tenido que decir “adiós” a proyectos y a personas que no encajaban con mi nueva forma de pensar no-culpable y orgullosa de lo que soy. Y como te he contado mil veces a lo largo de los post que he ido escribiendo hasta ahora en el blog: VALE LA PENA

 

MIS 5 PUNTOS CLAVES PARA PONER FOCO A TU VIDA

 

Si tú te encuentras ahora mismo en ese punto de tu vida en el que te sientes totalmente perdida, voy a contarte lo que para mí han sido los cinco puntos claves que me han hecho encontrar el foco que andaba buscando:

 

Pon foco a tu vida. Los 5 puntos claves que me han ayudado

 

1. Poner orden en tu vida.

Tanto interior como exteriormente. Cuando comienzas a aceptarte tal y como eres y a realizar un viaje de autoconocimiento interior, comienzas al mismo tiempo a poner en orden tu caos interior. Y poco a poco (o diría que casi a la vez) el cuerpo y tu mente te piden que comiences a poner en orden en tu espacio exterior.

Si no sabes muy bien por dónde comenzar, yo empezaría creando “tu rincón” en casa. Un espacio ordenado en el que puedas sentarte a pensar en ti, a realizar ese viaje interior sin distracciones de ningún tipo.

[Tweet “Pon foco a tu vida #1: Crea TU RINCÓN en casa, sin distracciones de ningún tipo.”]

 

2. Comenzar a realizar pequeños proyectos.

Empieza eligiendo uno, un pequeño proyecto, sólo uno, y comprométete a llevarlo hasta el final. Puede ser algo como preparar ese rincón propio en casa, apuntarte a esas clases de yoga que llevas tiempo queriendo hacer, comenzar a comer sano, levantarte una hora antes todos los días para disfrutar de un rico desayuno, salir a dar un paseo todas las tardes, probar cada día un camino nuevo para ir o volver del trabajo…

Pequeños objetivos que te obliguen a realizar un pequeño cambio en tu rutina diaria, que te obliguen a salir poco a poco del círculo vicioso (léase, zona de confort), en el que te habías acomodado. Y sin que te des cuenta, el logro de estos pequeños objetivos te hará empezar a sentirte más segura de ti misma y pondrá en marcha la maquinaria que te hará querer seguir haciendo más y más proyectos, y probar más y más cosas nuevas.

[Tweet “Pon foco a tu vida #2: Realiza pequeños proyectos que te obliguen a cambiar tu rutina diaria.”]

 

3. Realizar un viaje interior, aprender quién eres realmente.

Una vez que comiences a abrir las puertas de tu mente que permanecían cerradas (seguramente porque tú misma las habías decidido cerrar: “Ojos que no ven, corazón que no siente”), dará comienzo ese viaje interior que te llevará a comenzar a aceptarte tal y cómo eres y te dará la fuerza necesaria para empezar a enfrentarte a tus miedos y a tus bloqueos. Te ayudará a ver cuáles son tus puntos fuertes, aprenderás a sacarles provecho, a sentirte orgullosa de ellos y empezarás a tener claro qué rumbo quieres darle a tu vida.

[Tweet “Pon foco a tu vida #3: Abre las puertas que habías cerrado y enfréntate a tus miedos.”]

 

4. Sé tú misma.

Es de vital importancia que comiences a expresar lo que realmente piensas y sientes sin importarte si defraudas o no a los demás (realmente a quién te estás defraudando es a ti misma).

Y es de vital importancia que comiences a plantearte qué cosas de las que estás haciendo (o con las que te has comprometido), valen la pena realmente o no.

Tienes que abandonar el pensamiento de que estás atada de por vida a todos los compromisos que has adquirido. Tienes que dejar de decir que sí a todo lo que te propongan, sin darte tiempo a pensar si realmente es algo que está alineado con el tipo de vida que quieres tener o si te puede robar tiempo para dedicárselo a algo que realmente te valga la pena a ti, y sólo a ti.

Por ello no hay que tener miedo a decir que no. A decir que no a proyectos y a decir que no a las personas tóxicas de tu vida, las que sólo minan tu energía y tu autoestima. Hay vida más allá, realmente es lo que tu interior lleva tiempo gritándote en silencio.

[Tweet “Pon foco a tu vida #4: Cuando no expresas lo que piensas y sientes, sólo te defraudas a ti misma.”]

 

5. Rodearse de personas creativas y multiapasionadas.

Va ligado a lo anterior. Si has acabado rodeándote de personas tóxicas (las que te dañan de alguna manera o las del tipo pesimista y acomodadas) necesitas eliminar las del primer tipo (las dañinas) y necesitas introducir urgentemente aire fresco en tu vida.

Y para ello no hay nada mejor que rodearte de personas que tienen las mismas inquietudes que tú, que sufren los mismos bloqueos, que te apoyen, con las que poder hablar abiertamente, sin miedo a ser juzgada y que se conviertan en compañeros de aventuras y de probar nuevas experiencias.

[Tweet “Pon foco a tu vida #5: Elimina las personas tóxicas de tu vida. Rodéade de personas creativas.”]

 

Estos cinco puntos clave son los que me han ayudado los últimos meses a salir del pozo, a dejar de navegar sin rumbo. Los que me han dado la patada en el culo que me hacía falta para ponerme en marcha y comenzar la aventura que estoy disfrutando hoy en día.

Hacer siempre las mismas cosas no te ayudará a eliminar de tu vida esa sensación de navegar sin rumbo. Al igual que intentar justificar tu miedo a salir de tu zona de confort poniendo mil y una excusas.

[Tweet “Deja de justificar tu miedo a salir de tu zona de confort con mil excusas.”]

Si realmente quieres poner foco a tu vida, sólo tú vas a poder hacerlo. No esperes que nadie más lo haga por ti.

Tú decides: ¿Cambias o te quedas dónde estás?

***

Comparte tu experiencia con otras MultiApasionadas en el apartado de comentarios:

¿En qué punto de tu vida te encuentras ahora mismo? ¿Estás perdida o has conseguido poner rumbo a la vida que siempre habías querido tener?

¿Cómo fue el día que descubriste que eras MultiApasionada? ¿Qué estabas haciendo? ¿Qué te pasó por la cabeza y por el corazón?

***

El post de Mis 5 puntos claves que te ayudarán a poner foco a tu vida aparece primero en Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos.

[Tweet “Cómo he conseguido poner foco a mi vida siendo MultiApasionada”]

¿Qué te ha parecido este post?
[Votos: 0 Puntuación: 0]